Cara y sello de la economía capitalista

Sergio Rodríguez Gelfenstein | 

Dos noticias, el mismo día, una al lado de la otra, impactan por su descarnada mirada que desnuda con toda crudeza la realidad del capitalismo de hoy

Según una nota publicada por USA Today del martes 30 de junio, el promedio del Dow Jones subió 217,08 puntos, un 0,9%, para llegar hasta los 25.812,88 puntos. De esta manera en los últimos tres meses (es decir en los meses de la pandemia) aumentó un 17,8%, lo que representa su trimestre más fuerte desde 1987. 

En pocas palabras la pandemia ha hecho que la economía especulativa crezca como nunca antes en los últimos 33 años de la mano del estímulo del gobierno de Estados Unidos y la ayuda de la Reserva Federal, que ha hecho su mayor esfuerzo para que  los mercados se comenzar a recuperar del “daño” de la pandemia de coronavirus, que según la nota, sufrió “ a principios de este año, cuando se registró su peor período desde la crisis financiera del 2008.

Otros índices como, el Standard & Poor’s 500 aumentó casi un 20% en el segundo trimestre, lo que representa su mejor ganancia trimestral desde 1998. Así mismo el Nasdaq Composite recuperó el 30,6% en el segundo trimestre, su mejor período desde 1999.

En una noticia paralela se ha conocido que la fortuna del fundador y director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, ha batido un nuevo récord histórico tras alcanzar los 171.600 millones de dólares, según reveló Bloomberg el miércoles 1° de julio.

En la otra cara de la moneda está un informe del mismo día de la Organización Internacional del trabajo (OIT) que señala que “el impacto que está teniendo la pandemia de covid-19 en el mercado laboral global es peor de lo que se estimaba antes”. Según el informe en todo el mundo las horas de trabajo se han reducido en un 14% en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a una pérdida de 400 millones de empleos a tiempo completo, basados en una semana laboral de 48 horas. En el análisis anterior publicado tan solo hace un mes se estimaba que la disminución sería de 305 millones.

La revaluación de las cifras se debe al empeoramiento de la situación durante las últimas semanas. En América Latina y el Caribe, que en los tres últimos meses perdieron un 20 % de las horas o 47 millones de empleos, llegó a ser una de las regiones más afectadas.

Hasta ahí una constatación de los hechos que exponen como la verdaderamente afectada por la pandemia es la economía productiva mientras que las bolsas se siguen expandiendo de la mano de los gobiernos aliados y subordinados al capital para los que los seres humanos son solo instrumento para el incremento de la ganancia. De otro lado, están aquellos gobiernos que han hecho su mayor esfuerzo por la salvaguarda de la salud de los ciudadanos a partir de una filosofía en la que lo más preciado son los hombres y mujeres que ante todo tiene derecho a la vida y a la felicidad. 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*