Diálogo vs. guerra de micrófonos

18

ven-dialogo-aEl gobierno y la oposición de Venezuela acordaron la madrugada de este lunes bajar el tono a la encendida retórica de los últimos días y comenzar de inmediato las deliberaciones para instalar mesas de trabajo sobre cuatro temas: paz, respeto al estado de derecho y la soberanía; derechos humanos y reconciliación; economía y sociedad, y el establecimiento de un cronograma electoral.

La reunión comenzó la noche del domingo en el museo Alejandro Otero, en esta capital, y concluyó en las primeras horas de este lunes. En la primera cita se firmó el documento en el que se anuncia la instalación de las mesas de trabajo, dijo el representante del Vaticano, Claudio Maria Celli.

Con el propósito de mantener y preservar un ambiente de paz y concordia, el gobierno y la oposición se comprometieron a bajar el tono de agresividad del lenguaje utilizado en el debate político, destaca el texto leído por Celli, acompañado de Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas, facilitadores de las conversaciones. La próxima reunión será el 11 de noviembre.

Jorge Rodíguez, delegado del gobierno, destacó que el inicio del diálogo aleja a Venezuela del camino de la violencia ante el agravamiento de la crisis política y económica.“Se ha emprendido un diálogo franco, sincero, un diálogo constructivo y certero que nos va a permitir avanzar en los temas que son de crucial importancia para el pueblo de Venezuela, los temas económicos, sociales, políticos, soberanía”, dijo durante rueda de prensa la madrugada de este lunes.ven-dialogo-henry-y-zapatero

Agregó: “Está naciendo una posibilidad cierta de que sea la paz la que se imponga, para siempre, sobre la violencia”.

 Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD, mayoría en el Congreso), anunció que en paralelo al diálogo la oposición mantendrá su estrategia contra el gobierno, que combina movilizaciones y la declaratoria de abandono del cargo contra Maduro.

Las acciones de la oposición se intensificaron luego de que el Consejo Nacional Electoral suspendió el proceso para activar un referendo contra Maduro, una semana antes de iniciar la recolección de firmas que avalarían la consulta.

Estados Unidos envió a Venezuela a Thomas Shannon, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, para respaldar el proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición.