Evo: Los medios hacen negocios desinformando a los pueblos”

13

AILÍN BULLENTINI| En un acto en la argentinaUniversidad de La Plata, el jefe de Estado boliviano Evo Morales se refirió a su experiencia como presidente en relación con los medios y dijo que éstos “estuvieron siempre en manos de empresarios antipatria, anti-Latinoamérica”.bol evo mediosParado sobre una tarima en el medio del escenario, Evo Morales recordó sus tiempos de dirigente sindical en el Trópico de Cochabamba, cuando ya se perfilaba su destino de primer presidente de Bolivia de origen indígena: aquellos días en los que en aquella zona cocalera “sólo había una radio, La Voz del Trópico, pagada por los Estados Unidos”, en la que “estaba prohibido hablar del sindicalismo del trópico, de la hoja de coca, tocar música sobre nuestra identidad” y a través de la cual, dijo Morales, Norteamérica “quería dividir a todas las organizaciones sociales de la zona, enfrentarnos”.

Ese objetivo es, según sostuvo el presidente boliviano, el de todos los medios privados: “Los pueblos somos víctimas de los medios de comunicación en manos de empresarios, somos sometidos por ellos a sus mentiras”, sentenció ayer al mediodía, en un acto organizado por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata para nombrarlo profesor honorario de su flamante cátedra libre Por Una Comunicación Social para la Emancipación de América Latina.

La anécdota inicial, y sobre todo su final, fue la moraleja inaugural de la cátedra, cuyo programa se abrió con la conferencia magistral de Morales: “Decidimos que teníamos que comprar una radio –definió el presidente–. Aportamos cinco bolivianos por afiliado, conseguimos el dinero, pero no nos dieron el permiso. Comenzamos igual, de manera clandestina, y entonces la radio de los Estados Unidos ya no tuvo ninguna audiencia”. Radio Soberanía es hoy una de las tantas que conforman la red de radios comunitarias a lo largo de toda Bolivia y cumple, al igual que el resto, con las funciones que según Morales rigen a todo medio de comunicación: “Educar e informar, pero también decir la verdad y contribuir a la liberación de los pueblos”, concluyó.

Morales se permitió “compartir experiencias” que, como presidente, le tocó vivir con los medios. Recordó campañas mediáticas que en su país sufrieron los mineros, los cocaleros y el Estado; mencionó la difusión de la defensa de la globalización, de la privatización, del libre mercado, “falsa, llena de resentimiento y seca de solidaridad”. “Lo más importante es saber de dónde viene la información o la desinformación”, advirtió.

“Los medios nos decían que el Estado no podía administrar porque son corruptos e incapaces, y los medios convencen con tanta propaganda a la gente y le dicen que hay que privatizar y soportar la privatización de agua, de luz, de gas (…) Nos pedían que seamos los aliados de los Estados Unidos, y nosotros, los pueblos originarios, no podemos aceptar eso; nosotros nos liberamos del imperialismo, hasta expulsamos al embajador y ahora estamos más sólidos política y democráticamente (…) Por supuesto que habrá cooperación entre los pueblos, pero no sometimiento.”

El primer mandatario de Bolivia señaló que en su país “los medios de comunicación estuvieron siempre en manos de empresarios antipatria, anti-Latinoamérica, de empresarios que hacen negocios con la dirigencia política neoliberal desinformando a los pueblos, que son víctimas, somos sometidos por ellos a sus mentiras”.

Por último, mencionó que en Bolivia la falta de libertad de expresión que esas empresas mediáticas denuncian existe, pero de parte de los periodistas y sus patrones: “Creo que para profundizar este modelo debemos independizar los medios de comunicación. Ellos se sujetan de la libertad de expresión, pero eso es lo que sobra por parte del Estado; donde no hay libertad de expresión es entre el periodista y el dueño del periódico, radio o canal. No es que todos los periodistas son malos, sino que muchos de ellos están sometidos a los intereses de los empresarios (…) Es importante formar nuevos compañeros y compañeras que, cuando sean profesionales, digan la verdad”.

You might also like