Es el petróleo, estúpido: EEUU y Francia ahora quieren a Venezuela

220

 Álvaro Verzi Rangel

En medio de la crisis de suministro energético y del alza en el precio del petróleo en el mundo, Estados Unidos se vio en la urgencia de negociar con el gobierno de Venezuela, mientras Francia anunciaba que quiere el petróleo de Irán y Venezuela en el mercado. Los precios del petróleo han subido más del 50% en lo que va del año, impulsados por la guerra en Ucrania y las sanciones contra Rusia, lo que ha generado preocupación a nivel global.

El mandatario venezolano Nicolás Maduro ya sostuvo una reunión el 5 de marzo con una delegación del gobierno de Estados Unidos en el Palacio de Miraflores (sede de gobierno) en Caracas, en la que dijo que ambos países acordaron trabajar en una agenda de interés común.Nicolás Maduro informó que Jorge Rodríguez fue el encargado de recibir a la delegación de EEUU en Caracas (REUTERS/Manaure Quintero)

Este es el segundo acercamiento entre Caracas y Washington desde la ruptura de relaciones diplomáticas en enero de 2019, cuando Washington, en su estrategia de derrocamiento por las buenas o las malas del gobierno bolivariano, reconoció como presidente interino de Venezuela al ex diputado Juan Guaidó, y desconoció a Maduro. Pero los planes de derrocamiento del gobierno constitucional no dieron resultado y hoy Washington se ve obligado a negociar con los representantes legales del país.

Hace una semana, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la actualización de la lista de sancionados de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), en la que confirmó la exclusión de Carlos Malpica Flores, ex tesorero de la república (2015). El 17 de mayo, el gobierno de Joe Biden anunció el levantamiento parcial de las sanciones contra Venezuela, y autorizó a empresas petroleras de ese país y de Europa a negociar y reiniciar operaciones en esta nación sudamericana.

Además, el Departamento del Tesoro emitió una licencia limitada para permitir que la empresa petrolera estadunidense Chevron negocie futuras actividades en Venezuela, mientras desde el Castillo de Elmau, Alemania, sede de la reunión del Grupo de los Siete (G7), Francia pidió diversificar fuentes de abastecimiento de crudo en el mercado, incluyendo a Irán y Venezuela, para frenar el alza de precios provocada por la guerra en Ucrania. Ambos países están sometidos a sanciones estadounidenses.

«Necesitamos que los países productores bombeen más de forma excepcional. Quisiéramos que incrementen la producción durante el tiempo que dure el pico de la crisis, sin afectar la meta de la neutralidad en carbono», declaró el presidente galo. Emmanuel Macron.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, saludó el pedido del gobierno del mandatario francés Emmanuel Macron, de reincorporar a Venezuela e Irán en el mercado petrolero para aumentar la oferta y frenar el alza de los precios de los combustibles en el mundo.

Dijo que “Venezuela está lista para recibir a todas las empresas francesas que quieran venir a producir petróleo y gas para el mercado europeo” y los analistas del mercado energético señalaron que Caracas podría ser el socio que Washington necesita para aliviar algunas de sus dificultades actuales”, apunta.

Responsible Statecraft  señaló que Washington debería abandonar la interferencia en los asuntos internos de Caracas y ofrecer un alivio de las sanciones, “un precio fácil de pagar por establecer un intercambio comercial, de petróleo y gas completo y sólido”.James Story: “Estados Unidos reconocerá a Guaidó como presidente hasta el  cese de la usurpación” - Presidencia Venezuela

Sin embargo, Washington plantea que el viraje aparezca formalmente como parte de negociaciones Gobierno-oposición, lo que atenuaría las reticencias de factores internos en EEUU, sobre todo el poderoso lobby cubanoestadounidense.

En esta dirección, James Story,el embajador estadounidense en Venezuela (quien atiende desde Bogotá), se reunió con el autoproclamado presidente Juan Guaidó, apoyado desde la Casa Blanca, durante la visita de la delegación estadounidense, mientras que otro alto diplomático, Roger Carstens entabló conversaciones sobre estadounidenses que están siendo procesados por tribunales venezolanos.

 

*Sociólogo venezolano, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)