Convivencia, elecciones y sanciones

188

Leopoldo Puchi

El canciller de Colombia, Álvaro Leyva, informó que se reunirá en los próximos días con el presidente Nicolás Maduro para estrechar los lazos y las relaciones diplomáticas y reforzar el diálogo sobre la situación venezolana.
Como ha trascendido, el presidente Gustavo Petro y su canciller han venido realizando gestiones de mediación entre los gobiernos de Estados Unidos y de Venezuela, lo que facilitó la concreción de los recientes convenios sobre la licencia a Chevron y el desbloqueo de fondos retenidos en el exterior, puntos que venían siendo trabajados desde marzo, cuando viajó a Venezuela una delegación de la Casa Blanca.

(Xinhua/Marcos Salgado)
La óptica de aproximación al asunto es la expresada por Gustavo Petro, quien ha señalado que es necesario el fin de las sanciones y un acuerdo de convivencia antes de las presidenciales. En este sentido, Leyva reiteró que “hay un compromiso por llegar a una solución definitiva y acabar con todo lo que está sucediendo”.
El diario El País ha destacado en estas gestiones el papel del exdiputado venezolano Luis Salas, amigo en común de Maduro y Petro y enlace entre los dos cuando el hoy presidente de Colombia todavía estaba en campaña, de acuerdo con el reporte.
Ya durante el encuentro de octubre entre el presidente colombiano y el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, la discusión sobre la situación de las relaciones con Venezuela ocupó buena parte de la agenda, lo que permitió que se establecieran los principales parámetros para una actuación concertada.
El giro
Estos parámetros se corresponden con la nueva política que ha venido adoptando la Casa Blanca luego de la salida de Donald Trump de la presidencia, que se basa en un repliegue de las fuerzas sobre el terreno hacia los escenarios electorales e institucionales, para recuperar respaldos y renovar la inserción social. El objetivo de un cambio de gobierno no ha sido abandonado, pero se posterga el momento de alcanzarlo, desde la perspectiva de la paciencia estratégica.
Los métodos de intervención también varían parcialmente: se ajusta el grado de intensidad de las sanciones, el cerco diplomático se atenúa y se reduce el papel del vector del gobierno interino.
En el nuevo diseño de políticas hacia Venezuela, se admite, en cierta forma, que temporalmente Venezuela permanezca sin reintegrarse plenamente a la órbita geopolítica estadounidense, mantenga su autonomía política, independencia militar y los lazos con China, Irán y Rusia.
Ucrania
¿Cómo se explica este giro en las políticas de Washington hacia Venezuela? ¿Por qué la licencia a Chevron y la firma en México? En primer término, por el fracaso de la estrategia de Trump y la ineficacia de las sanciones. Pero hay que tomar en cuenta elementos decisivos, como la guerra de Ucrania, las sanciones a Rusia y la necesidad de incrementar los suministros de petróleo y gas.
Una nota de prensa de DW de marzo decía: “Venezuela parece convertirse en uno de los ganadores de la crisis energética mundial. El país sudamericano -el más rico en petróleo del mundo- tiene precisamente lo que EEUU y otros países necesitan urgentemente de otras fuentes no rusas”.
Cooperación
Ahora bien, lo alcanzado hasta el momento es importante, pero insuficiente para la “solución definitiva” a la que hace referencia el canciller colombiano. Habría que pasar a otra etapa de las negociaciones en función de normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela y establecer vínculos de cooperación. Para ello, es necesario levantar las sanciones económicas y personales y ponerle fin a los juicios políticos iniciados en el exterior.Acuerdo histórico de cooperación firman EEUU y Venezuela - EVTV
Este paso facilitaría un acuerdo interno para las elecciones de 2024, en las que existen fuertes probabilidades de que se produzca una alternancia en la presidencia. Se ha propuesto que previamente se establezca un acuerdo de convivencia, independientemente de quién sea el ganador de las votaciones. Se contemplaría una amnistía general, de lado y lado, y las garantías necesarias en materia electoral para una competencia equilibrada.
Hay que prestar atención también al efecto electoral que tienen las sanciones, por los problemas económicos que generan en la economía, lo que desnivela la competencia. Y hay que escuchar a Petro cuando advierte sobre las dificultades de unas elecciones libres c
uando hay “un precio sobre tu cabeza medido en millones dólares para que te maten”. Una buena dosis de realismo es indispensable cuando de acuerdos se trata.
” />

00:00
00:00 / 11:47