Cristina: “cada ciudadano debe hacerse responsable de su voto”

16

Página 12

La presidenta Cristina Kirchner sostuvo ayer que “nadie quiere que los argentinos se peleen, pero sepan que tienen que defender sus derechos” en referencia al ballottage del 22 de noviembre, durante el acto de inauguración del edificio del Polo Científico y Tecnológico, con el candidato del FpV, Daniel Scioli, sentado en primera fila. La Presidenta respondió a las acusaciones de “campaña sucia” que hacen desde la oposición y dijo que ella y su gobierno había sido objeto durante todo este tiempo de una “campaña cloaca”. Durante el acto, pasó el video que circuló por las redes sociales donde se ve al economista macrista Alfonso Prat-Gay refiriéndose despectivamente a la llegada a la presidencia cada diez años de “caudillos de provincias poco pobladas” y alertando sobre la posibilidad de que en 2020 sea presidente algún dirigente de, por ejemplo, Santiago del Estero. “¿Esta es una idea económica? No. ¿Esto es una idea nueva? Tampoco, es más vieja que la injusticia. Tiene más de 200 años, ésta es la idea del puerto, ésta es la idea de una pequeña minoría que se ve como elite ilustrada frente a la barbarie del interior”, dijo CFK. Concluyó que lo que hacía el oficialismo mostrando cosas como ésa no era campaña sucia, sino “campaña de la verdad, de la más absoluta verdad”.

Frente a esta idea del economista elegido por el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, como su referente en la materia, Cristina Kirchner dijo que no podía dejar de sentirse involucrada porque venía del Sur, igual que Néstor Kirchner, de un lugar, dijo, “donde hay más ovejas que personas”. Pero que a ella, más que el 2020 como a Prat- Gay, le preocupaba el 2015. Porque desde que la ciudad de Buenos Aires elige sus jefes de Gobierno, ya dos fueron candidatos presidenciales. “Uno llegó a presidente en 1999 y en el 2001 se fue en helicóptero dejando muertos en la Plaza de Mayo y el país dado vuelta”, subrayó.

“Por eso estoy preocupada de que en el año 2015 alguno que tenga esta visión de este modelo de país pueda también llegar a sentarse en el Sillón de la Casa Rosada. ¿Porque saben qué pasa después? Después parece que no los votó nadie. ¿Después sabés qué? Después salen todos a la calle gritando que se vayan todos”, agregó. Por eso, mencionó que “cada ciudadano debe hacerse responsable de su voto”.

El acto tuvo dos partes diferenciadas. Primero, la Presidenta habló dentro del nuevo edificio del Ministerio de Ciencia y Tecnología y luego dio un segundo mensaje, un poco más breve, ante los militantes que llegaron hasta el barrio de Palermo. Como para que no quedaran dudas, Scioli estuvo sentado en primera fila sobre el escenario y la Presidenta lo mencionó apenas empezar a hablar. Y todo su mensaje fue de un fuerte apoyo político a su candidatura y a la continuidad del actual modelo. Al lado de Scioli, se ubicó el senador y ex gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, a quien le dedicó algunas bromas por la frase de Prat-Gay. “Gerardo, me parece que lo tuyo no va a poder ser”, ironizó.

Durante el discurso, hizo una defensa de su gestión desde varios aspectos. Enlazó los avances conseguidos en ciencia y tecnología con el funcionamiento del Banco de Datos Genéticos y la recuperación por parte de las Abuelas del nieto 118 (ver aparte). Entre las conquistas de su gobierno, repasó: planes como Progresar, Fines, la apertura de universidades nacionales, la mejora salarial a docentes, investigadores y personal no docente; en programas sociales como la Asignación Universal por Hijo; y en el impulso energético favorecido por las centrales Atucha I, Atucha II y la próxima Atucha III. “Hay que tener mucha cabeza para que no te lleven de la nariz con lo que sale en la televisión”, consideró. Dijo que se trata “del Estado, en definitiva, presencia del Estado a través de los instrumentos de crédito a las empresas, no solamente para incrementar el trabajo sino además para investigar, desarrollar y producir cada vez más”.

Al hablar ante los militantes, que varias veces la interrumpieron con cantitos, destacó que de cara al ballottage “una parte importante de la sociedad se ha puesto la campaña al hombro, gente que ni siquiera es militante o pertenece a otro espacio, que votó a otra cosa, y eso es lo que tenemos que hacer los argentinos. Más que agradecer, es comprender por qué estás mejor”.

Recordó las “campañas cloaca” que dijo haber sido objeto. “Me han publicado en algún lugar más de 30 tapas que no tienen nada que ver con mi gestión, tienen que ver con mi condición de mujer”, dijo. Mencionó las que decían que eran “bipolar” o que “fingía orgasmos por el poder”. También las que sufrió Daniel Filmus en la Ciudad, o cuando acusaron a su hijo Máximo y a Nilda Garré de tener cuentas en el exterior. Con todo, dijo estar convencida de haber conseguido “un pequeño lugarcito” en el corazón de los argentinos, y que no necesitaba “ni un sillón especial, ni un cargo especial, para estar junto a ustedes”, porque estaría junto a quienes hayan conseguido un derecho o un beneficio durante estos años.

De cara a la definición del ballottage, CFK destacó que “es muy difícil ser presidente y representar los intereses de las grandes mayorías sin tener que discutir fuertemente y debatir, y también decir que no”, y en esa misma línea de pensamiento, concluyó que “hay gente que adhiere a determinados sectores y perteneciendo a un espacio que en el fondo los desprecia”.