Leopoldo López escapado, ¿otra estrella opositora que se apaga?

El Gobierno venezolano denunció que el Reino de España participó activamente en la acción de fuga del dirigente opositor y prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López, quien huyó el sábado a territorio español, después de permanecer casi un año y medio en la mansión del embajador de España en Caracas, en la exclusiva zona del Country Club, en el norte de la capital de Venezuela.

Marcos Salgado | 

La cancillería venezolana en un comunicado oficial acusó a España de incumplir las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por sus «incesantes acciones injerencistas en su relacionamiento con el Estado venezolano y sus instituciones”.

Luego, varios dirigentes del chavismo indicaron que están seguros que Leopoldo López contó con ayuda de la diplomacia española para burlar la vigilancia de los organismos de seguridad venezolanos a la afueras de la residencia diplomática.

Para el gobierno en Caracas es “a todas luces verificable que el jefe de la misión diplomática española en Venezuela fungió como principal organizador y cómplice confeso de la anunciada fuga de territorio venezolano del delincuente Leopoldo López”.

Pero aunque ahora los cañones apuntan a Silva, que fue nombrado en Caracas por el gobierno de Alfredo Rajoy, ya se sabía antes de este incidente que este polémico diplomático dejaría la embajada, que será ocupada por el actual embajador de España en Cuba.

Esto coincidiría con el cambio de embajador de Venezuela en Madrid que, según versiones de prensa, ya está acordado.

Hasta ahora, aunque periódicamente las aguas entre Venezuela y España se agitan, también más o menos rápidamente vuelven a un cauce más tranquilo. ¿Sucederá lo mismo ésta vez? Por ahora está claro que el gobierno de Nicolás Maduro no quiere darle un alto perfil a la noticia de la fuga de Leopoldo López.

Esto parece una estrategia razonable, teniendo en cuenta que los viejos fulgores políticos de López parecen en declive, especialmente desde que se le otorgó la prisión domiciliaria, en 2017, y muy especialmente, luego de quebrar ese beneficio y protagonizar con Juan Guaidó el intento de golpe de estado en abril del año pasado, cuyo fracaso lo depositó antes que inmediatamente en la residencia de la que escapó el último fin de semana.

Sucederá con López lo mismo que sucedió con Antonio Ledesma, el ex alcalde mayor de Caracas que terminó diluyendo su capital político, también escapado en España? Es probable. Ese sector destituyente de la oposición venezolana ha demostrado una y otra vez ser un nido de vívoras, un todos contra todos, en el cual el gobierno de Nicolás Maduro encuentra una de sus mayores ventajas políticas: solo tiene que sentarse a contemplar el desastre ajeno.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*