El sindicalismo argentino hacia una nueva fractura

14

JUAN GUAHÁN| Dos hechos de la semana profundizaron las diferencias en el seno de la podera central sindical peronista Confederación General del Trabajo. Además le fue quitada la concesión para la explotación ferroviaria a la empresa privada  TBA -rfesponsable de la tragedia de la estación Once-, mientras la economía sigue mostrando algunas aristas que preocupan. Question Latinoamérica

Más allá de las apelaciones a la unidad todo parece indicar que los principales dirigentes de la CGT están recorriendo un camino cuyo destino es la ruptura.  El lunes fue la reunión de los gremios que se oponen a Hugo Moyano. Adelantaron que no participarían en el Comité Central Confederal de la CGT previsto para dos días después. Alegaron que dicho Confederal no fue convocado según las normas estatutarias.Integran este agrupamiento más de 70 gremios y afirman contar con la mayoría suficiente para ganar las elecciones previstas para el 12 de julio. Sin embargo, no dejaron en claro si participarían o no de dicho proceso electoral.

En este sector convergen ex moyanistas (que se abrieron de la CATT –Confederación Argentina del Transporte- encabezados por el taxista Omar Viviani); los “independientes”, amigos del gobierno, (como el metalúrgico Antonio Caló, la construcción de Gerardo Martínez, los estatales de UPCN guiados por Andrés Rodríguez); varias expresiones de “los Gordos” (como el lucifuercista Oscar Lescano, los empleados de comercio de Armando Cavallieri); la cabeza de la “CGT Azul y Blanca” (como el gastronómico Hugo Barrionuevo). Estos últimos proponen que la nueva conducción sea un triunvirato. Los demás aspiran –mayoritariamente- que Antonio Caló sea el próximo Secretario General de la CGT.

El moyanismo reunió al mencionado Confederal. Allí se ratifico la convocatoria para el 12 de julio y pidió que todos participen en dicho proceso electoral. Solicitó a sus contrincantes que allí hagan valer la mayoría que invocan, para alcanzar la unidad que pregonan.

En caso de avanzar hacia rumbos de fractura caben dos advertencias. No será la primera vez que ello acontece y puede ser un problema futuro para el gobierno.

En 1968, durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, teníamos a la CGT de los Argentinos. Ésta, conducida por Raimundo Ongaro, enfrentó al gobierno. La otra CGT, dialoguista, estaba orientada por el metalúrgico Augusto Vandor. Después del golpe de 1976 quedó por un lado la opositora CGT Brasil, conducida por Saúl Ubaldini y por el otro los dialoguistas  de la CGT Azopardo a cuyo cabeza estaba Jorge Triacca.

La última fractura importante se produjo en los finales del gobierno de Carlos Menem. Se dio entre la CGT oficialista conducida por Rodolfo Daer y la opositora, conocida como MTA (Movimiento Trabajadores Argentinos), a cuyo frente estuvo Moyano.

Para el supuesto que se consolidara la fractura, que va despuntando, ello no favorecería al gobierno. Resultaría lógico que Moyano tratara de consolidar su espacio fortaleciendo su política opositora. Esta perspectiva, en medio de las actuales dificultades económicas, sería un nuevo dolor de cabeza para el gobierno.

Ello no hace más que aumentar la incomprensión acerca de las razones que están impulsando al gobierno a esta confrontación con Moyano. El costo de una negociación con Moyano hubiera sido infinitamente menor al de esta confrontación, que busca su desplazamiento. No es un dato menor que, hasta hace unos pocos meses, Moyano estuvo con el gobierno siendo -durante casi 9 años- un puntal sobre el que se apoyaron primero Néstor Kirchner y después Cristina.

La economía en el centro, en una semana corta

Esta fue una semana corta. Al feriado, por la fiesta del 25; hay que agregarle la gripe de la Presidenta; unos extraños artefactos explosivos y la tradicional incapacidad de la oposición para producir hechos importantes. El día martes (recordando aquel Cabildo Abierto de 1810), coincidieron macrismo y centro izquierda -del FAP de Hermes Binner- en reclamos semejantes por la independencia de la justicia, por mayor trasparencia. Este reclamo, que solo pesa en los sectores medios, lo hicieron el macrismo “abrazando” al Palacio de Justicia y los de Binner frente al Cabildo.

Además de este hecho se puede señalar el extraño episodio del “hallazgo” de 3 artefactos explosivos, ninguno explotó. El más significativo “apareció” en el teatro Gran Rex, donde -24 horas después- se presentaba el ex Presidente de Colombia, Álvaro Uribe. Más allá que a éste (informes de organismos norteamericanos) lo vinculan con sectores paramiliares y grupos narco-traficantes de su país, ese hecho no deja de llamar la atención. En el mismo sentido el Juez interviniente, Norberto Oyarbide, habló de un material de alto poder destructivo y la Policía Federal lo desdijo, lo que motivó una airada y confusa queja del juez.

Pero cuando el jueves terminaban los “días hábiles” de la semana se produjo el hecho más importante de estos días. Satisfaciendo un anhelo popular, le fue quitada la concesión -para la explotación ferroviaria- a TBA, la empresa de los hermanos Cirigliano, vinculada a los trágicos sucesos vividos hace tres meses en Plaza Once. “Provisoriamente” esa explotación quedó en manos de las dos empresas (Ferrovías y Metrovías) que ya tienen el manejo –bastante deficiente y costoso para el Estado- de la mayor parte de nuestro sistema ferroviario. Hay una coincidencia generalizada en el sentido que esa provisoriedad debe ser real y culminar este proceso con la estatización de la explotación del sistema. De lo contrario podrían tener razón aquellos que sostienen que se trata del “mismo perro con diferente collar”. El emotivo discurso de la Presidenta en San Carlos de Bariloche, no agregó muchas novedades.

De todas maneras, estos hechos dejaron que el centro de la escena lo ocupara la evolución económica. Allí se destacan: Los sectores económicos que ganaron y perdieron en el primer trimestre; la evolución de la balanza comercial; la inflación; la escapada del dólar paralelo.

Ganadores y perdedores en el primer trimestre
Todos sabemos que el sistema financiero está en el centro de la actual crisis económica y que España está en medio de ese vendaval. Llama la atención que aquí -en nuestro país- como si fuéramos parte de otro planeta, son justamente los bancos (entre éstos los españoles) quienes más ganaron en este primer trimestre. Los 5 principales bancos: Santander Río, BBVA Francés (ambos de capitales españoles, en crisis en su país), Galicia, Macro e Hipotecario, acumularon una ganancia de más de 1.300 millones de pesos. Las tasas aplicadas a los créditos para el consumo son la base de estas siderales ganancias. De todas maneras, el primer lugar de los ganadores individuales lo ocupa Telecom, lo sigue el Santander y completa el podio la siderúrgica Siderar. A la cabeza de los perdedores están las generadoras y transportadoras de electricidad. Llama la atención que se está hablando de una próxima estatización de esos sectores.

EVOLUCIÓN DE LA BALANZA COMERCIAL
El superávit comercial sigue creciendo. Éste, en el mes de abril, fue un 23% mayor que hace un año atrás. Pero, después de 30 meses de crecimiento constante, por primera vez bajaron (6% respecto a abril 2011) las exportaciones. Creció el superávit porque las importaciones se redujeron en un 14%

INFLACIÓN
En este rubro no se han manifestado grandes variantes. Los datos oficiales siguen por debajo del 1% mensual, mientras que los oficiosos y de las provincias superan el 2%. Para evitar esta incompatibilidad entre los guarismos provinciales y los nacionales del INDEC, en algunas provincias se cerrarán las oficinas locales. El gobernador de Mendoza lo acaba de anunciar respecto de estimaciones locales de la inflación.

LA ESCAPADA DEL DÓLAR PARALELO
Algunos “entendidos” sostienen que el dólar paralelo –que opera un volumen muy pequeño pero produce mucho ruido- está buscando su nivel real. Otros, que se atribuyen el mismo carácter de “conocedores”, evalúan que el valor del dólar real no es el que figura en las pizarras oficiales, pero tampoco el que se difunde como valor en el paralelo o ilegal. En realidad –dicen- el dólar real valdría más que el oficial, pero menos que el paralelo. Sea cual fuere la realidad lo cierto es que los valores que se difunden están preocupando al gobierno y en los próximos días habría novedades al respecto.

 

You might also like