La “xiplomacia” de Xi Jinping en la cumbre de Uzbekistán

97

Xinhua |

El presidente chino, Xi Jinping, asistirá entre el miércoles y el viernes a la 22ª reunión del Consejo de Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) en la ciudad uzbeka de Samarcanda, y realizará visitas de Estado a Kazajistán y Uzbekistán.

La cumbre de la OCS se lleva a cabo en un momento en que el mundo es testigo del impacto simultáneo de una pandemia sin precedentes en un siglo, una tendencia a la desglobalización y otros factores complejos, sumados a que el sistema de gobernanza económica mundial enfrenta desafíos.

El mandatario chino ha propuesto una serie de iniciativas y propuestas importantes para el desarrollo y la seguridad globales, contribuyendo con la sabiduría china y los bienes públicos para resolver los problemas apremiantes que ahora enfrenta la humanidad, lo que ha sido saludado con aplausos de la comunidad internacional, en particular de los países de la OCS.

DESARROLLO Y SEGURIDAD PARA TODOS

El desarrollo y la seguridad son preocupaciones comunes de todos los países y máximas prioridades de la gobernanza global.

En una declaración emitida por video en el debate general de la 76ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2021, Xi propuso una Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) a fin de conducir el desarrollo global hacia una nueva etapa de crecimiento equilibrado, coordinado e inclusivo que haga frente a los severos impactos de la COVID-19.

La iniciativa llama a mantener el compromiso con el desarrollo como una prioridad, con un enfoque centrado en las personas, con beneficios para todos, con el desarrollo impulsado por la innovación, con armonía entre el hombre y la naturaleza y con acciones orientadas a resultados.

En un discurso de apertura por video en la ceremonia inaugural de la Conferencia Anual del Foro de Boao para Asia 2022, celebrada en abril, Xi propuso una Iniciativa para la Seguridad Global (ISG) con el objetivo de promover la seguridad para todos a nivel mundial.

Según Sudheendra Kulkarni, expresidente del grupo de expertos indio Observer Research Foundation, el desarrollo y la seguridad son “dos caras de la misma moneda y ambas son indivisibles”.

“Ningún país puede lograr la seguridad si otros países son inseguros, y ningún país puede lograr el desarrollo si el desarrollo de otros países está en peligro. Debemos considerar la seguridad y el desarrollo en un contexto global”, dijo Kulkarni.

La IDG ayudará a acelerar la implementación de la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible, sostuvo a su vez Rosalia Varfalovskaya, investigadora líder de la Academia de Ciencias de Rusia.

“La apertura y la cooperación entre los países son la clave para la recuperación económica en la era pospandémica”, declaró la investigadora.

PROMOVER EL DESARROLLO COMÚN

El mundo está actualmente viviendo situaciones sin precedentes, como cambios drásticos y la pandemia de la COVID-19, mientras que la economía global aún confronta significativos desafíos en su camino hacia la recuperación.

A pesar de estos importantes reveses en el desarrollo global, China siempre ha sido un constructor de la paz mundial, un contribuyente al desarrollo global, un defensor del orden internacional y un proveedor de bienes públicos.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta, propuesta por Xi hace nueve años, se ha convertido en el bien público más popular del mundo. Además, China no ha escatimado esfuerzos para proporcionar vacunas contra la COVID-19 a la mayor cantidad posible de personas en el mundo.

Las iniciativas de desarrollo propuestas por China ejemplifican una comprensión correcta sobre los problemas mundiales, así como un enfoque en el progreso colectivo, dijo Farhad Javanbakht Kheirabadi, académico en la Universidad Shahid Beheshti en Irán.

En cuanto a una mayor cooperación de la OCS junto con la Iniciativa de la Franja y la Ruta, Xi dijo, al dirigirse a la 21ª reunión del Consejo de Jefes de Estado de la OCS en septiembre de 2021, que “la cooperación en la Franja y la Ruta ofrece una plataforma importante para promover el desarrollo común para todos”.

(Xinhua/Yin Bogu)

“Necesitamos fortalecer la complementariedad entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta y las estrategias de desarrollo de los países de la OCS y las iniciativas de cooperación regional como la Unión Económica Euroasiática. Debemos mantener las cadenas industriales y de suministro funcionando fluidamente, promover la integración económica y el desarrollo interconectado de todos los países y ofrecer beneficios compartidos para todos”, dijo Xi.

Los índices de desarrollo humano en todo el mundo han caído en las últimas décadas, y “solo mediante la combinación de oportunidades tecnológicas y de recursos entre los países pueden elevarse”, resaltó la experta rusa Varfalovskaya.

Muhammadjon Obidov, presidente de la sucursal de Fergana de la Unión de Periodistas de Uzbekistán, enfatizó el hecho de que en su lucha contra la pandemia de la COVID-19, “China no se olvidó de cuidar a otros países”.

“Uzbekistán también obtuvo vacunas de China. Muchos uzbekos las recibieron y, como resultado, quedaron protegidos contra las infecciones y enfermedades graves”, exclamó.

FUTURO COMPARTIDO DE LA HUMANIDAD

Xi ha estado pidiendo durante mucho tiempo la construcción de una comunidad de futuro compartido. Al dirigirse a la 21ª reunión del Consejo de Jefes de Estado de la OCS, el mandatario chino presentó cinco propuestas sobre la construcción de “una comunidad de la OCS de futuro compartido más estrecha”.

Los países de la OCS, dijo, deben seguir el camino de mejorar la solidaridad y la cooperación, defender la seguridad común, promover la apertura y la integración, impulsar las interacciones y el aprendizaje mutuo y defender la equidad y la justicia.

A lo largo de los años, Xi ha desarrollado su visión sobre la cooperación de la OCS, inspirando al bloque a convertirse en un modelo en la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales y un contribuyente a la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad.

Por ejemplo, al asistir a la 20ª cumbre de la OCS en 2020 de forma virtual, Xi expuso la visión de construir una comunidad de la OCS de futuro compartido, presentando “una comunidad de salud para todos nosotros”, “una comunidad de seguridad para todos nosotros”, “una comunidad de desarrollo para todos nosotros” y “una comunidad de intercambios culturales para todos nosotros”.

En sus entrevistas con Xinhua, muchos expertos elogiaron el compromiso de China en busca de un desarrollo común global.

Las propuestas chinas atestiguan la preferencia del liderazgo chino por la coexistencia pacífica con todos los Estados, sin considerar sus sistemas sociales, y demuestran el compromiso de China de mantener la cooperación con otros para el desarrollo común, dijo Obidov.

Al defender la confianza y el beneficio mutuos, la igualdad, la consulta, el respeto por la diversidad de civilizaciones y la búsqueda del desarrollo común, el Espíritu de Shanghai ha sustentado en los últimos años el desarrollo de la OCS y representa la tendencia en las relaciones internacionales contemporáneas.

“Todos los Estados (miembros), más allá de si son pequeños o grandes, tienen voto. La OCS no tiene ningún sistema jerárquico, y la toma de decisiones se basa en el consenso”, dijo Gulru Gezer, asesora de política exterior y exdiplomática de Turquía.

Los Estados miembros han logrado cooperar con éxito y generar respeto mutuo y seguridad dentro del marco de la OCS, agregó.