Chávez está “estable dentro de su cuadro delicado”

16

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, convaleciente en La Habana tras haber sido operado de cáncer el 11 de diciembre, permanecía hoy “estable dentro de su cuadro delicado”, informó su yerno y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

Télam

Los venezolanos, sin distinción de banderías políticas, coincidieron hoy evidenciar su expectativa por la salud del presidente Hugo Chávez, quien cumplió su vigesimotercer día sin apariciones en público desde que fue operado de cáncer en La Habana, cuando faltan sólo ocho jornadas para la fecha en la que debe asumir un nuevo mandato.

Mientras tanto, pareció pasar a segundo plano el debate acerca de si será posible, desde el punto de vista constitucional un eventual aplazamiento de la fecha de asunción, que la carta magna fija para el 10 de enero, y se aguardaba con ansiedad el anunciado regreso al país del vicepresidente, Nicolás Maduro, quien visitó a Chávez en La Habana.

Esta tarde, el ministro de Ciencia, Jorge Arreaza, publicó en la red social Twitter que «el Comandante Chávez sigue batallando duro y le envía todo su amor a nuestro pueblo. Constancia y paciencia!!!».

Arreaza es uno de los funcionarios más cercanos al presidente venezolano, ya que además de tener peso propio en el gabinete de ese país es yerno del mandatario, ya que está casado con su hija Rosa Virginia.

En Twitter, Arreaza sostuvo que «el equipo médico» que atiende a Chávez en La Habana «nos explica que la condición del Presidente Chávez sigue siendo estable dentro de su cuadro delicado».

«El Comandante Chávez sigue batallando duro.»Arreaza

Arreaza informó además que «hoy llegó a La Habana el camarada Adán Chávez», quien es el hermano mayor del mandatario y actual gobernador del estado Barinas -asumió en los últimos días de diciembre-, para interiorizarse de la salud del mandatario.

Según reveló el propio vicepresidente en una larga entrevista que le realizó anoche el canal Telesur, Chávez «es absolutamente consciente de lo complejo de su posoperatorio».

Maduro dijo que el propio Chávez «nos pidió expresamente que mantuviéramos informado al pueblo siempre con la verdad, por dura que ella fuera en determinadas circunstancias».

A poco de comenzar la jornada, el hashtag “#DiganLaVerdadSobreChávez” se convirtió en “trending topic” en la red social Twitter, con mensajes que reflejaban tanto simpatía como antipatía por el mandatario.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) opositora, reclamó que las autoridades informen “toda la verdad” sobre la salud del jefe del Estado y sostuvo que “es por culpa de la falta de transparencia del gobierno y el secretismo que se generan toda clase de rumores”.

En tanto el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante y presidente saliente de la AN, Diosdado Cabello, respondió a Aveledo por Twitter: “Información para los jefes de la oposición venezolana, los chavistas tenemos muy claro lo que haremos, ocúpense de lo que harían ustedes”, escribió.

Cabello es precisamente quien, un par de semanas atrás, instaló la interpretación según la cual Chávez podría asumir después del 10, que contó con la adhesión de todo el oficialismo y también la del principal líder opositor, Henrique Capriles Radonski, el candidato de la MUD derrotado por el mandatario en las elecciones del 7 de octubre.

De todos modos, para que esa iniciativa se concrete será necesario que la interpretación sea convalidada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que pueda comprobarse fehacientemente que la incapacidad del presidente para asumir en la fecha indicada por la carta magna es sólo transitoria.

Paralelamente, Cabello convocó formalmente a la sesión en que la AN elegirá este sábado a sus autoridades para el primer período ordinario (enero-agosto) de 2013, hecho que tendrá una relevancia inusual puesto que el titular del parlamento es el encargado constitucional de asumir la Presidencia de la República en caso de incapacidad del mandatario electo.

Asimismo, un grupo de 33 ex diplomáticos, docentes y politólogos reclamó en una declaración «información oportuna y precisa de carácter médico» sobre la salud de Chávez, porque «la ocultación de la verdad es fuente de sospechas, rumores infundados y desconcierto», y «ocasiona daños más graves que los que se pretende evitar».