Argentina: Cristina ratifica el rumbo, Macri busca ser referente de la oposición

29

JUAN GUAHÁN| La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró un nuevo período de sesiones del Parlamento Argentino. Lo hizo con un largo discurso, donde –además de reivindicar lo hecho- manifestó que lo más importante es el rumbo de este gobierno. Pocas veces el discurso presidencial  había despertado tantas expectativas. La Presidenta respondió con un discurso que duró tres horas y cuarto.Question Latinoamérica

En el discurso la mandataria  ratificó su confianza en lo que destacó como lo más importante: el rumbo que tiene el gobierno. Aclaró que eso es lo sustancial más allá de errores o problemas de gestión. Lo hizo totalmente convencida, de un modo vibrante y pasional que incluyó formas coloquiales, fuertes manifestaciones de autoridad y expresiones de dolor y angustia. Hubo una frase -semejante a la pronunciada en otras oportunidades- “a veces tengo dudas si vale la pena seguir”, cuya profunda significación merecería muchas reflexiones.

Entre los aspectos más significativos de ese discurso está la importancia asignada al Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. El tiempo que le dedicara y el modo de plantearlo, tomando como eje el conflicto en torno a los subterráneos, colocó a Macri en el centro de la oposición. Ocupó ese sitio, que para nada le disgusta, desplazando a un lugar menor al resto de los aspirantes. Daniel Scioli parece recluido -por ahora- a la búsqueda de una herencia de  difícil acceso.

La Presidenta explicitó la baja de la producción de hidrocarburos, el descenso de las reservas y un dramático salto en las importaciones del sector. Todo ello, junto a varias medidas previas y rumores existentes, auguraban alguna drástica medida sobre REPSOL-YPF, la petrolera más importante que opera en nuestro territorio. Las acciones de esa empresa, en los días previos, habían perdido más del 20% de su valor.

Una “oportuna” llamada del Rey Juan Carlos de España, habría contribuido a desactivar cualquier medida extrema. Después del discurso oficial, en el que se reconoció la gravedad del problema sin explicitar una respuesta específica, las acciones de la empresa se están recuperando rápidamente y desde España aseguran que comisiones conjuntas debaten el futuro de REPSOL-YPF y del negocio energético.

En medio del dolor, por lo sucedido en Plaza Once, la Presidenta reiteró que se tomarán sanciones contra los responsables de aquellos sucesos. Ratificó la orientación de su política ferroviaria, del mismo modo que lo hizo con la minera, efectuando una reivindicación del proyecto del “tren bala”.

Acerca del tema Malvinas hubo un giro táctico proponiendo aumentar los vuelos a las Islas pero haciéndolo con Aerolíneas Argentinas y desde nuestro territorio continental (hoy lo hace LAN desde Chile). Esto fue inmediatamente rechazado por las autoridades malvineras. En realidad se trataría de una maniobra destinada a demostrar la “buena voluntad argentina” respecto a los habitantes de las Islas.

Por último, sostuvo que más conveniente que modificar la Ley de Entidades Financieras (que viene desde los tiempos de Martínez de Hoz) era ampliar los objetivos del Banco Central, para lo cual enviaría una Ley al Congreso. Hasta ahora su función es mantener la estabilidad monetaria, ahora incorporarían la posibilidad de financiar al gobierno y a programas de desarrollo económico. También se eliminaría la disposición por la cual la emisión monetaria no puede superar las reservas existentes.

Mejoría en la niñez, según Unicef

UNICEF acaba de publicar sus datos sobre el “Estado Mundial de la Infancia – 2012, en zonas urbanas” Dentro de un panorama mundial poco halagüeño, los datos de la Argentina  son considerados como “positivos”.

Sobre un total de algo más de 10 millones de chicos y adolescentes, que habitan en las ciudades argentinas, casi dos millones viven en la pobreza (17,3%). Esa cifra, con todo el dramatismo que encierra, es sensiblemente mejor que la que teníamos en 2003 cuando ese número trepaba a cerca de seis millones (63,8%). Este valioso dato general no puede ocultar las profundas desigualdades, que sobre este tema, hay en nuestro país. Casi la mitad de los chicos de las provincias del Norte (NEA y NOA) viven en ranchos, casillas o viviendas con piso de tierra o sin agua, ni inodoro. Pero, menos del 2% de los residentes en Capital Federal habitan en viviendas precarias.

Si bien el índice de pobreza de niños y adolescentes ha mejorado notoriamente no sucede lo mismo con la cantidad de adolescentes y jóvenes urbanos (entre 15 a 24 años) que no trabajan, no estudian, ni buscan trabajo. La cifra actual de esa franja alcanza a 590 mil, en todo el país. Ese número representa el 13,6% del total de jóvenes y adolescentes. Dicha cifra -en el 2003- era un poco menor, llegaba al 11,9%. Luego bajó y volvió a crecer a partir de 2007.Según el delegado de UNICEF en nuestro país, ese crecimiento tendría que ver con igual tendencia que se registra en el consumo de drogas.

Otras consideraciones que aparecen en el mencionado “Informe” se refieren a dos situaciones que denotan algunas características de nuestra actual sociedad. Una de ellas lo constituye el dato que la muerte de 3 de cada 4 jóvenes/adolescentes tiene como causa accidentes de tránsito. Otro dato de interés vincula pobreza con educación. El 10% de los chicos pobres no terminan la primaria y el 60% abandona en la secundaria. En los que no son pobres esas cifras se achican al 3% y 30% respectivamente.