Lavrov y Kerry intentarán avanzar para un acuerdo sobre Siria

39

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, y el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, intentan hoy avanzar en las negociaciones, en busca de un compromiso en torno al plan de supervisión internacional de los arsenales químicos sirios.

PL

Los jefes de la diplomacia de Rusia y Estados Unidos adelantaron ayer al inicio del encuentro bilateral la esperanza en zanjar las discrepancias en torno a Siria.

En particular, Lavrov refrendó la decisión de su país de hallar un compromiso sobre la problemática de las armas químicas sirias, y dijo confiar en que la contraparte norteamericana prefiera el camino pacífico, como alternativa a una acción militar.

Partimos de que una solución del problema con las armas químicas hace innecesario cualquier golpe militar sobre Siria, puntualizó el canciller en las primeras declaraciones a la prensa desde la urbe suiza, una de las sedes principales de Naciones Unidas.

Precisamente, Lavrov anunció a inicios de esta semana la propuesta de someter a control internacional los arsenales sirios, para conjurar los planes de un ataque militar por parte de Estados Unidos y aliados occidentales. El Gobierno de Siria manifestó de inmediato beneplácito con la iniciativa rusa.

Kerry, por su parte, reconoció las discrepancias entre Moscú y Washington respecto a Damasco, y dijo que la labor conjunta ayudará a minimizar la amenaza de las armas químicas y preservar la vida de los civiles.

Una fuente citada por la agencia ITAR-TASS aseguró que la delegación rusa entregó a la contraparte el plan para el traspaso de los arsenales químicos de ese país a control internacional.

Desde Washington, un funcionario del Departamento de Estado consideró el documento sustancioso -por su contenido- y detallado.

De acuerdo con esa información, en caso de aprobarse la propuesta, Siria estaría en condiciones de adherirse a la Convención para la Prohibición de las armas químicas, lo cual daría paso a su destrucción.

Se espera que este viernes Lavrov se reúna también con el enviado especial de la ONU y la Liga Arabe, Lajdar Brahimi, para intercambiar criterios acerca de las posibilidades de convocatoria de la conferencia internacional para la paz en Siria, Ginebra-II.

Con anterioridad, el diplomático argelino celebró un encuentro con Kerry, y manifestó esperanzas en poder retomar el tema de la cita, un propósito en el cual está empeñada Rusia para una salida política al conflicto armado y la apertura de un diálogo nacional.

Al respecto, Lavrov afirmó la víspera que el desarrollo actual de los acontecimientos abre una oportunidad para convocar la segunda cita ginebrina, con el espíritu de la celebrada el 30 de junio de 2012, para trillar el camino a las negociaciones entre el Gobierno y la oposición siria.