Lo que pasa en Europa es para «preocupar a todo el mundo» (¡y lo dice el FMI!)

9

INFORME Q|Los países de la eurozona acordaron reforzar al Fondo Monetario Internacional (FMI) con 150 mil millones de euros para ayudar a las economías más frágiles de la unión. «Logramos recaudar 150 mil millones de euros y estamos en espera de otros 50 mil millones que podrían ser otorgados por otros países», aseguró un diplomático al final de una teleconferencia de ministros.
Reino Unido se desmarcó de la iniciativa para, según lo establecido en la cumbre de la Unión Europea (UE) de este mes, entregar 200 mil millones al FMI, informó la agencia de noticias británica PA tras la teleconferencia.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, logró que dicha aportación no aparezca más en la declaración sobre la teleconferencia, indicó la agencia antes de difundir el documento. Se trata del segundo no de Reino Unido después de que bloqueó la reforma al tratado de la UE.

La UE hizo un llamado al resto del mundo a que contribuya a aumentar la capacidad del FMI, con miras a que disponga de medios con qué ayudar a la eurozona. El Banco Central Europeo (BCE) afirmó que la estabilidad financiera de la unión se encuentra en el mismo peligro que en el momento de la quiebra de Lehman Brothers, en 2008.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo no tener dudas sobre «la fuerza y permanencia» del euro, durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, pero aclaró que el futuro de la moneda no depende del BCE.

A quienes creen que el BCE debe intervenir más comprando deuda de países amenazados, expresó: «Eso lo prohíben los tratados».

La calificadora Fitch evalúa recortar la nota AAA de la deuda del Banco Europeo de Inversiones (BIE). Anunció que colocó la nota «bajo vigilancia», luego de haber puesto el viernes en la misma situación las obligaciones de seis países de la zona: España, Italia, Bélgica, Eslovenia, Chipre e Irlanda.

Una caída de la calificación de España, uno de los mayores accionistas del BIE, con 9.7 por ciento de capital accesible, tendría el impacto más fuerte, señaló Fitch. Las calificadoras Standard and Poor’s y Moody’s degradaron la nota de la región española de Valencia, a causa de sus crecientes dificultades para financiarse, en momentos en que un gran endeudamiento de las regiones autónomas del país sigue inquietando a los mercados.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, afirmó que la crisis europea supone un riesgo para «todas las economías del mundo. Lo que está ocurriendo en economías desarrolladas, particularmente en Europa, es una preocupación para cualquiera en todo el planeta», añadió durante un encuentro con el presidente del Senado nigeriano, David Mark, en su primera visita a un país africano desde que asumió la presidencia del fondo.

En tanto, en Washington se informó que el FMI anunció la aprobación de 2 mil 900 millones de euros para Portugal, lo que constituye la tercera etapa del préstamo de rescate de 28 mil millones aprobado en mayo. «La severidad de la crisis y la dificultad de los europeos para sortear la crisis creará una onda expansiva a todas las economías», dijo Lagarde.

Más presión en 2012: Draghi

Mario Draghi aseveró que la presión del mercado de bonos sobre la zona euro será «muy significativa» en el primer trimestre del año próximo. Recordó que en el primer trimestre de 2012 vencerán cerca de 230 mil millones de euros en bonos bancarios y entre 250 mil y 300 mil millones en bonos de gobiernos, a lo que se agregan más de 200 mil millones en obligaciones garantizadas para el transcurso del año.

En Berlín, el Ministerio de Finanzas comunicó que no es muy probable que el país pague toda su contribución al fondo de rescate permanente de la zona en 2012. Los líderes europeos acordaron la semana pasada adelantar un año el lanzamiento del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) para mediados de 2012, recordó Schaeuble al Rheinische Post. Agregó que el pago de la totalidad de la contribución alemana podría «crear confianza». El Bundesbank corrigió a la baja sus pronósticos de crecimiento para la economía alemana en 2012; el PIB crecería 0.6 por ciento, declaró.

En Pekín, el ex jefe del FMI Dominique Strauss-Kahn regresó a la vida pública al participar en un foro económico, en el cual comparó la zona euro y la moneda única con «una balsa a punto de hundirse». Luego de más de siete meses de conflictos personales, que lo obligaron a abandonar su carrera política, escogió una conferencia sobre economía para recuperar su estatus de especialista en macroeconomía, logrado gracias a su experiencia como máximo responsable del Fondo Monetario Internacional.

«Vemos a los países europeos pasar de un plan (de rescate) a otro, de una cumbre vista como la última oportunidad a otra, sin admitir las pérdidas, sin permitir una reactivación del crecimiento y fracasando en recuperar la confianza», señaló Strauss Kahn.

You might also like