Bolivia pide a Chile no convertir a conscriptos bolivianos en ‘rehenes políticos’

28

Bolivia pidió el jueves a Chile no convertir a los 3 conscriptos bolivianos, de entre 18 y 19 años de edad, detenidos hace más de 2 semanas supuestamente en territorio chileno, en la despoblada frontera binacional de 980 km de longitud, en ‘rehenes políticos’ y víctimas de la tensada relación bilateral.

ABI

‘Pedimos que no se utilice a los jóvenes conscriptos bolivianos como rehenes políticos’, afirmó el vicepresidente boliviano Alvaro García Linera durante una conferencia de prensa dictada en La Paz.

Los 3 soldados bolivianos, que el presidente Evo Morales declaró la víspera ‘héroes del mar’, permanecen presos y sometidos a proceso judicial en estrados de Chile, por presunta incursión armada a su territorio fronterizo.

El pedido boliviano se registra en medio de un intercambio nutrido de declaraciones entre La Paz y Santiago, que tiene como telón de fondo el recurrentemente rechazado, por Chile, reclamo boliviano de una salida soberana al Océano Pacífico.

García Linera dijo que incursiones imprevistas a ambos lados de la frontera se registran todos los días y que el tema de los 3 conscriptos bolivianos que perseguían a contrabandistas y que fueron detenidos con sus armas de reglamento por carabineros de Chile, tiene una solución aprobada por la convención internacional, la diplomacia.

‘La convivencia internacional, los acuerdos internacionales hablan de que este tipo de problemas que son cotidianos y se resuelven de manera diplomática y no se convierte en hecho político y judicial’, afirmó el Vicepresidente.

El dignatario boliviano insistió en que el trance de sótano que atraviesa la relación bilateral, signada por el reclamo marítimo boliviano, recurrente en foros internacionales de reciente data, parece explicar el procesamiento de los premilitares bolivianos, poco menos de un año después de que un oficial y media docena de soldados del Ejército de Bolivia fueron detenidos en Chile por una incursión involuntaria y liberados luego de los trámites de rigor.

Esta ‘es una forma de convertir a nuestros jóvenes conscriptos en rehenes’, denunció el Vicepresidente.

Los premilitares bolivianos que intentaban detener a un chileno, cuyo nombre se desconoce y que introducía a contrapelo de la ley 7 coches a Bolivia, apoyado por un chófer boliviano, trabajaban una estrategia contra actividades el contrabando.

Bolivia y Chile, en el orden bilateral, y en el marco de acuerdos regionales, han suscripto convenios de lucha integral al contrabando.

‘Estos jóvenes soldados estaban cumpliendo no solamente una tarea estatal luchar contra el contrabando sino estaban cumpliendo un compromiso bilateral y multilateral de Bolivia y Chile y América Latina de luchar contra el contrabando’, puntualizó García Linera.

Bolivia y Chile firmaron un convenio de represión al contrabando en 1999, el marco del Mercado Común del Sur.

‘Son decisiones de carácter estatal que esos jóvenes soldados estaban cumpliendo en la frontera’, sostuvo la autoridad boliviana un día después que el presidente de Chile, Sebastián Piñera aludiera los reclamos de restauración marítima de su homólogo boliviano y dijera que ‘los países serios respetan los tratados que firmaron’ en alusión al que Chile y Bolivia rubricaron en 1904, que dejó a Bolivia mediterránea y que Morales lo ha denunciado de ilegal, incumplido e injusto.

Bolivia demanda a Chile una salida propia a ultramar desde 1879, cuando el segundo se hizo de 400 km lineales de costa y 120.000 km2 de territorios riquísimos en minerales tras una guerra de posesiones.

García Linera instó a Chile a solucionar este nuevo problema que ha erizado más aún la escarpada relación bilateral, en su peor momento desde que Piñera asumiera la Presidencia de Chile en marzo de 2010.

‘Se afirma que los soldados hubieran pasado la línea fronteriza. Si de parte de Chile hubiera una preocupación por la violación de acuerdos internacionales, éstos se resuelven el ámbito diplomático o en organismos de carácter internacional’, dijo.