Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio: Uruguay es hoy el país más igualitario de la región

 Pedro Brieger-NODAL

El domingo 27 de octubre Uruguay elige presidente.  El ingeniero Daniel Martínez, ex intendente de la capital, Montevideo, es el candidato de la coalición de centroizquierdista Frente Amplio para suceder al actual presidente Tabaré Vázquez, de su misma formación política.

De lograrlo, el Frente Amplio,  que gobierna el país desde 2004, se convertiría en la primera fuerza política de izquierda a nivel de América Latina y el Caribe en lograr un cuarto mandato consecutivo en las urnas con tres personas diferentes, Tabaré Vázquez, José “Pepe” Mujica y el mismo Martínez.  En esta entrevista con NODAL Martínez explica los desafíos que enfrenta el Frente Amplio de cara a las elecciones

-El Frente Amplio ya gobierna 14 años consecutivos por primera vez en la historia.  ¿Qué cambios hubo en el Uruguay con el FA en el gobierno?

-El Frente Amplio hizo transformaciones estructurales que cambiaron al país: llevamos 15 años seguidos de crecimiento de la economía, con 60% de crecimiento de los salarios por encima de la inflación y reducción de la pobreza del 40% al 9%. Demostramos que es posible crecer y repartir al mismo tiempo, lo que nos permite vivir hoy en el país más igualitario de América Latina. G

eneramos un contexto de confianza y estabilidad, que nos permitió recuperar el grado inversor y que hoy tengamos un nivel de riesgo país por debajo del promedio de los países emergentes con grado inversor, en parte gracias a que pudimos desacoplar nuestra economía de las de nuestros dos grandes vecinos.

Pero también desarrollamos otras transformaciones estructurales, como la de la salud, gracias a la cual todos los trabajadores y sus familias tienen acceso a salud de calidad; o también una transformación energética que es modelo a nivel mundial.

-¿Cómo se hace para garantizar continuidad y al mismo tiempo plantear una renovación? 

-No nos preocupa la alternancia en el poder. Lo que nos preocupa es la posibilidad de que se pierda la estabilidad que tiene el país y que mucha gente retroceda en los derechos adquiridos; que deje de crecer el salario real, que crezca mucho el desempleo, que se incremente la pobreza, que aumente la exclusión y la violencia. Me da miedo que en nuestro país la gente tenga que sufrir realidades como las que están viviendo lamentablemente hoy Argentina, Ecuador, Perú, Paraguay y ahora Chile.

Y el problema es que los principales partidos de la oposición proponen políticas muy cercanas a las que han desarrollado en los últimos años muchos de nuestros vecinos. Por ello, construyendo sobre la base que ha desarrollado el Frente Amplio durante estos 15 años, diseñamos una propuesta ambiciosa para dar un salto en calidad y de esta forma terminar de construir el Uruguay del siglo XXI.

-¿Cuáles son los principales desafíos de cara a un nuevo mandato? ¿Qué necesita hoy el Uruguay?

-Tenemos muchos asuntos aún en proceso. El más relevante tiene que ver con la seguridad y la convivencia; pero también tenemos que avanzar en la transformación de la educación, en mejorar el acceso a la vivienda y, fundamentalmente, en relanzar el empleo de calidad.

Para ello, el ambicioso programa al que hacía referencia permitirá realizar una transformación estructural de nuestro sistema productivo mediante más agregado de conocimiento y cuidado ambiental, generando nuevos de trabajo de calidad; y, por otro lado, una nueva generación de políticas públicas que permitirán disminuir los niveles de violencia y de inseguridad y avanzar hacia una sociedad con más seguridad, más convivencia y mejor desarrollo humano.

*Periodista, sociólogo, analkista internacional, directior de nodal.am

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*