Chávez, Gramsci y la hegemonía

25

Habló de un sujeto pueblo de carácter diverso como articulación de clases subordinadas, y dijimos el pueblo unido jamás será vencido. Lo resolvió la práctica porque ese fue el pueblo que derrotó el golpe de abril de 2002 y el paro petrolero. No vale la pena reabrir ese debate cuando debemos romper la polarización partidista, avanzar hacia la unidad de los explotados aislando a los explotadores y trabajar para solucionar la crisis actual.

Gramsci diferenció entre dominio y hegemonía. El dominio es coercitivo y la hegemonía es de carácter cultural, ideológico y ético. Y espiritual, digo yo. Mientras el egoísmo sea el motor de la sociedad y el pueblo mantenga el culto al Estado y las formas de coerción estatal sean dominantes, la hegemonía la tiene la burguesía.

Las políticas sociales (transfiriendo renta petrolera) que han ido reduciendo la pobreza y la geopolítica de la liberación impulsadas por Chávez (derrota del Alca que abrió paso a la Alba, Unasur, Celac, Petrocaribe, es decir, a la unidad continental) le dieron fuerza popular al socialismo. La pedagogía política fortaleció la conciencia del pueblo y Chávez dijo: ¡Tenemos pueblo, tenemos patria! Cumpleaños Chavez2012

No se puede decir que se haya conquistado la hegemonía cultural, pero se abrió un camino que para profundizarse necesitaba y necesita romper con el modelo petrolero establecido por Gómez; que el crecimiento del mercado interno no impulse las importaciones sino la producción interna; que se rompa el patrón de consumo y producción articulados con el mercado mundial y los modos de vida imperiales; la derrota de la corrupción y la burocratización que son causas de ineficiencia; que la política social no se funde en la dádiva sino en el fortalecimiento de la retribución solidaria. Esto es trasfondo de la crisis actual, de la “fuga” de capitales y los procesos de desestabilización pues los narcoparamilitares continúan comprando propiedades en la frontera y en ciudades importantes.

El presidente Maduro enfrenta un proceso más difícil y de manejo más complejo. Él va a salir airoso y logrará enrumbar el país por un camino de paz y bienestar. La unidad es en torno a él.