Comunicación, comunas y conciencia socialista, en la autocrítica de Chávez

34

Durante el Consejo de Ministros de este sábado, transmitido desde el Palacio de Miraflores, el presidente de la República, Hugo Chávez, pidió a su gabinete dar celeridad al desarrollo de los proyectos de la Revolución. Encomendó, «como su propia vida», al vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro Moros, encargarse de la consolidación de las comunas en el país. «Tenemos que vivir con eso, es parte del alma de este proyecto». Al mismo tiempo pidió estudiar a fondo la Ley de Comunas.

La Iguana

«Yo firmé un decreto creando algo así como un ente superior de las comunas, ¿Dónde está? No ha funcionado, hay una Ley para esto, seguimos entregando las viviendas pero no se ve el espíritu comunal y eso es grave. Nicolás (Maduro), ¿será que seguiré clamando en el desierto por cosas como éstas?, Todos aquí tenemos que ver con esto, en torno a Miraflores debería haber una comuna», ordenó.

«He pensado en echar atrás y eliminar el ministerio, porque nosotros hemos asumido que el problema de las comunas es de un ministerio y eso es un gravísimo error que estamos cometiendo, no lo cometamos más», insistió.

Luego, a propósito de la activación de la Planta Procesadora de Frutas Mene Grande, dijo, una vez más, que no se pueden inaugurar fábricas alrededor de terrenos ociosos. «No debemos seguir inaugurando fábricas que sean una isla, son obras que van a ser comidas y absorbidas por el capitalismo (…) Cada fábrica que nosotros hagamos tiene que tener su propiedad social. Ejemplo, la de guayaba, su producción de guayaba propia. No debemos perder de vista la parte medular del proyecto. No podemos inaugurar plantas como islas solas», agregó.

«En los alrededores de la Planta Mene Grande se podrían aprovechar los terrenos para usos comunales, de producción social, debemos asociarnos con los pequeños productores. En los alrededores de esta planta ya deberíamos tener sembradíos de materia prima, que a su vez convivan con la planta misma».

Reiteró que la carretera o el Ferrocarril no es el objetivo en sí mismo, el objetivo es cambiar toda la relación geográfica-humana-socio-territorial y cultural de las inmediaciones a lo largo de un eje determinado, donde se pueda arropar el eje de al menos 5 kilómetros con proyectos de desarrollo comunal». Explicó que no se trata de inaugurar una obra en lo individual, sino inserta en «un todo en conjunto, un todo referido al poder popular y su entorno».

«¿Por qué esperar que termine todo eso antes de empezar a sembrar arbolitos, viveros cítricos para las flores, agricultura urbana, un desarrollo industrial, zonas productivas a su alrededor?», se preguntó a propósito de la construcción y adjudicación de viviendas.

También dijo: «la construcción de una carretera en terrenos ociosos, ayuda al capitalismo. Tenemos que tener proyectos transformadores (…) Delante del país lo pregunto (…) Rafael (Ramírez), Nicolás (Maduro) ¿Será posible hacer esto? ¿Se entiende que con estas reflexiones estoy dando una orden para que hagan ajustes, trabajen de verdad en equipo y se comuniquen? Tenemos que darle el máximo valor agregado a un proyecto, creo que hemos venido inyectando recursos, hemos tenido nuevos códigos, leyes de consejos comunales, pero al parecer no le hacemos caso a nada de eso; nosotros que somos los responsables de ello. Espero ver respuestas a estas reflexiones y autocríticas que acabo de hacer».

«En estos años hemos acumulado experiencias, hemos creado entes que antes no existían, creo que hemos venido acumulando recursos y seguimos haciéndolo. Creo que tenemos un código, nuevos códigos, una nueva arquitectura legal empezando por la Constitución y somos los responsables de su cumplimiento», puntualizó.

«Soy enemigo de que le pongamos a todo socialista. Avenida socialista, estadio socialista, panadería socialista, Miraflores socialista. Ya eso es sospechoso. El que lo hace cree que cumplió porque le puso a algo socialista. No puede ser».

Agregó que el país necesita un equipo de coordinación que se comunique y haga más eficiente la gestión gubernamental. «Sin integración, difícilmente lo lograremos».

Pidió al nuevo ministro para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, dar a conocer los logros en materia de gestión, con «mucha creatividad» instrumentos y argumentos, que permitan convencer a los escépticos, así como crear un verdadero Sistema Nacional de Medios Públicos. «Yo a veces cambio el canal (VTV) para despegar un poco la mente. ¿Por qué no podemos hacer un programa con los trabajadores? ¿Por qué le tenemos miedo a la autocrítica?».

«De cuando en cuando veo Tves y Vive Televisión, pero cada uno anda por su lado». «No tenemos en verdad un Sistema Nacional de Medios Públicos, no hay una interconexión con otros sistemas (…) Te invito Ernesto (Villegas) a crearlo con sus subsistemas, porque cada uno anda por su lado, y no lo creo, es así», concluyó.

Consejo de Ministros completo. Primera Parte:

Consejo de Ministros completo. Segunda Parte: