Devolución de fondos a Venezuela

174

Leopoldo Puchi

En Venezuela se ha presentado una dolorosa tragedia que ha conmovido al país, por el deslave ocurrido en Las Tejerías, que dejó 36 fallecidos y más de 60 desaparecidos. El coordinador residente de la ONU en Venezuela, Gianluca Rampolla, anunció que enviarán ayuda en coordinación con el gobierno venezolano. A su vez, Nicolás Maduro dijo que Venezuela estaba abierta a recibir ayuda internacional para atender a las víctimas y saludó los comunicados y manifestaciones de distintos países.

Estas expresiones de apoyo ante circunstancias difíciles son de gran importancia y generan agradecimiento tanto de quienes han sido víctimas directas de lo ocurrido como de todos los venezolanos, que perciben que se abre una ventana de solidaridad que estuvo bastante trancada durante la pandemia del Covid-19, cuando Venezuela no fue considerada para recibir donaciones del fondo de vacunas del sistema Covax y tuvo que comprarlas por caminos sinuosos para saltar las prohibiciones de transferencias bancarias en razón de las sanciones.Las Tejerías: las imágenes del letal deslave tras las lluvias torrenciales  en Venezuela - BBC News Mundo

Por supuesto, Venezuela disponía de fondos de importancia en el exterior que hubieran podido ser destinados a vacunas y alimentos en los momentos duros de la pandemia, pero se encontraban bloqueados por Estados Unidos, el Reino Unido y países de la Unión Europea.

 

Una verdadera tragedia, que no encontró eco en las capitales donde estaban retenidos los recursos. Sucedió que ni el oro venezolano sepultado en las bóvedas del Banco de Inglaterra ni los fondos depositados en Portugal ni los recursos del Banco Central que se encontraban en la banca estadounidense pudieron utilizarse para atender a los enfermos contagiados del virus mortal.

Reconstrucción

También en esta ocasión infausta de Las Tejerías, Venezuela dispone de recursos en el exterior que se pudieran utilizar, en alguna porción, para reconstruir las viviendas, los comercios y las industrias destruidas. Pero los fondos siguen bloqueados y, en los grandes poderes mundiales, prevalecen las estrategias políticas trazadas por encima de otras consideraciones.

 

Sin embargo, desde hace varios meses se ha venido anunciando que pudieran levantarse o aliviarse las sanciones, lo que permitiría a Venezuela utilizar sus recursos y atender sus necesidades. Las palancas que mueven estos cambios no son precisamente los de la solidaridad, pero indudablemente tendrían efectos beneficiosos para la población venezolana, que es lo importante, a fin de cuentas.

El diario español ABC señalaba en un reportaje reciente que, “el fracaso de EEUU a la hora de presionar a Arabia Saudí para que aumente la producción de crudo y baje su precio ha llevado al presidente norteamericano a negociar con Caracas”. Se creó una atmosfera que daba como un hecho que ya se había tomado la decisión de aliviar las sanciones a Venezuela y que faltaba poco para hacerlo público.

 

Incluso los tenedores de bonos se han venido mostrando esperanzados porque una reversión de las sanciones sobre el petróleo venezolano “despeja caminos para resolver las obligaciones de la deuda externa”, según un reporte de The Wall Street Journal.

Así mismo, fondos de inversión como Altana Credit apuestan a que EEUU relajará algunas sanciones luego de las elecciones parlamentarias de noviembre, cuando el costo político sea menor para los demócratas.

 

La difusión de estas noticias provocó una rápida aclaratoria de la Casa Blanca, que emitió un comunicado en el que negaba la existencia de un acuerdo y decía que no había planes de cambiar la política de sanciones. Al mismo tiempo, se aceptaba que efectivamente el petróleo venezolano era una opción, pero que la decisión dependía de una negociación que lleva varios meses.

 

No obstante, el mismo reporte de ABC señala que “aunque hay una parte del Partido Demócrata que cree necesario aligerar las sanciones, en el Senado hay un grupo bipartidista que se opone a ello” y “no son solo senadores de Florida, como Marco Rubio o Erick Scott, sino también demócratas como Bob Menéndez que preside la comisión de Exteriores”.Marco Rubio y Bob Menéndez piden actuar contra las empresas fantasma del  Gobierno cubano - 14ymedio

 

Las circunstancias actuales pudieran ser una ocasión propicia para que los organismos internacionales como la ONU hagan valer su rol y promuevan la devolución sin coacciones de los fondos venezolanos ante los gobiernos que, hasta el momento, no se han movido por el respeto al derecho de otros países ni se han conmovido por los efectos de las situaciones difíciles por las que ha atravesado Venezuela.