Díaz Rangel: El nuevo gabinete y los sindicatos/ Stelling: Erre con erre/ JM Rodríguez: Un triángulo imposible

35

El nuevo gabinete y los sindicatos

Eleazar Díaz Rangel-ÚN |

Del origen de este gabinete remozado, no sabemos si fue producto de estudio o examen en la Dirección Nacional del Psuv, o exclusivamente de decisiones personales del presidente Maduro

El presidente Maduro renovó su equipo ministerial, esperado desde hacía días, confirmó en sus cargos a 23 de ellos, designó diez nuevos, siete mujeres incluidas y movió dos enroques. Si uno dedujera que esa veintena han cumplido bien sus funciones, que se desempeñaron adecuadamente en sus cargos, que han satisfecho las expectativas presidenciales, necesariamente tendría que suponer lo contrario de quienes salieron. Pero sería injusto extraer conclusiones como esas. La evaluación que seguramente se ha hecho del rendimiento de cada uno, es desconocida fuera de los cerrados límites de palacio.

De todas las designaciones resalta la de Delcy Rodríguez como vicepreEl cambio de gabinete de Venezuela deja paso al liderazgo femenino en varias de sus carteras. sidenta ejecutiva, la más importante función gubernamental después de la Presidencia de la República. Ha llegado a ese alto nivel gracias a su capacidad y lealtad demostradas en el desempeño de sus anteriores funciones, incluida la conducción de la Asamblea Nacional Constituyente.

Del origen de este gabinete remozado, no sabemos si fue producto de estudio o examen en la Dirección Nacional del Psuv, o exclusivamente de decisiones personales del presidente Maduro. Se sabe que a pesar de la mejoría en las relaciones con sus aliados del Polo Patriótico, que incluso han elevado propuestas de gobierno, no hubo consulta con ninguno de ellos.

Quisiera referirme al nuevo ministro del Trabajo en cuanto el Presidente le encargó como primera función “fortalecer la construcción de un poderoso movimiento sindical”. Puede sorprender a muchos que después de 20 años en el poder, el chavismo carezca de una central de trabajadores fuerte, autónoma, influyente.

El MVR nunca tuvo entre sus cargos directivos un responsable de los sindicatos, y se recordará que la celebración del 1 de mayo en los primeros años los desfiles eran de una extrema pobreza, y cuando se hicieron multitudinarios, la oposición llenó los suyos con clase media y empresarios, no sindicalizados, por supuesto, y el chavismo con sectores populares y gente de los barrios, pero apenas sindicalizados. Es decir, que durante varios años parece que no fue motivo de preocupación en la dirigencia del partido, y Venezuela seguía siendo uno de los países con menos porcentajes de sindicalizados.

Después hubo varios esfuerzos por organizar a los trabajadores, pero nunca tuvieron una militancia activa, con una estructura de apoyo a la política gubernamental, pero con autonomía, hasta que finalmente se estructuró la actual Central. Pero ¿ustedes han visto alguna actividad o declaración suya sobre cualquier problema que afecta a los sindicatos? ¿Por ejemplo, dijeron algo cuando el Ministerio Público denunciaba la corrupción en Pdvsa? Cada vez que opina, lo hace después que el gobierno se ha pronunciado.

Dudo que el mejor camino para estructurar ese movimiento sindical, como lo quiere el Presidente, sea a través del Ministerio del Trabajo. ¿Qué puede salir de esa acción, que no sea un movimiento sindical dependiente del gobierno, sin ninguna autonomía? Podrá ser muy numeroso, pero no poderoso. Es como pretender construir un movimiento estudiantil universitario desde el Ministerio de Educación Superior. En este caso, es función de la JPSUV y del propio partido, pero tampoco de instancias gubernamentales.

-En la Dirección Nacional del PSUV estudian la posibilidad de solicitar las convocatorias de referendo cuando los diputados de la Asamblea Nacional cumplan la mitad de su periodo, y que iniciativa similar examinan aplicar a numerosos concejales, de los 81 ayuntamientos que la derecha controla.

-No han trascendido los efectos que pudieron tener las proposiciones de Elías Jaua con motivo del IV Congreso del PSUV que incluyen un “Plan para un proceso de democratización de la democracia interna” basado en la práctica de debates, la crítica y la auto-crítica y en “ la elección directa, universal y secreta de los órganos de dirección”. ¿Tendrán derecho a votar los millones hace poco inscritos, muchos de ellos sin conciencia socialista? ¿Se les puede llamar militantes o son simples afiliados, simpatizantes o partidarios?

-Tampoco se conocen las opiniones o reacciones del presidente Maduro y los ministros de la Economía, del documento que varios economistas, incluidos algunos del BCV, y no economistas, difundieron e hicieron llegar al Presidente y miembros del gabinete. Como le escuchamos a varios, hay propuestas sensatas (otras, no tanto) que deberían comenzar a aplicarse.

-Mientras en Miraflores no terminan de decidir el aumento del precio de la gasolina, que todo el mundo está pidiendo pues desde hace años se está regalando, el litro de aceite para carros sigue aumentando: ya está en los 10 millones! Pero los directivos de Pdvsa siguen sin decir una sola palabra de ese abuso.

-No hay que confiarse en lo ocurrido en la OEA cuando se quiso suspender a Venezuela. Tengan la seguridad de que EEUU no desmayará en sus esfuerzos por ganarse la mayoría necesaria.

-Un sorpresivo censo entre tarjeta-habientes del carnet de la Patria levantaron el domingo efectivos de los cuatro componentes de la Fuerza Armada. Sorprendió que una tarea como esa, propia de partidos u organizaciones civiles, para determinar las aplicaciones y ventajas de ese carnet, se utilizaran militares activos.

-A la asamblea de petroleros siguió una del sindicato del ramo. Allí escuché denunciar cómo “la estructura de la gestión de la industria está dominada por la jerarquía burocrática”, y demandaron una gestión directa. Más importante, dijeron que el 30% del presupuesto se destina a la producción, y el 70% a la exploración, restauración de nuevos pozos, y que tales porcentajes debían invertirse. Así, garantizan un aumento de 300 mil barriles diarios en el segundo semestre de 2018. ¿Alguien los escuchó?

Erre con erre

Maryclen Stelling|

El 2008, de la mano de Hugo Chávez, se convirtió en el año de las tres R. La evaluación que el Presidente realiza del referendo constitucional del 2-D de 2007, se extiende a una descarnada revisión del “proceso” y de la gestión de Gobierno en general.

Revisión, rectificación, reimpulso. “Vamos a armarnos en el alma con esas tres “R”. Revisión y Rectificación, un proceso permanente, dialéctico…y Reimpulso revolucionario del Gobierno, programas, planes, en todos los niveles y los espacios.

Y así, en el país del eterno renacer y resurgir, arranca a nivel discursivo un debate que, a juicio de algunos, marcaría el presente y el futuro de Venezuela. En 2013, el Presidente Maduro anuncia el relanzamiento de las “Tres R” de la Revolución Bolivariana para el período constitucional 2013-2019.

Más que ”armarnos en el alma”, se nos ha hecho natural el uso y abuso coyuntural de la erre: rescatar, reiniciar, restaurar, renacer, retomar, relanzar, reanudar, recuperar, refrescar, renovar, relanzar, reimpulsar, recuperar, recobrar, reponer, reparar, restablecer, restituir, recomponer, reinstaurar, rehabilitar, refrescar.

Una convulsiva gestión convive con espasmódicos intentos de regeneración organizacional. Suerte de método de ensayo y error, que, desde la ciudadanía se percibe, como un eterno retornar, un andar sin rumbo o destino fijo, en resumen, una conducción errática.

Extraviados en la erre debemos luchar por una gestión estable y permanente.

Un triángulo imposible

José Manuel Rodriguez|

Apartando las pocas empresas sintonizadas con cierta racionalidad social, lo que priva en nuestra actual economía son tres expresiones no productivas de empresas capitalistas: las atávicamente rapaces, las estatales descontroladas y las de la informalidad aprovechada. En las primeras, siempre parasitarias y ahora beneficiarias de la inflación, pagan de mala gana a sus obreros, un sueldo mínimo (a junio del 2018) que, incluyendo bono vacacional, utilidades, cestaticket y prestaciones, llega a 34.683.188 Bs. anuales. De esta manera la familia obrera venezolana, con dos adultos trabajando, gana 69.336.376 Bs.

Las empresas estatales, incluida ahora PDVSA, o están cerradas o van palo abajo. En este escenario los únicos que producen, aunque esquilmados por los distribuidores, son los pequeños productores agrícolas. Y también funcionan los bonos de compensación que otorga el Estado. Estimo en 36 millones anuales estos aportes a la familia obrera, con lo cual su ingreso sube a 105 millones de bolívares. Y como también recibe las cajas del CLAP, cuyo valor en el mercado especulativo es, en este momento, de 8 millones, generando un subsidio virtual de 96 millones anuales, esta familia alcanza un total de 200 millones de bolívares, casi tres veces su salario.

Es bueno señalar que un profesor universitario con el escalafón más alto, gana alrededor de 170 millones anuales. Si su pareja fuera gerente medio en una empresa privada, el grupo familiar llegaría entonces a los 480 millones de ingresos anuales. En tanto no reciba las bonificaciones y subsidios anteriores, su mercado para este mes de junio, se acercará a la cuarta parte de su ingreso anual. Y seguirá abultándose.

Imagen relacionadaPero veamos el caso del trabajo informal (obviando el bachaquerismo o cualquier otra actividad delincuencial). Un albañil, electricista o jardinero, trabajando por la libre, está ganando un promedio de 4 millones diarios por esas tareas. Imaginando que logra sólo hacerlo 15 días por mes, en un año serían 720 millones. Si bien está fuera del régimen del salario, recibe los bonos mencionados y el CLAP. Llegando, con los ingresos de su pareja, a los 855 millones de bolívares, ingresos que van al ritmo de la inflación.

Pues bien, a pesar de toda esta irracionalidad y las tímidas propuestas de impulsar “la otra economía”, el gobierno parece convencido que, en vez de construir una forma diferente de producción, hay que acordar un ménage à trois que funcione. Si esta inflación de 100% mensual continúa hasta llegar al 400.000% a final de año, nos pasará lo del cuento de aquel rey de Suecia que, contrató a un noble de su corte para ayudarle en las tareas amatorias con su esposa y terminó el caballero montando a los dos.