Kintto Lucas|

Para el Instituto de Altos Estudios Nacionales la Cátedra de Estudios Marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad, representa un reto y una oportunidad en el camino de reivindicar el pensamiento crítico.

Es fácil hablar del pensamiento crítico pero es difícil ponerlo en práctica desde la academia, desde la política y desde la propia sociedad. Tal vez uno de los mayores errores de los sectores que se denominan progresistas y que dirigieron el estado por un buen tiempo, y algunos siguen dirigiéndolo, fue y es no haber asumido el pensamiento critico como práctica permanente. El pensamiento critico es un motor fundamental para corregir los errores.

Cuando ya tenía las respuestas me cambiaron las preguntas decía un grafiti escrito en los muros de Quito hace unos cuantos años. Parece que las preguntas siguen cambiando aunque muchos políticos no tengan las luces para entenderlo. También hay preguntas y respuestas que permanecen ahí, intocables, como parte de un llamado a la conciencia colectiva del mundo.

En todo caso, más allá del grafiti y de las pocas luces, hay una escena de la película Tiempos Modernos de Charles Chaplin que es un irónico llamado a pensar en el absurdo como forma de vida en la sociedad capitalista.

La película de Chaplin es una crónica de ese momento y del futuro en el capitalismo. Una crónica sobre la deshumanización de los trabajadores. Una crónica muy actual por cierto. La exigencia de productividad, el desarrollo de la producción en cadena, el trabajo como mercancía. En fin… Un llamado a entender la sociedad creada por el capitalismo…

Un año antes del estreno de la película de Chaplin, un gran dramaturgo y poeta alemán, Bertoldt Brecht, escribía un poema que hasta hoy es otro llamado a comprender la historia de los trabajadores y la historia del capitalismo. Un poema de preguntas. Preguntas a un obrero que lee. En este caso son preguntas que no cambiaron. Y las respuestas también son las mismas.

Pensando en aquel grafiti y en el poema de Brecht hoy nos toca seguir reinterpretando muchas preguntas y muchas respuestas que creíamos estaban escritas en piedra. Y nos toca además hacernos nuevas preguntas todos los días. Preguntas y respuestas que cuestionen la realidad. Que la reinterpreten. Preguntas y respuestas que quiebren la realidad.

El pensamiento crítico quiebra la realidad para cambiarla, no se adapta a ella. Como el pensamiento de Carlos Marx Pero más allá del momento histórico en que se desarrollaron las reflexiones de Marx, su capacidad de entender el sistema capitalista y su desarrollo futuro, así como el método de investigación, son totalmente actuales. Marx le quitó la máscara al capitalismo, y dejó en evidencia que las relaciones dentro del capitalismo tarde o temprano llevan a una deshumanización de la sociedad.

Alguna vez dije que cuando uno observa las estatuas de Marx y Federico Engels en Berlín, y mira la gente que concurre de distintos países, y los estudiantes y docentes, que llegan a veces con curiosidad, otras con un profundo respeto, entiende que esas estatuas tienen más vida que tantos políticos y académicos actuales. Porque el pensamiento y la acción de ellos traspasaron los años. Fueron derrotados en el corto plazo pero adquirieron vigencia histórica, a pesar de las campañas en su contra. Y a pesar del propio capitalismo que se impuso. Su pensamiento crítico adquirió vigencia histórica.

Hoy hasta los gandes personeros de las empresas transnacionales o financieras internacionales, recurren a Marx para entender mejor el sistema que defienden.

Ciento cincuenta años después de publicada la primera parte de El Capital, el capitalismo está en crisis pero no es una crisis terminal, es una de las tantas crisis. El capitalismo logra reconverstirse y mantener su hegemonía.

Cuando uno analiza el decurso de la sociedad capitalista, ve que en El Capital se describió, hace 150 años, cuál sería el camino del mundo. Pero Marx no creó ninguna religión, las religiones políticas, académicas y sociales reivindicando un supuesto pensamiento marxista se crearon después. Esta Cátedra estará totalmente alejada de religiones.

El pensamiento crítico, como lo vemos desde aquí, es un pensamiento que incluye la pluralidad y la diversidad. Solo desde ahí se puede pensar en reivindicar la Plurinacionalidad, la interculturalidad y el denominado Buen Vivir, sobre lo cual hay mucho para debatir. Porque también, como ocurrió con Marx, ya hay quienes quieren crear la religión de Buen Vivir. Algunos incluso creen ser dueños del Buen Vivir.

El levantamiento de junio de 1990 marcó el inicio de un nuevo momento histórico de los pueblos indígenas que pasaron a ser protagonistas de la realidad social y política del país, y fortaleció la tesis de declarar el Estado plurinacional, que también se vincula a la lucha por la tierra y a la revolución agraria.
La realidad plural del país se manifestó cuando el indígena surgió como actor importante, en la vida sociopolítica del Ecuador. La sociedad se ‘enteró’ que el ‘otro’ existía. El Estado plurinacional, que solo puede ser unitario porque es expresión de unidad en la diversidad, permite asumir definitivamente esa realidad plural que involucra además a otros pueblos olvidados como el afroecuatoriano, permitirá asumir que el ‘otro’ existe, tiene sus diferencias y sus derechos.
Ushay, en kichwa el poder, es perfeccionar las condiciones de vida, es la capacidad de desarrollarnos colectivamente, desde el aporte de los distintos espacios. El Estado plurinacional unitario permite a las nacionalidades y pueblos construir el Ushay.

El Estado plurinacional unitario asume una forma democrática de relacionamiento, y convivencia a todo nivel que se expresa en la interculturalidad. Sin Estado plurinacional, o sea sin el reconocimiento de los muchos otros que integran el país, la interculturalidad no existe no es viable. La interculturalidad es una forma democrática de relacionamiento de las culturas, es parte de es parte del proceso de liberación nacional.
Entonces es necesario profundizar teóricamente y debatir sobre el proceso de construcción del Estado Plurinacional, del desarrollo de la interculturalidad y del Buen Vivir. En ese sentido, la Cátedra también abrirá espacios desde el pensamiento crítico.

Pero volviendo a Marx. Si releemos El Capital y recurrimos a su pensamineto, ciento cincuenta años depués, veremos que la sociedad capitalista sigue reproduciéndose a si misma y también, aunque suene paradójico, autodestruyéndose a si misma.

Y asumiendo algunas reflexiones de Toni Negri, en la actualidad, el capiatlismo ha generado un imperio global que asume formas y connotaciones distintas al imperio tradicional. Se trata de una especie de coalición mundial integrada por países, grandes corporaciones, sistema financiero global, ciertas multilaterales, entidades de arbitraje internacional, y otras tantas instancias entrelazadas entre si y al servicio de un poder global sustentado por el capital. Un sistema de pensamiento único homogeneizado y hegemonizado política, económica, comercial y culturalmente. Pero los dueños del capital le hacen creer a la gente que en este sistema tendrán días de gloria

El sistema capitalista como sistema y los dueños del capital tienen la capacidad de involucrar a la sociedad en su intento de perpetuidad: se asumen leyes para fortalecer el capital, se llevan adelante acciones que consoliden el capital, se implementan modelos de desarrollo para que los dueños del capital tengan más capital, se implementan políticas que promueven el consumismo para reproducir el capital. En fin… para qué seguir.

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas dijo Carlos Marx hace un siglo y tanto… y así estamos…

Esta Cátedra intentará aportar con un pequeño grano de arena en el análisis crítico de la realidad desde distintas visiones.

Los estudios marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad tienen como objetivo promover y difundir conocimiento científico de las problemáticas y desafíos del Ecuador y América Latina a partir del método marxista, como fundamento de la teoría critica, del pensamiento crítico, y a partir de sus diferentes relecturas.

Desde esa visión, la Cátedra de Estudios Marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad, incorpora la ecología política, la economía feminista, la sociología de los movimientos sociales, la teoría crítica del derecho, el análisis crítico de la integración, los estudios sobre plurinacionalidad e interculturalidad, la economía política, los estudios sobre el Buen Vivir, la teoría de la comunicación crítica, la ética de las relaciones humanas y una serie de temáticas que aportan en la construcción de una sociedad más equitativa.

La Cátedra de Estudios Marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad desarrollará mensualmente diversas actividades académicas de vínculo con la sociedad, como seminarios, mesas redondas, talleres, debates, en los cuales participarán docentes, investigadores, luchadores sociales, escritores, cineastas, dramaturgos nacionales y extranjeros.

La mención y el recuerdo de Charles Chaplin y Bertoldt Brecht, nos sirven para reivindicar el papel de la cultura y de las expresiones culturales en el desarrollo del pensamiento crítico. Por lo tanto la Cátedra recurrirá también a las distintas expresiones culturales como parte fundamental en el desarrollo del pensamiento crítico.

Como un punto fundamental en el fomento del pensamiento critico, en noviembre el Instituto de Altos Estudios Nacionales, desde la Cátedra de Estudios Marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad, lanzará el Reconocimiento Agustín Cueva al Pensamiento Critico, que se otorgará cada año, a una persona o institución que durante su vida haya contribuido de forma significativa al desarrollo del pensamiento critico. No será un premio, será un reconocimiento. Un reconocimiento a una trayectoria. A un aporte permanente al pensamiento critico. Asumimos el nombre de Agustín Cueva por el significado que él tuvo en la reivindicación del pensamiento critico desde Ecuador y en América Latina.

* Palabras pronunciadas por el periodista y exvicecanciller ecuatoriano en la Presentación de la Cátedra de Estudios Marxistas sobre Buen Vivir, Plurinacionalidad e Interculturalidad.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*