Fernando Lugo: «El Papa llegará a Paraguay a ver como está su iglesia»

19

Telam

El ex presidente paraguayo Fernando Lugo, un obispo que abandonó los hábitos para entrar en la política, dijo que el papa Francisco llega mañana al país para ver cómo está su Iglesia y renovar la fe de los católicos.

Francisco «señalará lo malo que está el país y anunciará lo mejor que se pueda hacer» con «un tono casi profético», dijo Lugo en Asunción en declaraciones a medios periodísticos difundidas por DPA.

El Papa «busca que el Paraguay tan católico sea menos desigual y más humanista, y eso se evidencia con las visitas que hará al Buen Pastor», una cárcel de mujeres; a la zona periférica y empobrecida de Bañado Norte «y al hospital de niños con cáncer», dijo el ex mandatario y ahora senador.

Lugo afirmó que el argentino Jorge Bergoglio buscará fortalecer la «opción preferencial por los pobres» dentro de la Iglesia, pues es un hombre sencillo, ajeno a lujos y preocupado por los desposeídos.

«Sus gestos suenan mucho más fuerte que sus propias palabras y eso molesta a sectores conservadores que durante muchas décadas han dominado la Iglesia», agregó el ex presidente, quien tras cuatro años de gobierno fue destituido por el Congreso en 2012 en medio de un controvertido proceso político.

Para Lugo, la visita del pontífice tiene dos facetas: la política, como jefe de Estado, y la pastoral, en la que se acercará a sectores que siempre han sido «escandalosamente excluidos» en un Paraguay que es «culturalmente muy conservador».

También dijo que el gobierno de Horacio Cartés y los organizadores de la visita «maquillaron» al país para la visita y programaron actos solo en Asunción y alrededores, a diferencia de lo que ocurrió con Juan Pablo II, quien en 1988 llegó al interior y conversó con los campesinos en sus predios.

Sin embargo, en los tiempos actuales, apuntó Lugo, será imposible que se le oculte al pontífice que está en un país «injusto y con mucha inequidad», en el que presisten graves brechas en las propiedad de la tierra.

Lugo señaló que Bergoglio «siempre demostró un afecto grande por la nación paraguaya» y particularmente por las mujeres, a quienes valora por el papel desempeñado a lo largo de la historia.

«Las paraguayas son las más heroicas y gloriosas de toda América» dijo el jefe de la Iglesia Católica en más de una oportunidad, según resaltó Lugo. «Ellas -dijo-fueron las que levantaron a la nación después de las guerras» de la de la Triple Alianza, en el Siglo XIX, y la del Chaco contra Bolivia, entre 1932 y 1935. Francisco llegará mañana a Paraguay en un momento histórico diferente al que encontró Juan Pablo II cuando aún gobernaba el dictador Alfredo Stroessner, pero con problemas sociales que siguen sin hallar solución en democracia.

En el país casi no se habla de otra cosa y la expectativa por la visita es enorme, al extremo que prácticamente paralizará al país hasta el domingo, cuando Francisco cierre su visita oficial de tres días que comenzó en Ecuador y siguió en Bolivia.