Informe: Estados Unidos y los derechos humanos

100

Xinhua | 

Un informe sobre las violaciones de los derechos humanos por parte de Estados Unidos señala que el país norteamericano ha estado creando un “choque de civilizaciones”, abusando del encarcelamiento y la tortura, y violando la libertad de religión y la dignidad humana.

El documento, titulado “Estados Unidos comete delitos graves de violación de los derechos humanos en el Medio Oriente y más allá”, fue dado a conocer por la Sociedad de Estudios de Derechos Humanos de China.

Sin mostrar respeto por la diversidad de civilizaciones, EE. UU. ha sido hostil a la civilización islámica, ha destruido el patrimonio histórico y cultural del Medio Oriente, ha encarcelado y torturado a musulmanes de forma temeraria y ha violado gravemente los derechos humanos básicos de las personas en el Medio Oriente y otros lugares, apunta el documento.

“Estados Unidos ha difundido la ‘teoría de la amenaza islámica’ por todo el mundo. Ha defendido la superioridad de la civilización occidental y cristiana, despreciado la civilización no occidental y estigmatizado a la civilización islámica etiquetándola como ‘atrasada’, ‘terrorista’ y ‘violenta'”, reza el texto.

Según la misma fuente, usando los atentados del 11-S como excusa, Estados Unidos ha exagerado la “teoría de la amenaza islámica” en el mundo, deliberadamente engañó o incluso incitó a la gente a ser hostil frente al Islam y discriminar a los musulmanes, y provocó un “choque de civilizaciones”, movilizando a la opinión pública e inventando un pretexto para justificar su guerra global contra el terrorismo.

Además, Estados Unidos ha reprimido, insultado y acosado a los países del Medio Oriente, socavando la confianza cultural de las naciones y sus pueblos y destruyendo el orgullo nacional y la confianza propia de dichos pueblos.

El documento menciona que el abuso y la tortura de prisioneros por parte de Estados Unidos socavaron gravemente el derecho de los musulmanes a la dignidad humana. Desde que EE. UU. lanzó su guerra global contra el terrorismo, los escándalos de abuso de prisioneros contra musulmanes se han escuchado todo el tiempo.

Además de las violaciones estadounidenses de la libertad religiosa y la dignidad humana, el informe de la CSHRS también se centra en las violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte de Washington, incluyendo la iniciación de guerras, masacres de civiles y daños al derecho a la vida y la supervivencia, la transformación forzada, las sanciones unilaterales y la violación grave de los derechos de las personas al desarrollo, la vida y la salud.

Cambios de régimen en Medio Oriente

Estados Unidos ha promovido de manera coercitiva los valores estadounidenses en el Medio Oriente, presionando por un cambio de régimen, trasplantando por la fuerza la “democracia estadounidense” e infringiendo la soberanía y los derechos humanos de otros, dice el informe.

Iraquíes protestan contra los ataques liderados por Estados Unidos en Siria, en 2018. (Xinhua/Khalil Dawood)

El documento reza que EE. UU. intenta transformar los países de la región y establecer Gobiernos frágiles y dependientes para servir a su hegemonía global.

El objetivo esencial de Washington es mantener su hegemonía militar, económica y conceptual, “que en consecuencia ha alterado las vías de desarrollo independientes de los países de la región y ha socavado gravemente la soberanía de los países pertinentes en Medio Oriente, así como los derechos de sus pueblos al desarrollo y la salud”, señala el reporte.

Estados Unidos, continúa, ha apoyado durante mucho tiempo la infiltración de organizaciones no gubernamentales y representantes en el Medio Oriente, y ha cambiado repetidamente los caminos de desarrollo de los países del Medio Oriente a través de la “revolución de color”.

El informe dice que la “transformación” forzada por Estados Unidos de Afganistán, Irak, Siria, Libia y muchos otros ha alterado el orden político y destruido la cohesión social y nacional de dichos países.

Sus “exportaciones institucionales” obligadas con un fuerte trasfondo hegemónico han “paralizado los esfuerzos de los países de la región para explorar de forma independiente sus caminos de desarrollo y han causado una serie de consecuencias desastrosas”, de acuerdo con el documento.

Choque de civilizaciones

El informe señala que el país norteamericano ha estado creando un “choque de civilizaciones”, abusando del encarcelamiento y la tortura, y violando la libertad de religión y la dignidad humana.

Sin mostrar respeto por la diversidad de civilizaciones, EE. UU. ha sido hostil a la civilización islámica, ha destruido el patrimonio histórico y cultural del Medio Oriente, ha encarcelado y torturado a musulmanes de forma temeraria y ha violado gravemente los derechos humanos básicos de las personas en el Medio Oriente y otros lugares, apunta el documento.

Iraquíes participan en una protesta en contra del anunciado plan de paz de Estados Unidos para Medio Oriente, en 2020. (Xinhua/Khalil Dawood)

“Estados Unidos ha difundido la ‘teoría de la amenaza islámica’ por todo el mundo. Ha defendido la superioridad de la civilización occidental y cristiana, despreciado la civilización no occidental y estigmatizado a la civilización islámica etiquetándola como ‘atrasada’, ‘terrorista’ y ‘violenta'”, reza el texto.

Según la misma fuente, usando los atentados del 11-S como excusa, Estados Unidos ha exagerado la “teoría de la amenaza islámica” en el mundo, deliberadamente engañó o incluso incitó a la gente a ser hostil frente al Islam y discriminar a los musulmanes, y provocó un “choque de civilizaciones”, movilizando a la opinión pública e inventando un pretexto para justificar su guerra global contra el terrorismo.

Además, Estados Unidos ha reprimido, insultado y acosado a los países del Medio Oriente, socavando la confianza cultural de las naciones y sus pueblos y destruyendo el orgullo nacional y la confianza propia de dichos pueblos.

El documento menciona que el abuso y la tortura de prisioneros por parte de Estados Unidos socavaron gravemente el derecho de los musulmanes a la dignidad humana. Desde que EE. UU. lanzó su guerra global contra el terrorismo, los escándalos de abuso de prisioneros contra musulmanes se han escuchado todo el tiempo.

Además de las violaciones estadounidenses de la libertad religiosa y la dignidad humana, el informe de la CSHRS también se centra en las violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte de Washington, incluyendo la iniciación de guerras, masacres de civiles y daños al derecho a la vida y la supervivencia, la transformación forzada, las sanciones unilaterales y la violación grave de los derechos de las personas al desarrollo, la vida y la salud.