Argentina: última semana para armar la lista de largada electoral

Aram Aharonian y Carlos Villalba – Miradas al Sur

Entre el pasado miércoles 10 y el próximo sábado 20 de junio, el mapa electoral de la Argentina quedará trazado con líneas más firmes que las actuales. Alianzas electorales, candidaturas presidenciales, recomposición opositora y elecciones generales en Santa Fe y Río Negro, conforman un ramo muy colorido de situaciones a transitar en tan poco tiempo.

Finalmente, se inscribieron 8 alianzas, ninguna de las cuales movió el amperímetro de las novedades producidas hace ya varias semanas. El massismo creó una expectativa, la de la deserción de su jefe, que no se cumplió pero le sirvió para anunciar que se mantenía en carrera a través de “Una Nueva Alternativa”, junto al gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

El kirchnerismo seguirá expresándose a través del Frente para la Victoria; el macrismo modernizó con un “Cambiemos” el nombre de la alianza PRO-UCR-Coalición Cívica, mientras que “Progresistas” fue el título del acuerdo del GEN, PS y PSA, y Libres del Sur. Completan la lista Compromiso Federal, del senador Adolfo Rodríguez Saá, aunque sin Pino Solanas; Frente Popular, de Víctor de Gennaro; Frente de Izquierda y de los Trabajadores y la alianza MST-Nueva Izquierda.

En realidad fue la entrada, el plato fuerte será el del sábado, cuando cada sector deba inscribir sus precandidatos presidenciales, bonaerenses y de otras gobernaciones. Ahí se develarán algunas incógnitas y, salvo que se produzca algún corrimiento de Nación a Provincia, la más fuerte será la confirmación de quiénes serán los acompañantes de Daniel Scioli y Florencio Randazzo en el Frente para la Victoria, una señal inicial del camino que aspirarán a recorrer si llegan a sentarse en el sillón de Néstor y Cristina Kirchner. Otro tanto sucederá con quienes ocupen los casillero destinados a los aspirantes a las vicegobernaciones.

La otra duda a despejar es el último paso de las fichas del Frente Renovador, si el jefe de Tigre se sostiene en las PASO de su “Nueva Alternativa” o logra burlar las defensas bonaerenses del PRO, desde donde el propio Mauricio Macri escupió fuego del que quema al confirmar horas después del anuncio de Massa que “siempre tuve en claro la decisión” de no aliarse con él y afirmar que si Scioli gana las elecciones, “no va a ganar por esta decisión”, como afirman desde el FR.

Tranquilidad K. Contra cualquier especulación previa, el Frente para la Victoria alineó rápidamente sus tropas y, con algunas acusaciones fuertes, los candidatos de peso máximo que quedaron sobre el tablero transitan sus jornadas de gestión y campaña con orden. Se muestran con representantes de diferentes sectores internos, orejean las cartas de sus posibles acompañantes y, especialmente, gozan de la tranquilidad que les da el Gobierno Nacional con una situación económica bajo el pie.

Los sectores opositores son los que en realidad hilvanan las escenas más estridentes. En el podio de esas situaciones se instalaron Francisco de Narváez, confesando que él y su ex jefe (?) Sergio Massa se reunieron con Jaime Durán Barba y se enteraron de que Cristina “es imbatible” y la economía cada vez estará mejor; o Elisa Carrió, que cuestionó en ráfaga al jefe Renovador, a Margarita Stolbizer y al Papa Francisco, a quien responsabilizó de “una interferencia indeseable para muchos creyentes, a una semana del cierre electoral”, por recibir a la Presidenta de su país, la Argentina, en el Vaticano, el pasado domingo 7 de junio.

Entre vices y gobernadores. La presidenta Cristina Fernández recibió sugerencias –una mandataria no recibe presiones– para la unificación de la oferta para gobernador bonaerense, donde hoy aparecen como candidatos Aníbal Fernández, Julián Domínguez y Fernando Espinoza. ¿Habrá un outsider? Muchos especulan con la posibilidad que, de perder la preferencia presidencial, Randazzo sea el hombre. Una vez ungido el candidato, Cristina elegirá su vice. Pretendientes son los que sobran.

Los agoreros periodísticos se explayan sobre los posibles vicepresidenciables. Hay una semana para dejar de especular o para seguir ensuciando el tablero.

En un país de especuladores no podían faltar rumores sobre un acuerdo entre Mauricio Macri y Sergio Massa para que éste –que debiera ganar las PASO ante De la Sota– sea el candidato a gobernador de Buenos Aires, aun cuando el jefe de gobierno capitalino siga insistiendo con María Eugenia Vidal. Lo que imaginan en Cambiemos es que el ex intendente de Tigre retire sus pretensiones presidenciales a cambio lugares “salientes” para varios de sus referentes en las listas del espacio que integran el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Tanto voceros de Macri como de Massa negaron esa posibilidad, pero resta una semana para la inscripción de candidatos.

Para Macri, “en política, uno más uno no es igual a dos, la aritmética no funciona (…) Hay gente que se suma. La iniciativa está en la mesa y estará hasta el 20 (de junio)”, y lo que espera es incorporar a dirigentes del massismo. O sea, dejar la red para pescar las figuritas del massismo sin Massa. En la UCR y en la Coalición Cívica están en alerta y arman listas propias en capital y provincia, antes de que sea tarde.

Fuente: http://www.miradasalsur.com.ar/2015/06/14/revista/tema-de-tapa-ultima-semana-para-armar-la-lista-de-largada-electoral/

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*