Argentina: La herencia de la megacrisis del 2001-2002

8

JUAN GUAHÁN| La crisis argentina del 2001/2002 dejó una herencia sin beneficio de inventario. Quedó la fuerza de un movimiento popular que puso fin a una dolorosa etapa de nuestra historia. Pero también dejó secuelas negativas como un montón de compromisos que todavía pagamos. La Presidenta, con el pago de los BODEN 2012, clausuró una de esas etapas.

Question Latinoamérica

No quedan dudas que el hecho más importante de la semana fue la presentación -el pasado jueves- de la Presidenta en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. La excusa era el 158° Aniversario de la fundación de esa Institución. El motivo real era otro, consistía en el anuncio del pago de la última cuota de los BODEN 2012.

A fines del 2001 fueron bloqueados los depósitos bancarios (“corralito”), unos 70 mil millones de pesos/dólar. Eran los tiempos del 1 a 1. Luego vino el fin de   paridad. Aquellos depósitos fueron pesificados compulsivamente. Para “salvar” a los bancos el gobierno tomó a su cargo el pago de una “compensación” a los depositantes privados, por la diferencia motivada en dicha pesificación. Para ello se emitieron los bonos conocidos como BODEN. Con ellos se les pagaría – a partir del 2005- en 8 cuotas anuales, por un total de 19.600 millones de dólares. La última cuota (por 2.197 millones de dólares) venció este año. El pago de esa cuota fue el anuncio de la Presidenta en la Bolsa de Comercio.

La Presidenta aprovechó esta oportunidad para mostrar el aspecto positivo de la política de “desendeudamiento”. En ese sentido destacó dos datos muy significativos, respecto a la situación actual y la de aquellos días del 2002.

Uno, que la relación de la deuda respecto al Producto Bruto Interno era -2002- del 166% y ahora no llega al 42%.  Más rotunda aún es la situación respecto a la deuda en moneda extranjera. Ésta, era -para aquella época- del 92% del PBI y hoy -con el pago de estos BODEN- se reduce al 8,4% (en esta última cifra no se incluyen los reclamos de los “fondos buitres”, la deuda del “Club de París”, tampoco los reclamos y sentencias del CIADI). Antes de pasar a otros anuncios volvió a ratificar que ello fue posible porque el país tuvo un sostenido crecimiento en todos estos años. También reiteró que “nunca ganaron tanta plata bancos y empresas como en este gobierno”.

Volviendo a los BODEN. Ellos fueron entregados a los que tenían depósitos en moneda extranjera en los bancos, éstos se fueron desprendiendo de los bonos y -según lo manifestara la propia Presidenta- el 78% de los mismos se encuentran en manos de grandes inversores extranjeros que lograron convencer a los tenedores locales para que se los vendan.

Esta cuestión –justamente- ha motivado diversos cuestionamientos a este pago.

Pino Solanas y Mario Cafiero, Proyecto Sur

Nito Artaza, el cómico y senador radical, quien encabezó el reclamo de muchos ahorristas, viene criticando los mecanismos utilizados  para salir del “corralito”. Sostiene que -con  estos pagos- lo que se hizo fue estatizar la deuda de los bancos y terminar beneficiándolos.

Desde otra óptica Fernando “Pino” Solanas y Mario Cafiero enviaron una carta- documento a la Presidenta advirtiendo que antes de pagar se verifique quienes son los que van a cobrar. Afirman que algunas entidades beneficiadas no podrían cobrar en virtud de lo que dispone la Ley 26.659. Ésta prohíbe este tipo de operaciones con quienes desarrollen actividades hidrocarburíferas en la Plataforma Continental Argentina, sin el permiso correspondiente de las autoridades de nuestro país.

Denuncian que son poseedores de  BODEN 12 grandes fondos de inversión (Franklin Resources Inc, Capital International Fund, MFS Investment, Black Rock, Capital World Investment, Fidelity Investment) que simultáneamente son accionistas de empresas petroleras británicas que están desarrollando actividades ilegales en la plataforma marítima de Malvinas.

Otros anuncios y más cuestiones

JUBILACIONES :Otro anuncio de la Presidenta, en el mismo acto de la Bolsa de Comercio, tuvo que ver con  el tema de las jubilaciones. Tal como está previsto en la norma respectiva hizo público el segundo incremento anual sobre el haber jubilatorio. El incremento, a partir de setiembre, será del 11,42%. Esto lleva el mínimo a 1879,67 pesos. Con lo otorgado en el mes de marzo, suma un aumento anual del 31%.

Este incremento beneficia a 5.853.628 personas (jubilados, pensionados y veteranos de Malvinas). Esto sumado a las pensiones no contributivas suma más de 7 millones de personas que reciben este beneficio. La Presidente destacó no solo la cifra del aumento sino que, en nuestro país, más del 95% de las personas mayores de 65 años tienen cobertura previsional.

PEAJES Y OBRAS CARRETERAS: Desde el gobierno se anunció un incremento en los peajes de acceso a la ciudad de Buenos Aires. Se plantea reunir unos 650 millones de pesos. Éstos se destinarían, en los próximos 3 años, a la ampliación de la Avenida General Paz (que separa la Capital Federal de la Provincia de Buenos Aires) y al mejoramiento de 8 corredores viales. Cuatro de ellos en la provincia de Buenos Aires e igual número en el interior (Córdoba, Misiones, Salta y Santa Fe)

 Mejores expectativas para el 2013

En medio de las dificultades existentes reina optimismo en los funcionarios respecto a las perspectivas para el próximo año. Según estas apreciaciones, el pago del BODEN 12 cierra el momento más complicado del año. Por lo pronto, en los próximos años, se reducirán notablemente los pagos al exterior en dólares, motivados en la deuda. Este período culmina, más que con “sintonía fina”, acelerando cambios no previstos meses atrás.

La perspectiva de mejoramiento, que podría poner fin a este “parate” actual podría estar centrada en soja, Brasil y la situación respecto del dólar y… porqué no? la propia inflación podría ayudar a los planes oficiales.

Respecto a la soja porque la mayor parte de la cosecha aún no ha sido vendida. Con su liquidación crecerán los ingresos de dólares y los de “Caja” por las retenciones. Para el próximo año, si bien es posible que haya una pequeña baja en el precio ello se compensaría -con creces- con el aumento de hectáreas sembradas.

Respecto a Brasil, todos confían que las medidas tomadas -en ese país- rindan sus frutos en el segundo semestre.

En cuanto al dólar. Dada la imposibilidad de ahorrar en esa moneda estiman que llevará a un mayor consumo (casas, coches) y más inversiones, mejorando las actuales performances de la economía. En el mismo sentido, la inflación podría contribuir a ampliar el consumo.

Esperan que el actual crecimiento, que ronda 0,5%, podría terminar el año superando el 2% y el próximo apuntar a que se vuelva a un 4/5%

 

                                

You might also like