jueves, agosto 13, 2020

Refinación de gasolina: Avances y estancamientos en un proceso delicado

Emily Caro-Hinterlaces|

Desde la llegada de los buques iraníes que surtieron de combustible el mercado venezolano a finales de mayo de este año, Hinterlaces.net ha hecho seguimiento de la situación de la refinación de gasolina en el país, y los escenarios para normalizar su distribución en todo el territorio nacional.

Una de las conclusiones más recurrentes con los analistas consultados es que Venezuela es, cada vez más, objeto de las sanciones económicas unilaterales impuestas por parte del gobierno estadounidense, que comenzó desde la calificación del país como amenaza por parte del ex presidente Barack Obama, lo que dificultó desde el principio la adquisición de insumos y repuestos para la industria petrolera nacional y produjo la caída de la refinación a niveles mínimos.Venezuela sigue con dificultades para estabilizar sus refinerías

Hasta lo que ocurre actualmente: un bloqueo naval que se ejerce en la práctica desde el Mar Caribe, propiciado por el presidente Donald trump bajo la excusa de la lucha contra el narcotráfico.

En esta oportunidad, consultamos con el analista internacional, Andrés Pierantoni, con quien hemos compartido entrevistas previas para conocer el estatus de la producción de gasolina en el país y avisorar los eventuales escenarios en este ámbito.

PDVSA pasó de producir 730 mil barriles diarios (MBD) en el primer trimestre de 2020 a producir 356 MBD en Junio pasado, pero ésto no tenía que ver con fallas en la producción, sino por agotamiento de la capacidad de almacenaje, es decir, ya no había dónde almacenar el petróleo a causa de las sanciones contra los buques que transportan los crudos y el gasoil venezolano al exterior.

Según datos aportados por el experto, hasta este 21 de julio sólo se hablaba de la producción de unos 45 MBD en Cardón y unos 15 MBD en El Palito en promedio, pero esta última planta cuya meta era la producción de 20 MBD de gasolina, detuvo sus operaciones por una fugas de gas.

“La torre de craqueo y destilación no pudo manejar la creciente presión y los volúmenes de procesamiento y se produjeron varias fugas, lo que obligó a los operadores a ejecutar protocolos de cierre de emergencia”, refirió recientemente un diario local en el estado Carabobo, respecto a la vocería no identificada de un vocero interno de PDVSA.

Para estabilizar la producción de gasolina requerida en el país, se deben producir por lo menos los 120 MBD que cubran el bajo consumo de esta etapa de cuarentena, pero para que la producción continúe y aumente dos elementos son fundamentales: 1, los aditivos necesarios y 2, la mano de obra eficiente y comprometida.

Cardón tampoco logra estabilizarse

«La refinería de Cardón no termina de estabilizarse», indica Pierantoni, y explica que lo más complejo «sigue siendo el craqueo catalítico, ya que es una unidad particularmente afectada por el bloqueo y la carencia de repuestos de alta rotación, no olvidemos que la dieta de Cardón es con Lagotreco: una mezcla de crudos ácida (con 2% de azufre), por lo tanto corrosiva«.

En la planta Cardón se transforma «Vacuum Gas Oil»-VGO en Nafta Catalítica, de la cual se deriva el grueso de la producción de gasolina de bajo octanaje, para su posterior mezcla con la de alto octanaje. De acuerdo a Pierantoni, este complejo intercala días de producción con días de no producción.Refinería

Para Pierantoni tiene tiene mayor relevancia que en el país se haga una «sinceración» de precios y de salarios en la industria. «Se estima que la nómina de PDVSA es al menos tres veces mayor a sus necesidades reales y al mismo tiempo, los trabajadores exigen disfrutar el mismo bono otorgado a PDV Marina (filial de PDVSA que se encarga de la distribución y transporte marítimo de los hidrocarburos y sus derivados). La postergación de estas últimas dos «sinceraciones», puede producir la deserción del personal calificado que aún queda en la empresa, pero cuya mística se ve desbordada por la insostenibilidad de su situación de ingresos».

Con relación a la escasez de gasolina en el interior del país, particularmente en los estados fronterizos, «donde a la insuficiente oferta se agrega el contrabando, se estima que este último problema se superará, cuando el 31 de Agosto, termine el lapso de tres meses que contemplaba una parte importante de la venta a precio subsidiado. Este subsidio indirecto sería sustituido por uno directo para el transporte de bienes y personas y, probablemente, para un cupo a todos los usuarios».

La situación de las refinerías venezolanas puede verse afectada también por la caída en la producción de crudo, «la dieta de Cardón, es a base de una mezcla de cinco crudos llamada Lagotreco, cualquier déficit de producción, en cualquiera de esos cinco crudos, imposibilitaría o, en la mejor hipótesis, dificultaría mucho los procesos en dicha refinería».
Pero este no es el único problema que enfrenta PDVSA, empresa que además de tratar en lo posible de bajar la producción en todos los yacimientos por igual, debe mantener la industria activa, pues de pararla, «se dan procesos de hurto masivo de materiales y equipos, lo que conlleva la inhabilitación del yacimiento afectado«.

Nuevos buques en camino

Pierantoni recalca que es indispensable la llegada 1,1 millón de barriles desde Irán en los buques Bella y Bering, abanderados por Liberia, y Pando y Luna, por la República Islámica, estos cuatro buques se tiene planteado llegarían a finales del mes de julio. De acuerdo el plan del Vicepresidente Sectorial para la Economía, Tareck El Aissami, se tienen previsto otros despachos a finales del mes de agosto y de septiembre. Este despacho es necesario o se volvería a la misma situación que vivió el país hasta la primera semana de abril, cuando la gasolina que llegó en los primeros tres buques, permeó la escasez de combustible que sufría el país.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*