Cambia el teatro de operaciones

Supuesto Negado-Editorial

Una vez culminada la visita de Bachelet y publicada la foto de Abrams con la variopinta delegación de Guaidó en Noruega, ha habido un cambio drástico del lugar donde surgirá el conflicto sobre Venezuela.

Cerrado el simulacro de la presidencia de Guaidó y de la inminente invasión norteamericana, el conflicto con Venezuela se cierra en Caracas y se abre en las fronteras de Chile, Argentina, Brasil y Colombia con Ecuador. A la crisis económica que lleva al precipicio a Venezuela desde 2013, se le suman las sanciones de Estados Unidos que ya comienzan a sentirse y han levantado y levantarán nuevas oleadas de migración hacia países que ya están “llenos” de venezolanos.

Según Piñera, se esperan cuatro millones de venezolanos en Suramérica, aparte de los cuatro que ya están. La crisis de Venezuela se está irrigando por todo el continente. Ahora son los países del Grupo de Lima quienes sufrirán también las sanciones a Venezuela que tanto pidieron. Sus fronteras se convertirán en hervideros, y en sus ciudades y pueblos se multiplicarán los problemas de “orden público”.

En definitiva, el conflicto con Venezuela ya no solo se vive en Venezuela y se extenderá durante años por naciones que impulsaron la violencia contra el país y desearon quemarlo para poder incinerar a Maduro. Vendrán años de consecuencias.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*