Boric no fue muy bien recibido en la Araucanía

82

Cecilia Vergara Mattei

La Araucanía, una de las grandes piedras en el zapato de Chile ancestral, demostró a Gabriel Boric que con él no será diferente ni más sencillo. No importó que se trate del presidente más joven de la historia, ni publicitado como el más a la izquierda desde Salvador Allende en los 70: fue recibido con lo que definió como “actos de carácter terrorista” y llamó “cobardes” a sus autores.

El “Wallmapu” es el territorio que reclaman sectores de los pueblos originarios, y abarca sectores tanto en Chile como de Argentina. “Es una región en que en ciertos sectores el Estado ha abandonado y tenemos que dar cuenta de que el Estado va a volver a estar presente, que vamos a recuperar el territorio, la tranquilidad, la paz para nuestro país”, prometió Boric.Los detalles tras la reservada reunión del Presidente con 12 lonkos de Lonquimay

Una escuela y una Iglesia quemadas formaron parte del recibimiento a Boric, que necesitó ocho meses en la Presidencia para pisar la Araucanía por primera vez, mientras algunos analistas advierten sobre el replanteo de la teoría de los dos demonios. “Si creen que privando de educación a los niños o privando de un templo donde practican su fe las personas de La Araucanía, van a intimidarme, están equivocados.

Logró posponer la visita, sobre todo porque siempre fue muy crítico con la militarización de la región decidida por su predecesor, el neoliberal Sebastián Piñera, la que levantó en el primer día de su mandato, aunque meses después volvió a imponerla parcialmente.

Llegó a la Araucanía en avión y la caravana de seguridad que lo protegió fue imponente, con drones incluidos. En el camino pudo observar un cartel: “Gabriel Boric no eres bienvenido en el Wallmapu. Las primeras víctimas fueron los mapuche (500 años de lucha). Resistencia mapuche”.

https://media.biobiochile.cl/wp-content/uploads/2022/11/boric-la-araucania-2-750x400.pngEn el marco del programa Buen Vivir, el Jefe de Estado anunció la inversión de más de $348 mil millones (unos 400 millones de dólares) para 2023 para lograr la disponibilidad de agua potable en todas las postas y escuelas rurales de la región al término de su mandato; además de la ejecución de 1.548 kilómetros de conservación y mejoramiento de caminos

“Esta es una visita que tenía muchas ganas de hacer. Tuvimos, como Gobierno -es importante reconocerlo- un paso en falso en nuestra primera visita. Pecamos de voluntarismo. Tuvimos un incidente complicado con nuestra ministra de Interior, nuestra compañera, Izkia Siches“, comenzó señalando.

Boric insistió en que “la única forma de detener esta escalada de violencia, en que delincuentes instrumentalizan la legítima aspiración de justicia, reconocimiento y tierra del pueblo mapuche para sus fines delictuales, es abordar esta deuda histórica de manera seria y con perspectiva. Y esto no hay atajos, no hay bala de plata, no hay varita mágica”.

Con víctimas

Si bien Boric llegó con importantes anuncios e intentando que la seguridad no fuese el único tema a tratar, un encuentro con víctimas de violencia rural de la zona de Angol era algo inevitable. Lissette Ovalle, de la agrupación Primero Las Víctimas, señaló que “vi que el Presidente escuchaba casi como una película, se notaba que le quedó más que claro que aquí más que violencia hay terrorismo. Nuestras historias son súper fuertes y crudas”, dijo.

Lissette es hija de Joel Ovalle, quien fuera agricultor y presidente de la Junta de Vigilancia de Alboyanco en Angol hasta que fuera asesinado en enero de 2022 cuando un grupo de personas armadas interceptaron su camioneta y le dispararon.

Añadió que hubo diferencias en el discurso presidencial.”Hay diferencias de cuando él era oposición y su versión de la historia era distinta, era más de apoyo a las comunidades mapuche. El tema es que ahora él está en el gobierno y está teniendo la mirada general de lo que se vive en La Araucanía. Aquí se vino a enterar que habemos personas que pertenecemos al mundo mapuche, entonces ya no es un tema de etnia, aquí hay gente común y corriente que está pasándolo pésimo”, dijo.

Boric realizó un punto de prensa, en que reconoció que han habido actos terroristas en la zona sur del país. “No quiero entrar en una polémica semántica respecto a esto, creo que nos hace mucho daño. Yo creo que en la región han habido actos de carácter terrorista”, dijo, tras calificar como un “acto de carácter terrorista” el ataque perpetrado por la Resistencia Mapuche Lafquenche contra el Molino Grollmus, a finales de agosto.

Indicó que la Ley Antiterrorista “ha traído pésimos resultados para las víctimas y para el Estado”, añadiendo que “no es una herramienta jurídica adecuada para enfrentar esta situación”.

El jueves se registraron distintos incidentes en la Región de La Araucanía. Los más graves han sido ataques incendiarios contra una escuela rural -en la comuna Curacautín- y una iglesia, en Villa Cautín. Boric calificó a los perpetradores de esos actos “son unos cobardes y los vamos a perseguir con todo el peso de la ley”.

A su vez, comparó los citados ataques a “cuando en la década de 1930 los nazis quemaban sinagogas (…) Me recuerda cuando en septiembre y octubre de 1973 la dictadura militar quemaba libros en la Plaza San Borja. A eso se parece esa gente… a la  vamos a perseguir y le vamos a ganar a la violencia, porque la gran mayoría de quienes habitan en La Araucanía y la Gabriel Boric en encuentro con representantes del pueblo nación mapuche:  “Acá nadie quiere violencia, acá lo que se quiere es dignidad” – Diario La  Quintainmensa y abrumadora mayoría del pueblo mapuche quiere la paz, y con ellos vamos a dialogar”, sostuvo.

Medidas

Boric anunció medidas de seguridad, obras públicas y de inversión social. Además, informó que se reunirá que con agrupaciones de víctimas de violencia rural, a quiénes se les entregarán medidas de reparación.

El opositor Luciano Rivas, gobernador regional de la Araucanía, que le reclamó que apoye una ley de reparación integral para las víctimas de la violencia en la zona.

“Es urgente hacerlo. Las víctimas necesitan ser escuchadas y reparadas por el Estado”, dijo Rivas. “El presidente no tiene excusa para (no) avanzar en una ley de reparación para las víctimas del sur de Chile”.

“Vamos a decretar la apertura de dos nuevos centros de apoyo para las víctimas y hemos convenido con el gobernador Luciano Rivas la disposición de nuevos recursos para asistir al 100% de las víctimas que vieron afectado su capital de trabajo y que forma parte del Programa de Apoyo a Víctima de la Violencia Rural. Vamos a abrir un nuevo centro en Temuco y otro en Los Ángeles, en la Región del Biobío”, dijo

* Periodista chilena, asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)