Comunidades tuteladas

113

José Manuel Rodriguez | 

Estaba tratando de escribir algo sobre esas elecciones que está realizando el Partido para designar lo que ellos llaman jefes de calles y jefes de comunidades. Embargado por la desazón leí un correo enviado por alguien conocido. Me preguntaba qué significaba esa elección para la organización comunal. Le respondí sin pensarlo mucho: Además de la reafirmación del tutelaje, la sustitución de la sociedad por el Partido.

A partir de esa breve respuesta pude abreviar lo que escribía. Ya he hablado demasiadas veces sobre esto, casi parece una inutilidad. Para todos los que quieran ver, está suficientemente claro que no es la profundización de la democracia la razón que dice guiarnos hacia el socialismo del siglo XXI. No importa lo que digan los jefes del Gobierno y del Partido, se trata de los hechos que están tras las palabras. Esas que Maduro acaba de pronunciar: Este sábado estaremos eligiendo a los jefes y jefas de comunidades, esta es la verdadera democracia socialista, democracia revolucionaria… Este es el verdadero camino, el camino de Chávez…
Lo que tapan esas palabras son los 45.000 consejos comunales que dicen, en el Ministerio de las Comunas, existir. Ellos se corresponden con esas 46.000 comunidades donde el Partido pretende hoy elegir sus “jefes”. Cosa que nada tiene que ver la soberanía popular que los CC. establecen para sus asambleas de ciudadanos, máxima autoridad de esas comunidades. Tal cosa, se suponía, le cerraba el paso a la conducción de los procesos desde arriba.

A eso me refería cuando le contesté al conocido, que se estaba reafirmando el tutelaje y sustituyendo a la sociedad por los militantes del Partido cuyos jefes conducen el proceso por el camino que a ellos se les ocurre.

Chávez lo explica mucho mejor que yo: El consejo comunal no puede ser un apéndice del Partido, estaríamos matando al bebé, estaríamos produciendo un aborto. ¿Cuál es el bebé? Los consejos comunales. Ustedes no lo permitan. El Partido ayuda, tiene que ayudar, el Partido impulsa, tiene que impulsar; el Partido forma cuadros. Los consejos comunales no pueden ser apéndices de las alcaldías, no pueden, no deben ser, no se dejen. Las comunas no pueden ser apéndices de las gobernaciones, ni del Ministerio de la Comuna, ni del presidente Chávez ni de nadie: son del pueblo, son creación de las masas, de ustedes…