Evo Morales se autoproclamó candidato presidencial para 2025

136

Boris Acosta Reyes

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, de 63 años, confirmó su candidatura para las elecciones presidenciales de 2025 y señaló que lo “obligaron la derecha, el gobierno y el imperio” a tomar esta decisión, por la que va a “batallar”, en medio de la división interna del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

Evo y Arce, otros tiempos

Definitivamente enfrentado a Luis Arce, actual mandatario y quien  fuera ministro de Economía en sus dos gobiernos, Evo anunció que aceptó “el pedido de la militancia”, y presenta su candidatura como un hecho consumado, de cara al congreso nacional del MAS, del 3 al 5 de octubre. El ministro de Obras Públicas,  Édgar Montaño, acusó a Morales de llevar al MAS a “la sepultura” por hacerle caso a personas que mienten y tienen “angurria de poder”.

La pelea interna en el oficialismo tiene como telón de fondo quién finalmente será el candidato por el MAS: ¿Morales o Arce? El presidente, en el poder desde noviembre de 2020, dijo que el tema de su reelección no está en agenda todavía.

El congreso partidario se realizará en el trópico de Cochabamba, uno de sus bastiones políticos que también fue motivo de disputa para el oficialismo. Los aliados de Arce intentaron que ese congreso se realizara en la ciudad de El Alto, cercana a La Paz, y que se renueven los líderes del partido gobernante empezando por el propio Morales.

Pero los dirigentes cercanos a Morales ya advirtieron que en la cita del MAS tratarán que se decida la expulsión de Arce y David Choquehuanca, a quienes califican de “traidores”. Morales gobernó Bolivia entre 2006 y 2019, y casi todo ese tiempo contó con Arce como ministro de Economía. Sin embargo, ambos se distanciaron desde que Arce asumió la jefatura del Poder Ejecutivo, a fines de 2020.

“Me han convencido que voy a ser candidato, me han obligado, claro la gente quiere”, sostuvo Morales en su programa en la radio local Kawsachun Coca. Agregó que hay una campaña “sucia” en su contra, ya que la oposición lo tilda de “narcotraficante”, pero el gobierno del presidente Arce y del vicepresidente Choquehuanca lo señalan como el “rey de la cocaína”, por lo que estas situaciones lo llevan a ser candidato.

Como en otras ocasiones. el expresidente denunció que el gobierno de Arce tiene un plan para desplazarlo del partido “con procesos políticos” y que incluso quieren “eliminarlo” físicamente. “Vamos a enfrentar con la verdad, dignidad y honestidad toda esa agresión que sufrimos en las redes sociales desde el ministerio de la Presidencia”, remarcó.

El sábado la cúpula del MAS,  cercana a Evo, acusó al gobierno de Arce de una supuesta presión al Tribunal Supremo Electoral a través de algunos dirigentes para intentar invalidar el congreso del partido, mientras Choquehuanca llamaba a la unidad y dijo estar cansado de la confrontación y advertía que “de seguir así el pueblo se puede enojar contra la clase política y cuando éste enoja al pueblo, puede estar pateando a perro equivocado”.

Las pugnas en el MAS empezaron a finales de 2022 con criticas a la gestión del gobierno y denuncias de corrupción contra algunos ministros. Otros conflictos tienen que ver con la paralización de las elecciones judiciales o la elección de ejecutivos de dos sectores (evista y arcista) en la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

El exmandatario acusó en los últimos meses a los ministros de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo, y de Justicia, Iván Lima, de liderar acciones políticas en su contra y de tratar de involucrarlo en casos de corrupción.

“No nos vamos a rendir y vamos a estar en esta dura batalla democrática, ahora a construir propuestas, tengo reunión con empresarios, saludo que vengan propuestas, hay que construir la agenda posbicentenario”, sostuvo Morales, quien regresó a Bolivia en 2020 tras un año en el exilio luego de dejar  su cargo en medio de un golpe de estado. Evo había sido elegido por cuarta vez consecutiva, pero la elección concluyó con una oleada de acusaciones por fraude y la dimisión de Morales.

La postulación de Morales es discutida: La Carta Magna indica que el periodo presidencial es de cinco años y que la reelección es por una sola vez de manera continua. Quien se encargará de resolver si Morales puede ser candidato de manera oficial es el Tribunal Constitucional.

*Sociólogo y periodista bolivano, colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)