Cameron enturbia las aguas por Malvinas

35

El primer ministro británico, David Cameron, volvió a descartar una negociación con Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas e indicó que su país debe mantener siempre la «vigilancia» de las islas del Atlántico Sur. Aunque aseguró que mantendrá «fuertes relaciones» con los países de América Latina, a pesar de la decisión del bloque del Mercosur de bloquear el acceso a sus puertos de buques con bandera de las islas.

Página 12

En una entrevista con el periodista Andrew Marr de la cadena BBC, Cameron sostuvo: «Tenemos que estar permanentemente vigilantes en las islas». Así, repitió la postura contraria al diálogo, que reclama la Argentina, y marcó posición frente a la decisión de Brasil, Paraguay y Uruguay de acompañar el pedido argentino restringiendo el ingreso a sus puertos de buques británicos con destino a Malvinas.

La decisión fue tomada en la cumbre celebrada el pasado 20 de diciembre en Montevideo, cuando el presidente uruguayo, José Mujica, ratificó que la «solidaridad continental» es un principio básico de la política exterior de su país y aseguró que «principios e intereses cimentan la política exterior del Uruguay» y «no deberían separarse los unos de los otros para medir la realidad».

Un día después, la Cancillería del Reino Unido emitió un comunicado en el que consideraba que no tenía «ninguna justificación» el acuerdo de los países que integran el bloque comercial y sentenciaba que era un «intento de Argentina para aislar a la población de las islas (…) y dañar sus sustentos».

De todas maneras, al igual que ocurrió con la reunión entre los cancilleres del Reino Unido y Uruguay tras el anuncio, Cameron sostuvo hoy que la relaciones con los países latinoamericanos continuarán fortaleciéndose.

Este año se cumple el trigésimo aniversario de la guerra que enfrentó a ambos países por la posesión de las Malvinas.