¿Investigar el fútbol?

22
Eleazar Díaz Rangel – Últimas Noticias
En toda la historia del deporte, nunca hubo un escándalo de corrupción como el que rodea a la FIFA desde el miércoles cuando hubo las primeras denuncias de la Fiscal de EEUU, Loretta Young, y representantes del FBI, y la detención en Zurich de varios dirigentes del fútbol en el mundo. Lo más extraño de este caso es que desde hace años han trascendido hechos graves irregulares, de compras de sedes, de resultados de partidos estelares, millonarios contratos con la TV, etc, sin que los medios se animaran a averiguar. ¿Qué se hace el periodismo investigativo cuando emergen tantos hechos de corrupción en el fútbol? ¿Por qué tanta pasividad en los medios europeos, e incluso de EEUU? ¿Por qué no hay seguimiento a hechos evidentes, que se hicieron públicos? Y llegando a Venezuela, desde hace años se habla de los negocios e enriquecimiento de Rafael Esquivel, suspendido presidente de la FVF, de quien se dice tiene fortunas invertidas en Margarita, cuentas de más de seis cifras en bancos de EEUU, y millones de dólares recibidos por contratos para trasmitir partidos, incluida la Copa América, y dólares hasta para hacer dulce en la construcción del centro estratégico de entrenamiento financiado por la FIFA. ¿Cuándo vieron ustedes resultados de alguna investigación? Y vean ahora a los dirigentes de la FVF, como si no hubiesen sospechado nada nunca de la cloaca que ahora explotó en sus propias narices.No siempre ha sido así. Los periodistas Andrew Jennigs y Vyv Simson, después de una larga investigación, publicaron el libro Los señores de los anillos, siete veces editado, con gran impacto en el mundo del deporte olímpico, pero de poco sirvió para introducir sanciones y correcciones. Entonces Jennigs, que ya había estado preso por sentencia de un juez suizo, insistió y en 1996 publicó Los nuevos señores de los anillos, libro que “confirma que el mito olímpico no es mas que una gran tapadera detrás de la que se oculta un inmenso negocio en el que toman parte las grandes multinacionales de la imagen, del deporte, la industria farmacéutica, y, en última instancia, un selecto y reducido grupo de miembros del COI…” 

Aparentemente, tampoco incidió en cambiar ese antro de corrupción, pero no se puede negar que en esa ocasión, el periodismo investigativo hizo o intentó hacer lo que le correspondía.

No es éste el caso, como hemos escrito. Hasta resultados de partidos se han negociado y conocido, pero que sepa, ni un intento serio por averiguar qué pasó y quienes están involucrados. En un diario español se leyó hace poco: “La trama de corrupción destapada en la FIFA tiene una conexión con los grandes bancos de Wall Street. Ese es precisamente uno de los detalles que llevó al Departamento de Justicia de EEUU, al FBI y a la agencia tributaria estadounidense a actuar contra los directivos del organismo acusados de hacer uso ilícito del sistema financiero para blanquear dinero de los sobornos”. Bancos como JP Morgan Chase, Citigroup y Bank of America, la británica HSBC y la suiza UBS facilitaron esos pagos ilícitos”. Junto a la banca figuran involucradas grandes transnacionales, que ahora empiezan a retirarse. fifa arrestos

Pero esta madeja millonaria, tiene otras aristas como es el interés de EEUU de revisar la escogencia de Rusia y de Qatar como sede de los próximos mundiales, lo que llevó a una respuesta inequívoca del presidente Putin. En fin, que la política está igualmente inserta en este monumental escándalo. 

Y a todas estas, Blatter fue reelecto presidente de la FIFA. ¿Cómo pudo ser posible que votaran por él si no hubiese sido por la “solidaridad” de quienes de alguna manera aparecen como encubridores? Tenían que sospechar muchos de esos votantes que el presidente de la FIFA tenia informes o sospechas de esa cloaca podrida que presidía durante tantos años.

Ese abominable capitulo no pudo cerrarse el viernes con la votación, ni aquí en Venezuela con la declaración de la FVF. ¿Tampoco sus directivos, compañeros de Esquivel, sospecharon nunca nada de cómo se enriquecía ni cómo se administraban los centenares de miles de dólares que les llegaban de la FIFA?