El centro se funde en Colombia y deja todo servido a la polarización

115

Camilo Rengifo Marín|

Hace exactamente tres meses nació la Coalición Centro Esperanza (CCE), calificado como un intento desde el establishmet para impedir la polarización entre la derecha uribista del llamado Equipo por Colombia y la centroizquierda del Pacto Histórico que postula a Gustavo Petro a la presidencia, candidato que pese a todas las zancadillas, sigue punteando holgadamente las preferencias de la ciudadanía

El pasado 28 de noviembre, luego de una reunión entre varios políticos que proponían una opción centrista, nació una alianza que desde el primer momento presentó complejidades. No por nada, la alianza se afianzó luego de varias horas de “cónclave” en el que quedaron consignados los lineamientos de la tercera coalición que compite en la carrera presidencial. El candidato se elegirá en las internas a realizarse el 13 de marzo.Elecciones Colombia: Las coaliciones definen el camino a la presidencia de Colombia | Internacional | EL PAÍS

Colombia vive una grave crisis económica, financiera, política, de seguridad y alimentaria. Apenas poco más del 20 por ciento de la ciudadanía respalda al presidente ultraderechista Iván Duque, quien aumentó la deuda pública de 116 mil millones de dólares en 2018 a 180 mil millones de dólares a inicios de 2022, meses antes de abandonar la presidencia.

Según el senador centroizquierdista Gustavo Bolívar esta situación expresa que el país está en quiebra y que será el próximo gobierno el que tenga que desembolsar 400 mil dólares para el pago de los intereses o se enfrentaría a un aumento de los intereses y una caída en la calificación, haciendo más difíciles las posibilidades de nuevos créditos.

Esta denuncia equivale a que el próximo gobierno tendría que agilizar la puesta en marcha de una reforma tributaria en la que se eliminen las exenciones que el gobierno concedió a grandes empresas a cambio de deuda pública, para financiar el gasto social que podría ser más alto que el actual. Además, se haría necesario una reestructuración del gasto para poder sostener las inversiones más importantes.

Aunque lo CCE intentó por todas las vías demostrar la unión al interior de la coalición, en apenas tres meses han sido más mencionadas y publicitadas las controversias y episodios de disgusto entre sus integrantes, que las casi inexistentes propuestas y avances en su idea de hacerle frente a las otras dos alianzas, mucho más consolidadas que la Centro Esperanza.

Fractura en la Coalición de la Esperanza? la carta de Jorge RobledoEl senador Jorge Robledo y Alejandro Gaviria protagonizan la más reciente controversia al interior de la alianza de centro.  Gaviria fue el último en integrarse. Antes de eso, la alianza era conocida como Coalición de la Esperanza y estaba compuesta por Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Ingrid Betancourt, Carlos Amaya, Humberto de la Calle, Berenice Bedoya, Juan Fernando Cristo, entre otros.

Gaviria ha debido aclarar sobre los apoyos que viene recibiendo por parte de algunos políticos de partidos tradicionales, lo que enfureció a la entonces vocera de la coalición,  Ingrid Betancourt, quien se lanzó como candidata independiente por su partido Verde Oxígeno tras denunciar que la alianza se estaba viciando con la llegada de las maquinarias que apoyan a Gaviria.

“Nosotros siempre establecimos que no nos uniríamos con las fuerzas que eligieron a Iván Duque y han respaldado a su gobierno”, señaló Robledo. “Si me van a decir con quién puedo hablar, estamos jodidos”, expresó Gaviria.

La idea de Gaviria al llegar a la coalición era asumir dos responsabilidades: conseguir las firmas necesarias para avalar su posición y unir el centro. “Si llegan separados básicamente nada va a pasar y nadie del centro político va a poder llegar a la segunda vuelta y por eso surgió esta idea de la Coalición Centro Esperanza, donde hay varias visiones distintas del centro”, dijo.

Crisis en la Coalición Centro Esperanza tras llegada de Íngrid Betancourt? | Política | BluRadioPero los tropiezos siguieron. Primero fue una declaración de Ingrid Betancourt, en la que invita a no apoyar la coalición de centro, señalando que algunos integrantes “están secuestrados” y luego un evento de Jorge Rey, exgobernador de Cundinamarca, dispuesto a apoyar su candidatura porque estaba de acuerdo con sus postulados.

La seguidilla de desavenencias entre los políticos del centro amenaza con profundizar aún más la idea de que la elección presidencial estará, de nuevo, entre la izquierda y la derecha..

Saliendo al paso de las recientes discusiones, el director de la coalición, Juan Fernando Cristo, destacó que todo se debe a que hay mucha competencia y se mostró confiado en los resultados del próximo 13 de marzo. “Hace apenas dos meses pronosticaban la derrota de la Coalición de la Esperanza porque no emocionaba a la gente. Ahora los mismos pronostican su fracaso porque dejó de ser aburrida y hay muchas diferencias y competencia. Amanecerá y veremos”, publicó el exministro del Interior en sus redes sociales. ¿Amanecerá?

* Economista y docente universitario colombiano, analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)