El discurso del general Padrino López y las claves del proceso bolivariano

36

CHRISTIN FARIAS | El discurso de orden en la Asamblea Nacional para la conmemoración de los 203 años del 5 de julio, Día de la Declaración de la Independencia Nacional de Venezuela, estuvo a cargo del actual Jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, CEOFANB, General Vladimir Padrino López.

Rebelión

not_b275ec0fe805ec6b16a90eb14af706ced7d156e1El contenido del enunciado, las características del enunciador, el lugar y el tiempo de la enunciación, le confieren a este hecho una importancia estratégica fundamental, por cuanto contiene las claves que definen el rumbo histórico del actual proceso revolucionario bolivariano. Sin haberme detenido aún en un análisis más profundo, me atrevo a comentar cinco (5) temas claves que están en este extraordinario discurso. Veamos.

Primero, el tema de la unidad cívico-militar patriótica, popular y revolucionaria. Ésta es hoy, y de manera definitiva, la fórmula histórica-concreta de la nueva composición de la jefatura política estratégica del Estado venezolano. Con esta unidad no solo quedó enterrada definitivamente la vieja fórmula del Pacto de Punto Fijo, sino que se conjura cualquier otra modalidad distinta al legado de Chávez, que se pretenda imponer en forma ilegítima y no constitucional. La consolidación de la unidad cívico-militar, tal como la enunció el General Padrino López, garantiza cuatro cosas fundamentales: una, la continuidad del carácter anti-imperialista de esta revolución; dos, la vigencia y fortaleza del gobierno constitucional, popular y democrático; tres, el desarrollo del Plan de la Patria, que es programa legítimo y constitucional de la revolución; y cuatro, la seguridad de una transición hacia el socialismo en condiciones de democracia, respeto a los derechos humanos, justicia y paz.

Segundo, se despejan las dudas en relación al liderazgo del proceso bolivariano actual. Las confesiones y opiniones del General Padrino López, indican que para la FANB el jefe político-militar de esta revolución es el presidente Nicolás Maduro. Esto es sumamente importante porque, además de legitimarlo, es un aviso de garantía para la unidad nacional y la unidad continental. Ambas, estratégicamente necesarias para enfrentar las arremetidas del imperialismo.

Tercero, están dadas las condiciones necesarias para profundizar la política económica del gobierno en las tres direcciones estratégicas como lo son: mayor desarrollo de la inversión social, eficiencia y eficacia en la administración de los recursos (tanto del gobierno como del Poder Comunal) y la productividad de la estructura económica del país, de las organizaciones populares, de las familias venezolanas y del ciudadano y ciudadana. El éxito en la inversión, la eficacia y la productividad, es el éxito contra la guerra económica. Nuestra transición hacia el socialismo económico, exige bienestar para el pueblo, recuperación de la moral pública sobre la base de la honestidad, la decencia y la dignidad; y desarrollo de la capacidad productiva del país para la autosuficiencia económica.

Cuarto, en el discurso del General Padrino López, la concepción de la unidad cívico-militar le respeta al pueblo y lo apoya en su función participativa y protagónica. Ello significa que el desarrollo del Poder Popular, además de tener su propia dinámica organizativa y posibilidades de desarrollo económico productivo, también cuenta con el componente militar patriótico, anti-imperialista, chavista. Esto, en sí mismo, es un elemento esencial para la transición hacia el socialismo. Le corresponde, entonces, al propio pueblo prepararse, educarse, capacitarse, organizarse para ejercer sus propias formas de poder junto a la FANB.

Quinto, los fundamentos filosóficos e históricos invocados en el discurso del General Padrino López, reafirman la vocación bolivariana, anti-imperialista y continentalista del ejército venezolano y toda la FANB. Esta coherencia y cohesión doctrinaria, histórica y política, junto a todo lo anteriormente dicho, nos coloca en la reafirmación del rol de vanguardia que le corresponde a Venezuela en la lucha de toda Nuestra América por la emancipación y la soberanía integral, que no significa otra cosa sino la derrota definitiva del imperialismo norteamericano.

He allí, por ahora, estos breves comentarios en torno a cinco de las muchas claves contenidas en el discurso del General Vladimir Padrino López, que todos los revolucionarios chavistas, y muy especialmente los críticos de oficio, debemos examinar con detenimiento.

Para finalizar, quiero expresar desde aquí mis felicitaciones y respetos al General Padrino López por ser un digno discípulo de nuestro comandante eterno. Siga adelante, General, que la patria lo premiará. ¡Hasta la victoria siempre!