miércoles, marzo 3, 2021

Los 10 principales retos para la nueva Asamblea Nacional

Marcela Heredia-Hinterlaces|

El próximo 6 de diciembre los venezolanos acudirán a la convocatoria para las elecciones parlamentarias. No se trata de cualquier contienda electoral, sino de decidir los integrantes del que se supone es el principal foro político de la nación, con funciones contraloras sobre el resto de poderes públicos y que, además, en la gestión anterior, el gobierno de estados Unidos se sirvió de varios de sus integrantes para emprender la estrategia de poder dual en su búsqueda de cambio de gobierno para Venezuela.

En tal sentido, y en el contexto de la actual situación económica, social y política que vive el país, la AN que se juramente el próximo 5 de enero de 2021, tendrá en sus manos un rol determinante en el rumbo de la nación durante los años por venir.

Uno

Frenar la especulación y recuperar salarios. La especulación a una semana de las elecciones parlamentarias marcha al galope y la muestra más clara de ello es la estampida del precio del dólar ilegal. Nada nuevo para los venezolanos que durante procesos electorales anteriores, han enfrentado este tipo de manipulaciones del tipo de cambio. La urgente recuperación del salario de los trabajadores entra en estas acciones a tomar por la Asamblea Nacional Venezolana.

Este último punto caldea la discusión política porque la posibilidad de sumar ingresos a las arcas públicas depende de la forma en que se recuperará la producción petrolera, con Venezuela haciendo parte de Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+) . A mayor cantidad de crudo colocado en mercados internacionales, más ingresos fiscales para redistribuir. No sólo hay que echar abajo la permanente cruzada medieval de Estados Unidos para incautar buques petroleros con destino a nuestro país sino que, para reactivar el motor del sector en las condiciones actuales de la industria nacional, hay que sumar inversiones externas y no sólo de China y Rusia.

Abrir el mercado siempre ha sido el reto para economías con su petróleo monopolizado. Debido al bloqueo de Estados Unidos, entre 2014 y 2020 Venezuela experimentó la pérdida del 99 por ciento del volumen de ingreso en divisas, de más de 50 mil millones a alrededor de 400 millones de dólares anuales, de acuerdo con cifras oficiales. Los diputados del Gran Polo Patriótico prometen trabajar en conjunto con el Ejecutivo en la implementación de la Ley Antibloqueo, instrumento jurídico diseñado para la reactivación del aparato productivo en el escenario de guerra económica.

Además, el gobierno nacional propuso ante Naciones Unidas la formación de una Alianza Internacional que permita frenar los delitos de lesa humanidad que comete Estados Unidos en violación de los Derechos Humanos y de la Carta de la ONU.

Dos

Impunidad Cero para quienes pidieron bloqueo de Estados Unidos contra Venezuela. A todas vistas, le llegó el relevo político para Guaidó tras la irrupción de Joe Biden en la Casa Blanca. La afirmación popular que indica que el compromiso que tiene Juan Guaidó es convertir a Venezuela en un protectorado de EEUU para entregarle nuestras riquezas, cosecha descrédito en la base electoral venezolana.

No haberle pagado a los médicos los cien dólares al mes prometidos, no asistir en la crisis a sus compatriotas y robarse Citgo, Monómeros, el oro venezolano, refinerías en República Dominicana y Jamaica, entre otros, lo estrellaron en tiempo récord en la arena política venezolana. Voluntad Popular murió para su universo de votantes consumado por su propia violencia y corrupción. Pero mientras lo hacía, todo el arco de su dirigencia unida a otros políticos venezolanos, en su mayoría radicados fuera del país, se arrodillaron ante Washington quien por medio de la USAID los proveyó de 467 millones de dólares bajo el concepto de «ayuda humanitaria». Del dinero robado, ni una palabra. Tampoco hay prisión ni castigo a los ideólogos, patrocinadores, ejecutores y/o responsables del establecimiento de medidas coercitivas unilaterales contra el pueblo venezolano.

Tres

Levantar producción petrolera en medio del bloqueo que aplica Estados Unidos. En enero de 2020, la producción de crudo disminuyó en 36 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. Se produjeron 733.000 barriles por día, una cifra que se encuentra extremadamente lejos de sus épocas de mayor actividad. Petróleos de Venezuela-PDVSA- llegó a producir tres millones y medio de barriles por día. Dijimos que el gobierno nacional achaca la caída al bloqueo estadounidense contra Venezuela y la magnitud de la decisión a  tomar en este sector no excluye que otorgue participaciones mayoritarias a empresas foráneas.

Por esto, expertos petroleros antichavistas vociferan que el gobierno nacional entregará su soberanía sobre la industria petrolífera y le dará control a corporaciones multinacionales. Las refinerías venezolanas son réplica del esquema de refinación estadounidense, provistas con tecnología de ese país y dependiente de sus proveedores y cambiar matriz de producción requiere inversión.

Rosneft y otras transnacionales que no han sido específicamente alcanzadas por las sanciones, Repsol SA de España y Eni SpA de Italia, entrarían en un plan de inversiones que permitiría reestructurar parte de la deuda de la compañía estatal, Petróleos de Venezuela SA, a cambio de activos, según le dijeron personas con conocimiento del tema a Bloomberg.La misma fuente indica que, de concretarse, la iniciativa enfrentaría grandes obstáculos. Las leyes venezolanas tendrían que modificarse y hay desacuerdo respecto a la manera en cómo financiar las operaciones.

El retorno a la cocina con leña se restriega en el rostro del gobierno nacional y las imágenes de largas colas para abastecer gasolina son temas usados hasta el hartazgo por medios de comunicación internacionales aliados a poderes hegemónicos.

Cuatro

Recuperación de Activos robados al Estado venezolano. Si se lograra recuperar Citgo habría Clap para las familias para 152 años ha dicho Jorge Rodríguez, jefe de campaña del Partido Socialista Unido de Venezuela. Rescatar Citgo, recuperar el oro retenido en Londres y “los miles de millones de dólares secuestrados en EEUU y Europa” serían  las prioridades del Psuv en el caso de ganar las elecciones del 6 de diciembre, según lo dicho por el mandatario Nicolás Maduro, el 8 de septiembre juramentó a sus candidatos a parlamentarios.

Son más de 40.000 millones de dólares robados y entregados al grupo de Juan Guaidó que pertenecen a la refinería CITGO, filial de Petróleos de Venezuela en territorio estadounidense, así como también otros miles de millones de euros que permanecen secuestrados en el mercado financiero internacional, recursos que iban a ser utilizados para sectores prioritarios en el país.

Cinco

Mejorar la calidad de los servicios públicos. La actual coyuntura económica convierte en urgente la necesidad de aumentar eficiencia en la recuperación de infraestructura y servicios públicos en el país. El mal funcionamiento del servicio eléctrico, la reducción de cobertura y baja de calidad de las comunicaciones o la entrega de agua potable son derechos conquistados por los ciudadanos.

La distribución de gas por tubería o bombona se ha convertido en un dolor de cabeza permanente para quien lo necesita. La revisión del acceso a estos bienes y servicios en países con sistemas privatizados (caso Chile- Ecuador- Perú)  nos demuestra que esa tampoco es la opción. En esos países si no se cuenta con el dinero para pagar tarifas dolarizadas, cortan y niegan el acceso y disfrute del servicio, aunque se trate del agua que es un derecho humano.

No basta la cintura política para manejar estos temas sino debatir a fondo por ejemplo, la adjudicación de un precio real y que asegure retorno para invertir, a cada empresa proveedora del servicio. En agosto de este año, el Monitor País Hinterlaces reflejó una encuesta que arrojó que 76% de los venezolanos considera muy importante, importante o algo importante la labor que puede cumplir la Asamblea Nacional que se elegirá el próximo 6 de diciembre para resolver los problemas del país aunque también el 55% opinó que la principal causa de los problemas económicos del país son las políticas económicas del Gobierno y el 42% considera que son las sanciones económicas de Estados Unidos.

Seis

Eliminar la matriz mediática de persecución política a lo interno y externo. Echar abajo las resoluciones tomadas por la Organización de Estados Americanos -OEA- para una supuesta «transición democrática» en Venezuela toman una especial importancia para la nueva Asamblea Nacional. Nunca se presentaron las evidencias que sustentan la declaración mediática del presidente de Colombia, Iván Duque, quien dijo el 20 de agosto de este año que Venezuela busca comprar, a través de Irán, misiles de mediano y largo alcance.

Tampoco hay pruebas de la presunta entrega armas de Rusia y Bielorrusia a grupos armados en la zona de frontera colombo venezolana. Menos aún sorprende en suelo venezolano la decisión del presidente brasileño Jair Bolsonaro de cambiar la Política Nacional de Defensa para mandar a fuerzas militares a “contribuir a la solución de controversias” fuera de Brasil lo que indica que busca unirse a una invasión de EEUU a Venezuela según el canciller ante Naciones Unidas, Samuel Moncada.

Lograr instalar la verdadera versión de los hechos en organismos internacionales como el Grupo de Puebla, Los Brics, la ASEAN, la nueva Unasur, el Alba, y hasta el propio Mercosur daría a los venezolanos otras posibilidades de reinserción en estrados internacionales con posibilidades de financiación necesarias sobre todo porque aún vivimos una pandemia que deja múltiples efectos negativos en la economía global, no sólo en Venezuela.

La base para asumir las decisiones económicas la aporta la eficiencia del manejo de la política. Es el componente clave que acaba con la incertidumbre y permite el retorno de una rueda económica sana.

Siete

Sanear la discusión política  a lo interno. El CNE creó un sistema de elección distinto al establecido en el artículo 186 de la Constitución que denomina “lista de adjudicación nacional”. Se trata de una lista cerrada a través de la cual resultarán electos 48 diputados sin que los electores voten directamente por ellos y sin que cada estado pueda ser representado por estos parlamentarios que son producto de otra ecuación matemática.

En los recursos de amparo y de inconstitucionalidad presentados contra esta normativa se argumenta que “esta modalidad no está prevista en la Constitución y menos aún en las leyes electorales con el agravante que crea un desequilibrio entre los principios de representación proporcional y de personalización del sufragio en franca violación al principio de igualdad, puesto que esta adjudicación aumentaría aún más la representación proporcional”.

PCV y PPT retiran apoyo al Psuv en las parlamentarias | Noticias de Mérida,  Venezueal y el MundoAl mismo tiempo, el Partido Comunista de Venezuela,  Patria para todos PPT y otras organizaciones decidieron separarse del Gran Polo Patriótico y formar una coalición paralela. Desde entonces, denuncian persecución por parte de sectores del chavismo. Mientras los veedores internacionales alistan el cotillón electoral para el 6D esas cuestiones aún no se han zanjado y aportan nubes negras, aunque 14.400 candidatos se postularon para estas elecciones, en las que participarán 107 organizaciones políticas.

Ocho

Desmontar la corrupción. Ha dicho Jorge Rodríguez, en debates previos a las parlamentarias que “si hay una posición por parte de algún sector político dentro de la Asamblea de interpelar algún ministro por algún error que está cometiendo, pues, vamos a arrimar nuestros votos para que así sea, que la Asamblea recupere su función de contraloría”. Ese impulso es vital sobre todo por el desgaste natural que carga el gobierno nacional ante veinte años de gobierno, pero castigar la corrupción también es una acción que debe realizar la oposición venezolana.

Nueve

La transición se da en Estados Unidos mientras Venezuela sale a votar. El subsecretario de la Oficina de Recursos Energéticos (ENR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado de Estados Unidos, Francis R. Fannon, dijo en días pasados que las sanciones continúan porque «el problema de Venezuela es Maduro, no nuestras sanciones, y esto lo hemos dicho alto y claro».

US looks to step up pressure on Iranian oil exports - The NationalFrancis Fannon supervisa la política exterior de EE. UU. sobre energía y seguridad nacional. Luego que el Departamento del Tesoro de EE. UU. bloqueara todas las propiedades y activos de Petróleos de Venezuela PDVSA bajo jurisdicción estadounidense y prohibiera las transacciones de individuos estadounidenses con la empresa, hoy con un panorama social nunca antes visto en Estados Unidos, las elecciones del 6-D se verán diferentes.

Luego de días de espera para conocer los resultados electorales que le dieron el triunfo al presidente electo Joe Biden, se abre la oportunidad de hacer una votación en Venezuela con reglas de juego claras y tiempos de realización fluyendo a buen ritmo, que permitirán mostrar la contracara al sistema electoral estadounidense: se vería la robustez del sistema electoral venezolano.

Diez

La relación bilateral Venezuela- Estados Unidos.  La victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos encendió debates acerca de cómo será su política internacional con Venezuela. El presidente electo de Estados Unidos fue el vicepresidente en la administración de Barack Obama en dos oportunidades. Hacía parte del gobierno en el momento en que se impusieron las primeras sanciones al estado venezolano. Pero ahora desde Washington, expertos indican que podría haber una revisión, principalmente en las sanciones destinadas a los hidrocarburos de Venezuela.

Con el presidente electo Biden en la Casa Blanca, puede que haya un mayor uso de la diplomacia y del multilateralismo, a diferencia de la política de las sanciones que utilizó Donald Trump. Esta vez hay que estar atentos no sólo a la vuelta del proceso de diálogo y negociación sino a la inclusión en esas conversaciones de Rusia y China, dos actores con peso y conocimientos del mapa político venezolano. James Story, flamante embajador de Estados Unidos en este país, dijo:  «La situación de Venezuela es un tema bipartidista en Estados Unidos» y llamó a votar en la consulta fantasma de Juan Guaidó lo que muestra la mano que mece la cuna.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*