Los retos de la confrontación

MARYCLÉN STELLING | Venezuela se encuentra en situación preelectoral de cara a tres procesos que se iniciarán en octubre 2012 con las elecciones presidenciales, y una antesala brindada por las fuerzas de oposición que realizarán en febrero sus primarias y decidir quién será el contendor de Hugo Chávez.

 

Aún cuando formalmente no ha comenzado la campaña electoral, ya las fuerzas en la contienda -GPP vs MUD- aprestan sus ejércitos y preparan sus armas de batalla.

La gestión de gobierno se encuentra en el foco de atención de ambas fuerzas políticas. El Gobierno promociona indicadores que demuestran una gestión positiva en cuanto a inclusión social, económica y política. Importante reto, por cuanto, de acuerdo al Centro Gumilla la «revolución bolivariana ha generado una impresionante revolución de expectativas», y en ese sentido, la «gente espera mucho del Estado y éste se ha obligado constitucional y políticamente -como nunca- a satisfacer esas expectativas».

La MUD, por su parte, ataca la misma gestión de gobierno ante la convicción de que, fracasada en áreas claves -vivienda, seguridad ciudadana, salud, educación, economía- habría conducido al país a una situación de caos y conflictividad social. Empresa que luce difícil, por cuanto recientes sondeos destacan que 71,3% de la población encuestada valora positivamente la gestión del presidente Hugo Chávez Frías y 65,7% apoya la gestión del Gobierno Nacional (Ivad, 11 al 17 de octubre).

El Gobierno debe demostrar que recorre exitosamente el camino de transición al socialismo: consolidación de una sociedad regida por el poder popular en profunda democracia participativa y protagónica; el desarrollo de un nuevo modo de producción socialista y una estructura social incluyente.

Mientras los candidatos de la MUD se empeñan, a medida que van menguando, en una defensa a ultranza del capitalismo conjuntamente con una desesperada búsqueda de la fórmula mágica que agregue un toque socialistoide a la propuesta. Reto que se dificulta dado los hallazgos del Centro Gumilla, según los cuales 52.1% de los entrevistados considera al socialismo como mejor sistema, mientras que 41.4% favorece al capitalismo. En tanto que 63.9% estima que los venezolanos están preparados para trabajar bajo el principio de las comunas y el 31.4% plantea lo contrario.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*