Casi la mitad de la población argentina es clase media

12

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) destacó la «gran recomposición» en los últimos años de los ingresos del segmento medio de la población, que en el país se acerca a la mitad del total de habitantes.

Télam

La clase media en Argentina representaba a fines de 2012 el 46,9% de la población urbana, frente a 41,7% de fines de 2003, precisó el BCRA en su Informe Macroeconómico y de Política Monetaria.

Según el análisis, «entre los ocupados urbanos se observó una considerable movilidad ascendente: las categorías medias

ampliaron sus fronteras en la estratificación social», lo cual indicó «un ascenso de los estratos más rezagados».

El grueso de la clase media argentina está compuesta por los «Empleados administrativos de rutina», que pasaron en nueve años de 12,8 a 14,7% de la población urbana.

El mayor progreso relativo desde 2003, sin embargo, se observa en la categoría «Otros profesionales autónomos y asalariados», cuya inserción entre las capas medias urbanas pasó de 3,7 a 4,8%.

«Más del 90% de los empleados cuenta con un empleo pleno o de tiempo completo, cuando en 2003 la proporción era de 79%» Los «Cuentapropistas con equipo propio» también muestran una fuerte mejora (de 8 a 10%), al igual que los «Microempresarios con uno a cinco trabajadores» (de 2,9 a 3,3%).

El relevamiento del Banco Central, realizado con datos de la Encuesta Permanente de Hogares, registra avances menores en «Directivos de Pymes», de 0,3 a 0,4%; y en «Empresarios pequeños, de 6 a 40 empleados)», de 0,9 a 1%.

El informe cita además estadísticas del Banco Mundial, con otra metodología y datos de 2010, según las cuales la Argentina es el segundo país de la región con más clase media (48% de la población), apenas por debajo de Uruguay (con 48,1%).

Según el Central, la tendencia expansiva de este grupo poblacional en el país «contribuyó al notorio aumento de ciertos consumos, generando un círculo virtuoso con la producción de bienes y servicios típicos de estos estratos».

Entre los rubros de consumo ampliado en sectores medios, el BCRA menciona «los productos electrónicos, los celulares, las telecomunicaciones, los automóviles, los servicios de turismo, informáticos y de esparcimiento».

Entre 2003 y 2012, precisa el informe, la facturación por ventas de electrónicos, CD, electrodomésticos y computación en shoppings subió al 37% anual, y al 32% anual en supermercados.

A la vez, el número de teléfonos celulares en servicio aumentó una tasa promedio de 27% anual, mientras los accesos a Internet crecieron a un ritmo promedio anual de 43% en las empresas y de 31% en los hogares.

El análisis del BCRA forma parte de un estudio más amplio sobre la expansión y caracterización de las clases medias a nivel internacional, en el último decenio.

De acuerdo con el informe, el repunte del mercado laboral «cambió la fisonomía de la población ocupada», con «notorios avances en el nivel y la calidad del empleo».

«Además, el fortalecimiento de los sindicatos permitió mejorar la posición relativa de los asalariados en la estructura social», agrega el Central.

Ese proceso se dio junto con «un fuerte crecimiento económico acumulado desde 2003, acompañado de políticas de estímulo a la demanda, tales como el otorgamiento de subsidios y transferencias dirigidas especialmente a los sectores de menores recursos».

La tasa de desempleo entre la población total urbana, a su vez, se redujo 13,7 puntos porcentuales en nueve años y la informalidad se ubica «entre los mínimos niveles de la serie comparable en términos históricos», en 34,2% promedio anual de los asalariados totales, 15 puntos menos que en 2003.

Asimismo, concluye el BCRA, más del 90% de los empleados cuenta con un empleo pleno o de tiempo completo, cuando en 2003 la proporción era de 79%.

You might also like