Capturan en Ecuador a líder paramilitar colombiano condenado a 40 años de prisión

20

La Policía de Ecuador capturó este sábado en la población amazónica Lago Agrio (norte) fronteriza con Colombia al paramilitar Miguel Ángel Serrano, alias Megateo, reclamado en su país por el asesinato del jefe paramilitar Carlos Castaño Gil, en 2004, donde deberá cumplir sentencia de 40 años impuesta por un juzgado de Antoquia (Colombia).

Andes

Las primeras informaciones recabadas por inteligencia policial ecuatoriana determinaron que Serrano ingresó al país y se afincó en la zona de Shushufindi hace siete años. Durante este tiempo adquirió varias propiedades, entre ellas, varias de producción ganadera y dos hoteles que atendían en la misma zona oriental.

La acción policial de este sábado se ejecutó a partir de la Notificación Roja, con Nro. de Control A-6366/10-2013, publicada a solicitud de Interpol Colombia.

En marzo de 2011, la justicia colombiana sentenció a Serrano y a otras 8 personas a 40 años de prisión por el homicidio del jefe paramilitar de las AUC Carlos Castaño Gil y varios de sus escoltas. Este hecho ocurrió el 16 de abril de 2004, en un sector de Antioquia.

Según reportó la Policía colombiana, Carlos Castaño Gil, junto a 20 de sus escoltas, llegó a la tienda denominada Rancho al Hombro, ubicada en la Vereda Guadual Medio, jurisdicción de Arboletes, Antioquia. Intempestivamente se escuchó una ráfaga de disparos, los cuales fueron respondidos por los guardaespaldas de Castaño.

El combate duró aproximadamente media hora, según los testigos. Varios miembros de la seguridad de Castaño Gil fueron retenidos y luego desaparecidos. En este enfrentamiento murió Castaño, señalado como el más importante líder paramilitar de Colombia.

La Policía identificó a alias “Megateo”, segundo al mando del bloque de las autodefensas, como la persona encargada de organizar al grupo de entre 30 y 40 hombres pertenecientes a l Bloque Bananero de las AUC que atacó al líder paramilitar y sus guardaespaldas. De acuerdo con la investigación, los partícipes en esos hechos recibieron una suma que osciló entre 4 y 20 millones de pesos.

Tras la detención de Serrano Ossa, este fue embarcado a un punto de la frontera ecuatoriano-colombiana, en donde, pasadas las  15:00 se lo entregó a efectivos de la Policía  de Colombia.