América Latina y sus recursos naturales: ajedrez petrolero del Golfo de México

81

APAS |La Oficina de Administración de Energía Oceánica de Estados Unidos aprobó un plan de exploración de la British Petroleum (BP) en el Golfo de México. La BP es la misma entidad involucrada en el mayor desastre ecológico que afectó esa zona que Washington comparte con México y Cuba. Atrás quedaron las acusaciones contra los británicos luego que la plataforma petrolífera de BP Deepwater Horizon, derramara durante meses casi cinco millones de barriles de petróleo, muchos más de los 3,3 millones en los que se estimó el vertido de la plataforma mexicana Ixtoc I en 1979.Lo que se desencadenó el 20 de abril de 2010 cuando explotó la plataforma pasó a la historia. Ahora la BP perforará cuatro pozos ubicados a casi 192 millas de las costas de Louisiana, y con una profundidad de entre seis mil 19 y seis mil 34 pies. La agencia controladora estadounidense afirma que el plan de exploración de BP «cumple con los estrictos estándares impuestos tras el enorme derrame».

«Nuestra revisión del plan de BP incluyó la verificación de que la firma cumple con los elevados estándares que todas las actividades en aguas profundas deben tener» asegura el director de la oficina, Tommy Beaudreau. Esta posición, sin embargo, contrasta con la forma en que los conservadores vinculados al lobby cubano observan los proyectos de Cuba.

El 27 de septiembre de este año, 34 parlamentarios estadounidenses, liderados por la congresista de Florida Ileana Ros-Lehtinen, amenazaron a la transnacional española Repsol si continuaba con sus planes de exploración petrolífera en aguas profundas en la zona económica explusiva de Cuba. El surgimiento del pretexto «ambientalista» usado en contra de la firma española resaltó en la carta enviada a los directivos de esa empresa, aunque para muchos analistas está claro que se trata de un pretexto para esconder la posición política que respalda el bloqueo económico y financiero a Cuba impuesto hace más de medio siglo.

El plan de explotación de los ibéricos iría en contra de esa estrategia, aunque Naciones Unidas vota cada año contra la ilegalidad de las medidas contra la isla. El Servicio Geológico de Estados Unidos estima que en la plataforma cubana puede haber unos cinco mil millones de barriles, pero expertos independientes consideran que la cifra real es mucho mayor.

Tal vez es pronóstico usado para desalentar a empresas internacionales a realizar elevadas inversiones. Expertos, como el estadounidense Robert Sandels consideran que las reservas de Cuba en el Golfo de México pueden rondar los 20 mil millones de barriles. El mismo Sandels estima que si se mueve esta pieza con Repsol, sin contar a otras entidades listas para explorar en la parte isleña, Cuba se autoabastecería de petróleo, e incluso se convertiría en exportador neto. Esto tendría un impacto tremendo en el desarrollo de su economía, venciendo muchas de las barreras del bloqueo de Washington, sin descontar que las grandes petroleras del norte perderían un abastecimiento cercano y un mercado importante donde sus avanzadas tecnología tienen un lugar importante.

Ya en 2004 Repsol comprobó la existencia de crudo de calidad. Ahora se espera la llegada de una plataforma de construcción china, Scarabeo 9, a las aguas del Golfo, lo cual permitirá a Repsol seguir adelante en su empeño empresarial. Según adelantos, en los próximos meses ese complejo, considerado entre los más desarrollados y seguros del mundo, estará adentrando sus barrenas en las profundidades en el mar de la costa norte de Cuba. El equipo será utilizado para perforar al menos tres pozos, dos por parte de Repsol-YPF, en consorcio con la noruega Statoil y una unidad de ONGC de la India, y otro por Petronas de Malasia, en colaboración con la rusa Gazprom Neft, según fuentes citadas por medios de prensa.

Hasta ahora, la existencia de petróleo de alta calidad en la Zona de Exclusión Económica de Cuba, divida en 59 bloques, atrajo a empresas de Rusia, China, Brasil, Angola, Vietnam y Venezuela, entre otras.