Guerra Híbrida Contra Irán

152

Pablo Jofré Leal | 

La República Islámica de Irán enfrenta una difícil situación – no será la primera ni será la última – a lo largo de sus 43 años desde el triunfo de la Revolución Islámica y que en estos días han significado movilizaciones, saqueos, destrucción y muerte, como parte de la estrategia de guerra híbrida contra la nación persa.

Las nuevas estrategias de guerra híbrida señalan que las potencias hegemónicas están usando nuevas herramientas, instrumentos de presión que implican esfuerzos en ámbitos diversos con el objetivo de desestabilizar a un país, a un Estado y sus instituciones con un norte definido: polarizar la sociedad. Se ha definido una guerra híbrida como un “conjunto de acciones hostiles” que se lleva a cabo por parte de determinadas potencias contra un rival geopolítico con el objeto de debilitarlo desde adentro. “A diferencia de lo que ocurre en las guerras tradicionales, los métodos que se ponen en práctica en las llamadas guerras híbridas pueden englobar desde un boicot a la economía de la nación enemiga, introducirse en redes cibernéticas o incluso establecer centros culturales sólo para financiar partidos políticos afines a sus intereses” (1).

En el caso de Irán y los hechos ocurridos tras la muerte de la joven Mahsa Amini, agrego otros componentes de esta guerra híbrida. Tal es el caso de las estrategias de manipulación y desinformación, el control de redes sociales, que son parte constitutivas de esta nueva forma de encauzar los intereses d ellos poderes dominantes sobre nuestros pueblos. La Guerra híbrida, para el oficial australiano David J. Kilcullen, asesor del Departamento de Defensa de Estados Unidos y ayudante del general David Petraeus “es la mejor definición para los conflictos modernos, cubriendo una combinación de la guerra irregular, terrorismo y crimen organizado para lograr objetivos políticos” (2).

No creo equivocarme en señalar que los hechos violentos derivados de la muerte de la joven Mahsad Amini, detenida por la policía, conducida a un cuartel policial y posteriormente a un establecimiento hospitalario, por factores que las autoridades iranies están investigando y que por la línea oficial del gobierno detalla que la joven Amini se desplomó en el recinto de detención – cuyas imágenes han sido ampliamente difundidas – y cuyo fallecimiento, con todo lo dramático que significa ha sido utilizado como parte de esa estrategia de guerra híbrida. Previo a cualquier análisis creo necesario entregar toda la solidaridad con el pueblo iraní, con aquellos que se expresan pacíficamente, que no son parte de acciones que conducen a la muerte de compatriotas ni a la destrucción de su país con actos vandálicos, con el asesinato a mansalva generando una línea de caos e intentos de desestabilización digitado por los enemigos de siempre de irán, tanto aquellos internos como externos. Mi solidaridad con la familia de la joven Mahsa Amini y los familiares de aquellos inocentes que han muerto en estas manifestaciones, como aquellos que resguardan la seguridad de la población en cada una de las ciudades que se han visto sacudidas con las manifestaciones asesinados de forma violenta, los que se han visto afectados en sus lugares de trabajo, estudios, en su vida cotidiana.

Dicho esto, es evidente que existe una situación de descontrol por parte de algunos que aprovechando un hecho puntual y claramente doloroso, como es la muerte de la joven Mahsa Amini, en un hecho aún no clarificado, salen a la palestra con reivindicaciones que escapan al hecho puntual y permiten visualizar entonces los intereses que hay detrás. Las autoridades iraníes, desde el primer día, han desestimado los informes de malos tratos, afirmando que no hubo contacto físico entre los agentes de policía y la mujer, quien falleció en el recinto asistencial al cual fue trasladada al desvanecerse en el centro policial al cual fue trasladada al ser detenida por la llamada Policía.

El sólo ánimo de protesta no basta para desatar el caos, la utilización de provocadores es parte de estrategias de golpes suaves, de manejo informativo nacional e internacional, el uso incluso de activistas y militantes de grupos terroristas, que actúan como es el caso de MKO (3), grupos separatistas kurdos como Komala, el apoyo de servicios de inteligencia asociados a los enemigos e Irán, fuerzas extranjeras y de aquellos que cuestionan aspectos culturales y religiosos de Irán, como es el caso del Hiyab. El análisis de hechos violentos en diversas partes del mundo, donde el libreto parece estar escrito en los mismos escritorios muestra que: efectivamente, al inicio de determinada movilización las demandas suelen ser claras, precisas, puntuales sobre un hecho determinado.

En el caso de Irán, la muerte de la joven Mahsa Amini que obligar a investigar y esclarecer todo lo que haya que hacer. Pero…cuando detrás de esas reclamaciones iniciales comienzan un viraje violento, distinto a los objetivos de existencia de claridad, donde las motivaciones van poco a poco encaminándose a la desestabilización al país, en forma correspondiente a los propios mensajes emanados de aquellos que suelen pontificar sobre derechos humanos y pesa sobre ellos violaciones masivas, permanentes y que suelen ser invisibilizadas como es el caso de Estados unidos, la monarquía saudí y la entidad infanticida israelí.

Me han preguntado, desde diversos sitios, en momentos que se desarrolla la investigación, para dar cuenta de los hechos que condujeron a la muerte de la joven Mahsa Amini y determinar las necesarias responsabilidades… ¿Qué paso son necesarios de llevar a cabo? Qué duda cabe que pasos que otorguen la mayor claridad, la más alta transparencia y la determinación de responsabilidades administrativas, toda vez que Mahsa Amini estaba bajo custodia de la policía. Las informaciones e imágenes que han llegado hasta nosotros indican que Amini cae al suelo sin haber tenido contacto físico – los detractores indican que fue golpada, las autoridades sostienen que no y se han presentado videos al respecto (4). Amini fue llevada a un hospital, donde permaneció en coma muriendo posteriormente. Esa situación, a todas luces, requiere ser investigada lo que en modo alguno da pie para los hechos que acontecen posteriormente donde se asesina a policías y agentes del gobierno, incluso a cuchilladas y se llama a conseguir fines que claramente muestran las fuerzas que se encuentran detrás de las movilizaciones que trascendieron el sentido de buscar respuestas ante la muerte de Amini, por el lado de objetivos políticos.

Lo señalado precedentemente se manifiesta en el campo de los medios de información, la guerra mediática. Uno de los elementos de las guerras híbridas, que se presentan hoy en día. Conocemos como actúa la prensa occidental y sobre todo aquella que es enemiga de la revolución islámica, sabemos su manejo del lenguaje verbal, narrativo y de imágenes. La manipulación de la información es parte de su actuar y como el poder conducir hechos que aún se investigan por la senda de sus intereses. Entre ellos generar una situación social que conduzca a disturbios, saqueo, quema de vehículos, ataque a las personas, incluyendo el generar una narrativa favorable a sus ideas contrarias al gobierno iraní y su revolución.

Una muestra evidente de la seriedad con que las autoridades de la nación persa han tomado el esclarecimiento de los hechos que rodena la muerte de Mahsa Amini – lo que en modo alguno señala el detenerse para combatir el caos – son las palabras del presidente del país, Ebrahim Raisi. Este, quien el día del inicio de los incidentes se encontraba en la Cumbre de la Organización de Cooperación de Shangai en Uzbekistán, dio instrucciones muy concretas, al Ministerio del Interior, para investigar el incidente. Igualmente, el primer mandatario habló con la familia de la joven fallecida a la cual expresó sus condolencias mostrando con ello el entendimiento de lo grave del asunto, pero la decisión de respetar el derecho de la sociedad iraní de saber la verdad lo que no avala la acción de grupos extremistas, a los cuales la justicia, la luz o el aclarar los hechos no son parte de sus objetivos.

Igualmente, el presidente de Poder Judicial de Irán, Qolam-Husein Mohseni Eyei, solicitó a todos los órganos judiciales involucrados el “investigar a fondo” trabajo que va en la misma línea del parlamento de la nación persa, que por boca de su presidente, Mohamad Baquer Qalibaf dio a conocer que el cuerpo legislativo va a llevar a cabo su propia investigación, poniendo en la agenda del órgano legislativo como punto principal este incidente que desencadenó movilizaciones pacíficas al inicio, que luego fueron derivando en violentas generando la irrupción de grupos bien organizados y radicales. Situación que tuvo una rección de aquellos que claros en la necesidad de aclarar los hechos no se suman a acciones de destrucción y por cientos de miles salieron a las calles a exigir paz, respeto a los símbolos sagrados del país y la necesidad de castigar a los responsables de las muertes originadas en el marco de las manifestaciones violentas.

En estos momentos asistimos, en el mundo occidental en el cual habito, a la crónica demonización de la República Islámica de Irán. Una de las armas fundamentales que esgrime la triada conformada por Estados Unidos-Sionismo y el wahabismo es la desinformación y la manipulación, con el uso de todo el poder mediático que tienen a nivel mundial y que expresa, en toda su magnitud, las estrategias de manipulación en el ámbito de las comunicaciones y que se utilizan en todo conflicto que tiene como agresores a occidente y los suyos. Medios occidentales como CNN y Fox News de Estados Unidos, BBC, France 24, DW de Alemania. El país de España, incluso medios de países que violan constantemente los derechos humanos de pueblos como el palestino y Yemen, me refiero a Israel y Arabia saudí, se suman entusiastas a la instalación de una narrativa agresiva y virulenta contra Irán con relación a hechos que aún se investigan. Medios, tanto televisivos como gráficos, radiales, digitales y las agencias noticiosas de occidente y sus títeres tratan de imponer una narrativa de demonización.

He sostenido en ocasiones anteriores, que el concepto de comunicación, en tiempos actuales, debería ser definido en función de la preeminencia que de este proceso realizan los poderes hegemónicos y en especial las potencias occidentales, con particularidades muy específicas, en este caso las de manipulación y desinformación. En el caso de esta última, cumple un papel fundamental en el área de desviar las verdaderas intenciones de los grupos de poder a través de dar información intencionadamente manipulada al servicio de fines políticos, ideológicos y económicos (5). Cuestión evidente en el llamado caso Amini.

Los gobiernos europeos y sus sociedades, Estados Unidos y sus aliados no llamaron a salir a la calle cuando se han cometido atentados terroristas contra irán, ya sea en el ataque a su Parlamento o al mausoleo del Imán Jomeini o en la ciudad de Ahvaz – Una acción criminal extremista atribuida a una célula del grupo Al-Ahvaziya, movimiento terrorista apoyado por la monarquía saudí y que reivindicó los asesinatos en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters – Menos aún ha llamado a cesar las acciones terroristas de grupos como MKO, al cual otorga apoyo en todos los ´ámbitos. No condenan el terrorismo de grupos apoyados por países a los cuales venden armas y otorgan impunidad. Muestran así ese doble rasero, esa duplicidad que divide al mundo entre habitantes de primera y segunda categoría. Nuevamente, ese occidente liderado por Washington y sus aliados, a través del uso tendencioso de sus medios de comunicación, concretan una conducta donde la manipulación, la desinformación y la mentira son parte de su política internacional (6), sus nuevas formas de hacer la guerra. Irán, en ese escenario, está decidido a aclarar los hechos que significaron la muerte de Mahsa Amini, pero en modo alguno acceder a la hipocresía y acción de sus enemigos. Y prueba de ello son ahora las masivas movilizaciones en apoyo a un país en paz.

 

Notas:

https://rebelion.org/guerra-hibrida-y-el-ocaso-de-la-contrainsurgencia-el-fin-de-un-ciclo-historico/
https://www.elperiodico.com/es/internacional/20220326/guerra-hibrida-que-es-rusia-ucrania-13435046.
El diario El Mundo, medio de derecha en España y ligado estrechamente a las políticas de Washington y la OTAN presenta en un artículo sobre MKO que este grupo “es conocido por emprender acciones agresivas para desprestigiar a los que le critican en público, incluidos periodistas, analistas y activistas. “Tienen activos miles de bots y cuentas automáticas en Twitter que se infiltran y usurpan”
http://www.aa.com.tr/es/mundo/televisi%C3%B3n-p%C3%BAblica-iran%C3%AD-unas-26-personas-
https://radio.uchile.cl/2022/08/16/ucrania-manipulacion-y-desinformacion-como-armas/
https://radio.uchile.cl/2018/09/26/manipulacion-y-desinformacion-otra-forma-de-terrorismo-contra-iran/

Source Hispantv