Día 213: el Kremlin promete una “rápida decisión” tras referendos en el Donbás

100

Comandancia Operativa Sur del Ejército de Ucrania: “Odesa fue atacada de nuevo por drones suicidas del enemigo”. “El enemigo golpeó tres veces el edificio de la administración en el centro de la ciudad”, precisó en un comunicado de Facebook, donde se informó que uno de los drones fue derribado por la fuerza aérea ucraniana y que no hubo víctimas.

Autoridades locales informaron de dos muertos y varios heridos en un hotel de Jersón donde se alojaban periodistas y otros civiles. El hotel fue atacado el domingo por fuerzas ucranianas con misiles. Autoridades calificaron el ataque como acto de terrorismo.

Según autoridades ucranianas, fueron exhumados 436 cadáveres enterrados en un bosque cerca de la ciudad de Izium, retomada por Kiev, y 30 de ellos tenían “señales de tortura”, denunciaron dirigentes regionales.”Hay cadáveres con una cuerda alrededor del cuello. Afirmó Oleg Sinegubov, gobernador de la provincia oriental de Jarkov en la que se encuentra Izium.

El líder de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, denunció que las fuerzas ucranianas atacan con fuego de artillería varias ciudades para intentar impedir las votaciones en el referendo de incorporación a Rusia.

La decisión sobre la incorporación de los territorios ucranianos de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia en Rusia en caso del apoyo popular en los respectivos referendos, será “rápida”, afirmó el Kremlin.

Según la ONG OVD-Info, una organización especializada en el recuento de arrestos, al menos “707 personas ya fueron detenidas en 32 ciudades” de toda Rusia; más de la mitad, en Moscú durante manifestaciones contra la movilización de reservistas para combatir en Ucrania.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, descartó la posibilidad de decretar una movilización de la población por la guerra en Ucrania, después de que su homólogo ruso, Vladimir Putin, anunciara una “movilización parcial” para intentar incorporar a cerca de 300.000 personas a las Fuerzas Armadas.

El gobierno de Rusia promulgó una medida que facilita el acceso a la ciudadanía rusa para aquellos extranjeros que se enlisten en el ejército por lo menos por un año, sin tener que justificar cinco años de residencia en el país, como suele requerirse.

Rusia anunció el reemplazo de su viceministro de Defensa, Dmitri Bulgakov, encargado de temas logísticos, en un momento en el que inició la “movilización parcial” de reservistas para reforzar su frente en Ucrania ante el avance de la contraofensiva de las fuerzas de Kiev.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se mostró a favor de que la Unión Europea entregue visados que permitan el ingreso de ciudadanos rusos que se oponen a ir a la guerra en Ucrania, en un contexto de cierre de fronteras que están promoviendo algunos países del bloque.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se dirigió directamente a los rusos en su lengua para decirles que su presidente, de forma consciente, “envía a los ciudadanos a la muerte”. Zelenski instó a las fuerzas de Moscú a rendirse, asegurando que los combatientes serían tratados “de forma civilizada” y que “nadie sabrá las circunstancias de la rendición”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, promulgó una ley que endurece las penas por los delitos cometidos en tiempos de movilización militar y ley marcial, que eleva hasta 10 años de prisión la rendición voluntaria, la negativa a combatir o la deserción de los militares rusos. Estas enmiendas del Código Penal, que habían sido votadas en el Parlamento ruso esta semana, fueron publicadas en el portal legal del Gobierno, lo que confirma su entrada en vigencia.

Rusia: ”No amenazamos a nadie con armas nucleares. Los criterios de su empleo están concretizados en los fundamentos de la política estatal de Rusia en el ámbito de la contención nuclear”, dijo el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabko

El jefe de la diplomacia rusa, Sergéi Lavrov, acusó este sábado en la Asamblea General de la ONU a Occidente de una “rusofobia sin precedentes” y “grotesca”.

El jefe de la diplomacia china, Wang Yi, insten la Asamblea General de la ONU a que Rusia y China no permitan que el conflicto se “desborde” y protejan los derechos legítimos y los intereses de los países en desarrollo.