Fernando Travieso: Ley de Hidrocarburos fue el detonante del sabotaje petrolero

24

Correo del Orinoco

En el año 2001 el presidente Hugo Chávez planteó la transformación profunda de la industria petrolera mediante la promulgación de la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos. De acuerdo con Fernando Travieso, economista y analista experto en la materia, fue ese paso el que detonó el sabotaje promovido en contra de Pdvsa en el año 2002.

“Esa ley, en conjunto con las Constitución del 99, en sus artículos 302 y 303, no solo garantiza el control del Estado sobre el sector petróleo y gas, sino que además prohíbe la privatización de Pdvsa”, explicó Travieso en conversación con Correo del Orinoco.

De acuerdo con el analista, el ideal del mundo de las transnacionales petroleras es que el sector no se rija por una ley de hidrocarburos, sino por la ley de comercio. En este sentido, la nueva normativa causó “un choque con los intereses de las transnacionales que pasaban escondidas con el rostro de la meritocracia”.VEN SABOTAJE PETROLERO5

Travieso sostuvo que “los empleados, pagados por el Estado venezolano, trabajan para las transnacionales en un choque contra la Revolución Bolivariana”.

Detalló que las empresas foráneas situadas en la Faja del Orinoco se resistían a uno de los cambios más radicales de la nueva legislatura: El incremento en la regalía. “Las transnacionales pasaron de pagar 1% a pagar 30%”, precisó Travieso.

La meritocracia, expuso Travieso, nace por un acuerdo entre el expresidente Carlos Andrés Pérez y las transnacionales. “Son gerentes con amplios conocimientos técnicos en el área administrativa del sector petrolero pero al servicio de las empresas extranjeras”, explicó.

La reprivatización del sector petrolero, sostuvo el economista, era una de las misiones de esa meritocracia. Precisó que el proyecto comenzó a darse a partir de la “apertura petrolera”, en la década de los 90.

Paralización de la industria
El 2 de diciembre del año 2002 la Coordinadora Democrática, la Gente del Petróleo, la CTV, Fedecámaras y varias Organizaciones no Gubernamentales participan en la convocatoria a un “paro cívico nacional”.

No obstante, Travieso sostiene que esta acción “fue la expresión de los intereses transnacionales, con todo su poder, representado por la meritocracia y los partidos de oposición creados en los años 90: Hoy día Primero Justicia y Voluntad Popular”.

El experto petrolero definió la situación como un enfrentamiento claro entre la meritocracia y la decisión del Estado venezolano de revertir el proceso de privatización de la industria, además de aumentar de manera importante la parte que le correspondía por ser dueño del recurso.

“El paro fue el intento de reapropiación por parte de las transnacionales de lo que ellos ya consideraban como suyo. Ellos tenían todo un plan estructurado que iba avanzando paso a paso”, declaró Travieso.

Impacto sobre al economíaVEN SABOTAJE PETROLERO2

Luego de más de 60 días en los que el pueblo padeció -entre otras cosas- largas colas para el abastecimiento de gasolina, indicó Travieso, “el liderazgo del presidente Chávez logra derrotar el paro”.

Sin embargo, el impacto negativo sobre la economía fue histórico. Travieso detalló que las pérdidas fueron calculadas en 20 mil millones de dólares, además del daño causado a los activos de la industria petrolera: “Hasta el día de hoy se sufre de ese sabotaje”.

Campaña

El analista explicó que desde el año 1981 se comenzó a producir más petróleo del que se descubre en exploración. Esto ocasionó una caída de las reservas y desde entonces “las transnacionales han buscado tener el control de todo el sector”.

En este sentido, argumentó, el interés de esos sectores por Pdvsa no quedó en el pasado, junto con el paro del año 2002. Por el contrario, “el control de las reservas sigue en la mira, ese es el elemento central del conflicto”.

Actualmente, precisó el economista, Pdvsa cuenta con 298.350 millones de barriles en reserva, la más grande del mundo. Asimismo, señaló que Petroleum Intelligence Weekly la clasifica como la quinta empresa más sólida del mundo.

Sin embargo, indicó que “hay sectores que parecieran estar al servicio de las transnacionales que se están quedando sin reservas, y entonces han montado una campaña de desprestigio contra la industria venezolana”.

Sostuvo que de esa forma “los partidos de laboratorio creado por las transnacionales” pueden mostrar supuestos argumentos para que el pueblo acepte una privatización de Pdvsa. “Ese sería el mecanismo para la apropiación de nuestras reservas”, sentenció.

La caída del precio

Por otra parte, Travieso respondió sobre el impacto de la caída del precio del petróleo. Consideró que la afectación sobre la industria es pequeña por su alta rentabilidad.

Sin embargo, indicó que a escala de país la consecuencia sí sería un poco mayor, y a que hay una disminución de ingresos. Explicó que eso conlleva a “un asentamiento de la redistribución del ingreso y medidas de orden progresivo”.

Fernando Travieso formó parte del equipo que recuperó las instalaciones del Centro de Refinación Paraguaná (CRP). Recuerda que una de las cosas que más lo impresionó fue el hecho de que las personas que laboraban allí “dejaron trampas que, a la hora de reiniciar las operaciones, lo que ocurriría era una tragedia”.

Comentó que el reinicio de operaciones de una refinería es uno de los procesos más delicados que pueda haber. En ese sentido, lograron dar con un experto en el área de refinación que estaba jubilado y fue él quien se encargó de desmantelar cada una de las trampas.