Exigen elecciones y después se abstienen de participar

95

Victoria Korn|

Dirigentes de la oposición venezolana afirmaron que preparan la creación de un frente amplio que no solo incluya partidos, sino que sume también a otras organizaciones sociales, con el fin de rescatar la vía electoral, después de anunciar que no participarán en los comicios del 22 de abril, ante un presidente Nicolás Maduro que buscará la reelección.

El retiro de la elecciones, impulsada por cuatro de los partidos mayoritarios de la oposición, se dio luego que por presiones de Estados Unidos y la OEA, la oposición se abstuviera sorpresivamente de firmar un acuerdo alcanzado con el gobierno en Santo Domingo. La única explicación, según el dirigente juvenil Wilmer Soto, es que no está interesada en las formas democráticas, sino en seguir apostando a la desestabilizción y una eventual intervención extranjera.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) -en desbandada tras transitar de fracaso en fracaso- comenzará reuniones para debatir una nueva organización que no esté reservada solo para los partidos políticos, sino que incluya a otras organizaciones sociales. La oposición había anunciado  principions de semana que no participará en la cita de abril excusándose en la falta de garantías de equidad y transparencia electoral, a lo que Maduro replicó con una polémica propuesta de adelantar los comicios legislativos de 2020 y juntarlas con las presidenciales.

El adelanto de las legislativas, que seguramente será aceptado por la Asamblea Constituyente, de mayoría chavista, parece ser el decisivo golpe del oficialismo contra la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), controlada por una mayoría opositora.

En tanto la decisión de retiro de las presidenciales por parte de la MUD fue impulsada por cuatro de los partidos más grandes, pero el dirigente Henri Falcón, cuyo partido Avanzada Progresista es parte de la coalición, aseguró que inscribirá su candidatura a las presidenciales.“Nicolás (Maduro) te voy a derrotar con todo y tus trampas’’, escribió Falcón ayer en su cuenta de Twitter.

Luis Vicente León, director de Datanálisis y guionista de la oposición, no descarta que Falcón consiga ciertas garantías para competir. “Al gobierno le interesa la participación de un opositor. Con la oposición fracturada, puede ceder en cambios, pues su riesgo es controlado’’, apuntó. Para el politólogo Nicmer Evans, disidente del chavismo y fuerte crítico de Maduro, dijo que las participaciones de Falcón y del pastor evangélico Javier Bertucci en los comicios presidenciales del 22 de abril le servirán al gobierno para legitimar el proceso. “Le permitiría encontrar una excusa internacional para justificar su elección’’, sostuvo.

Mientras tanto el resto de la oposición está discutiendo una nueva forma de organización, a fin de superar la idea de que el retiro de las elecciones significa desmovilización y abstención. El asesor político y portavoz de la MUD, Angel Oropeza, informó que  “No se trata solamente de decir yo no juego en esto. No se trata de no jugar, se trata de jugar distinto. Entonces, lo que estamos diciendo es: convocamos al país para iniciar el día de hoy una campaña para que haya en Venezuela elecciones de verdad”, señaló.

La oposición tiene el gran reto de reanimar a sus seguidores, decepcionados tras más de cuatro meses de duras protestas que dejaron unos 120 muertos en 2017, y consecutivas derrota electorales, sin lograr su objetivo de sacar a Maduro del poder. “La postura oficial de la mesa no es la de no participar, sino hacerlo de manera distinta. La labor nuestra en este momento es organizar a la gente”, recalcó Oropeza.

Asimismo, el dirigente Juan Pablo Guanipa, del partido Primero Justicia, dijo que “una de las cosas fundamentales en este momento tan dramático que vive el país es que logremos tomar decisiones en conjunto. Yo diría que eso está logrado en un amplio espectro, porque ayer la mayoría de los partidos políticos hizo un anuncio de no participar en estas condiciones”, indicó.

No es nuevo que la variopinta coalición opositora decida no asistir: en tres oportunidades anteriores se ha retirado (parlamentarias de 2005, la elección de la Asamblea Nacional Constituyente de 2017 y las municipales en diciembre del año pasado).

El miércoles 21 de febrero la coalición  efectuó su anuncio de abstención a las elecciones presidenciales previstas y si bien considera necesario un cambio de régimen “lo antes posible”, para esos efectos no existen supuestamente condiciones electorales. El mismo argumento utilizado el último día en Santo Domingo para torpedear el di´logo, lo que se asemeja m´s un acto de propaganda política, meramente comunicacional, para intentar resarcir el profundo daño que sobre sus seguidores ha hecho la sostenida campaña de desconfianza ante el ente electoral y, sobretodo por la inexistencia de un liderazgo sólido que la cohesione y genere confianza. O sea, la oposición no tiene un candidato que pueda dar la pelea.

En palabras del mediador presidente dominicano Danilo Medina, la MUD ya había pactado con el gobierno la realización de las elecciones el 22 de abril. Ahora declaró en su documento de este 21 de febrero que apostaba por elecciones en el segundo semestre de este año. Y demanda la sustitución de rectorías en el Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacerlo más “equilibrado”, lo que también ya se había pre-acordado, pero no fue firmado por la MUD.

Las condiciones que buscan imponer, desde una agenda política mediática y bajo severas condiciones de tutelaje por instancias extranjeras, servirían para restablecer su imagen política de fuerza, de que lograron“torcerle el brazo” al oficialismo, aunque éste ceda en demandas que ya estaban preacordadas en República Dominicana.

Aquí cobra fuerza la cuestión de la imagen política, señala la Misión Verdad. Para la MUD es relevante que desde su arena (medios, presión extranjera y vocerías políticas) consagre concesiones electorales, en lugar de hacerlo desde la posición “domesticada” que presentó en República Dominicana. En estas instancias intentan restablecer un vínculo roto con sus seguidores, pues gran parte de estos consideran que la MUD se ha sometido a los designios del chavismo por sólo hacer lo que los políticos deben hacer, que es dialogar.

Ya Hebry Ramos, Henri Falcón, Claudio Fermín, y hasta el empresario Lorenzo Mendoza habían lanzado sus candidaturas por la oposición. Yo quiero ser presidente, pero papá no me deja, señala un viñeta. Cada vez m´s las presiones externas desorientan a  la propia oposición.