El número de muertos en Gaza supera los 1.654

33

Los heridos se elevan a 8.900, en tanto, en la vigésimo sexta jornada de la ofensiva iniciada por Israel contra la infraestructura militar de Hamas en la Franja.


Telam

Ashraf Al Qedra, el portavoz del Ministerio de Sanidad, repitió, una vez más que durante la operación, dos terceras partes de las víctimas son civiles, incluidos niños, mujeres y ancianos.

Según información ofrecida a la prensa, 7 palestinos, 6 de ellos miembros de la misma familia, murieron cuando su casa fue atacada por las fuerzas armadas israelíes en la ciudad de Rafah, duramente castigada desde ayer.

Las operaciones se intensificaron durante la búsqueda del soldado que, según anunció el Ejército israelí, podría haber sido capturado por milicianos en la mañana del viernes por la mañana en la zona, reportó la agencia EFE.

Hamás y su brazo armado, las `Brigadas de Azedím Al Kasam`, negaron estar relacionados con la desaparición o conocer las circunstancias en las que el soldado desapareció.

Los ataques también continuaron al norte del enclave costero, en la ciudad de Yabalia, donde Al Qedra notificó que un hombre de 54 años pereció en el interior de una mezquita bombardeada por aviones israelíes y otras 30 personas resultaron heridas.

Ante el incesante aumento de víctimas y la escasez de recursos de que disponen los servicios médicos, el Ministerio de Sanidad difundió un comunicado en el que solicitó la intervención de organizaciones internacionales en la evacuación de los heridos y muertos.

Recientemente, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, declaró a Gaza como «zona catastrófica» y exigió la urgente entrega y acceso de ayuda humanitaria y médica.

El Ministerio de Sanidad denunció que la situación en la Franja «es desastrosa e insoportable».

Mientras tanto, en El Cairo, el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sissi, afirmó que la iniciativa del alto el fuego propuesta por su país “puede poner fin a la situación” de violencia en la Franja de Gaza, dijo hoy en una rueda de prensa en El Cairo, según consignó la agencia Europa Press.

«La iniciativa puede poner fin a esta situación», insistió Al Sissi.

«Puede abrir las puertas sin obstáculos para alcanzar una tregua y permitir que la ayuda entre y luego debatir todos los otros asuntos. No hay otra alternativa», concluyó.