Estados Unidos quiere dialogar con Irán por el programa nuclear

33

Estados Unidos ha informado este sábado que enviará dos de sus diplomáticos claves en las conversaciones nucleares con Irán a Ginebra para reunirse con los altos cargos del país persa en el encuentro previsto para los días 9 y 10.

Hispantv

La reunión, se lleva a cabo como un intento para discutir los detalles de las disputas que tienen los dos países sobre el programa nuclear de Teherán.

A la cabeza de la delegación estadounidense, estará el subsecretario de Estado de EE.UU, Bill Burns, quien formó parte de los diálogos que acabaron en sellar el acuerdo nuclear provisional del 24 de noviembre entre Irán y el Grupo 5+1.

La subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de EE.UU. y también la alta negociadora de la delegación de este país en los diálogos nucleares con Irán, Wendy Sherman, lo acompañará en un equipo que incluye también a los altos funcionarios de seguridad nacional.

La decisión de EE.UU. para mandar una delegación a Ginebra, según ha informado un alto cargo estadounidense que se ha entrevistado con la agencia noticiera Reuters bajo la condición de anonimato, parece reflejar el deseo de Washington para progresar en las conversaciones.

El alto funcionario, ha añadido que el país norteamericano siempre ha tenido presente que para saber si se puede llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear iraní, tiene que adoptar una postura activa.

«Estamos en un momento crítico», ha agregado el funcionario para luego subrayar que su país como parte de sus colaboraciones activas con otros miembros del Sexteto, confraternizará de forma bilateral con los iraníes si eso puede ayudar a los diálogos nucleares.

Además, ha enfatizado que el objetivo que sigue Washington en las reuniones de la próxima semana, es intercambiar “sinceramente” los puntos de vista con Irán antes de la próxima ronda de diálogos nucleares en Viena.

Una fuente diplomática francesa ha informado a su vez que la reunión de dos días entre Irán y los EE.UU. se está llevando a cabo en armonía con el resto del G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

«Esta reunión se realiza tras consultar con otros cinco países. Hay aspectos específicos relacionados con Estados Unidos como el levantamiento de las sanciones en caso de un acuerdo que éste, necesita discutir con los iraníes», ha destacado el funcionario francés.

En este contexto, Michael Mann, portavoz de la jefa de la Diplomacia europea, Catherine Ashton, ha anunciado que la secretaria general adjunta para Asuntos Políticos de la Unión Europea, Helga Schmid, participará en las conversaciones Teherán-Washington que se están llevando a cabo como parte de los diálogos intensos con Irán.

Un exfuncionario de alto rango de EE.UU. en asuntos de no proliferación, Robert Einhorn, por su parte ha considerado el viaje de Burns como un esfuerzo para asegurar un acuerdo global sobre el programa nuclear de Irán para la fecha prevista del 20 de julio.

Aunque EE.UU. solo es uno de los seis poderes que dialogan con Irán, ha reiterado Einhorn, cualquier acuerdo viable probablemente tendrá que basarse en un acuerdo bilateral entre Washington y Teherán cuyas relaciones han sido cortadas desde la victoria de la Revolución Islámica de Irán en 1979.

Durante varios años, EE.UU. y sus aliados europeos impusieron duras sanciones al país persa bajo las falsas acusaciones de que éste persigue fines militares en sus actividades nucleares.

Tras ver la inutilidad de sus políticas ofensivas, decidieron al fin sentarse a la mesa de diálogos con Irán, pues Irán y el G5+1 reanudaron en el año 2011 sus conversaciones sobre el programa de energía nuclear iraní.

En el marco de estos diálogos lograron un acuerdo nuclear provisional de seis meses en noviembre de 2013, en la ciudad suiza de Ginebra, que entró en vigor el pasado 20 de enero y expira el 20 de julio.

Desde entonces, las contrapartes han celebrado varias rondas de encuentros bilaterales con el fin de crear un clima de confianza y concretar finalmente un acuerdo global antes de que concluya la fecha límite del acuerdo previo de Ginebra.

Irán y el Sexteto tienen previsto seguir sus diálogos nucleares el próximo 16 de junio.