Irán presentó plan de seis puntos para resolver crisis en Siria

34

Teherán propone, entre otros aspectos, la conformación de un comité de reconciliación nacional en Siria capaz de alcanzar un consenso entre todas las partes involucradas en el conflicto, que permita, finalmente, establecer un Gobierno de transición.

Telesur

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán presentó este domingo los detalles del anunciado plan de seis puntos, elaborado en Teherán, que pretende resolver la actual crisis en Siria y acabar, de forma inmediata, con la violencia y el terrorismo de grupos armados irregulares que se han cobrado la vida de miles de sirios, desde marzo de 2011.

Un comunicado firmado por el canciller iraní, Ali-Akbar Salehi, reveló cuáles son las propuestas del país persa para resolver, de forma pacífica, el conflicto sirio.

En primer lugar, poner fin a todos los actos violentos y armados, bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “Ambas partes implicadas en el conflicto deben cooperar con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi, a fin de estabilizar la situación”.

El segundo aspecto es enviar ayuda humanitaria al pueblo sirio, tras el fin del conflicto, y “levantar todas las sanciones económicas impuestas contra el país árabe”, allanando así el terreno para el regreso de los sirios desplazados de sus hogares.

El tercer punto es continuar con el diálogo entre el Gobierno y representantes de todos los grupos sirios, “sin considerar sus tendencias políticas ni sociales”. Esto tendría como finalidad formar un comité de reconciliación nacional, capaz de alcanzar un consenso y establecer un Gobierno de transición.

En cuarto lugar, “poner en libertad a todos los sirios detenidos por motivos políticos y llevar a juicio a las personas que han cometido crímenes”.

El quinto punto es acabar con la manipulación mediática que se emplea contra Siria, por lo que es necesario “crear un ambiente seguro para que los medios de comunicación puedan informar sobre la situación en ese país”.

Finalmente, el último aspecto es formar un comité para evaluar los daños causados a las infraestructuras de Siria y determinar sus prioridades de reconstrucción.

El texto de Cancillería precisa que esta iniciativa podrá materializarse “solamente cuando todas las partes mantengan una cooperación constructiva política y popular”.

Teherán es uno de los pocos aliados del Gobierno de Bashar al-Assad en la región de Medio Oriente, y ha manifestado su rechazo a las conspiraciones tejidas contra Damasco, así como también su respaldo a la soberanía del país árabe.

Para el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad, el conflicto sirio se resolverá únicamente a través del diálogo nacional y sin la injerencia de otros Estados.