Colombia vibra

44

 Pedro Brieger-NODAL|

Desde el 28 de abril Colombia vibra. Lo que comenzó con un paro y movilización contra una reforma tributaria impulsada por el gobierno se convirtió en una marea de protesta sin contención. Colombia vibra con alegría al compás de la cumbia y el baile en las manifestaciones. Miles de personas están en las calles a pesar de la pandemia en un país de 50 millones de habitantes con más de 75 mil muertes por el Covid19 y que ha recibido apenas 5 millones de vacunas.

Pero también vibra con tristeza al compás de la represión que se vive intensamente cuando los policías salen con sus motos a cazar manifestantes durante las noches. Las muertes y las desapariciones son documentadas por diversos organismos de derechos humanos que las actualizan día a día. Ante las denuncias del gobierno de que las movilizaciones son violentas están las grabaciones caseras para mostrar que -salvo contadas excepciones- son pacíficas y alegres, desmintiendo la propaganda oficial y desnudando la cruda realidad. “Nos están matando” les gritó a las cámaras el joven Lucas Villa en la ciudad de Pereira durante la jornada de protesta el 4 de mayo. A la noche fue baleado. Un caso entre tantos.https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2021/05/colombia-paro-nacional.jpg

A diferencia de años anteriores cuando los movimientos guerrilleros eran muy activos, al gobierno se le dificulta asociar las innumerables manifestaciones pacíficas con la violencia guerrillera. Durante décadas los movimientos sociales y progresistas estuvieron contenidos por la existencia de las guerrillas que le servían como excusa a los diferentes gobiernos para demonizar cualquier reclamo.

Pero la firma de los Acuerdos de Paz entre el presidente Juan Manuel Santos y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en 2016 cambiaron el panorama. En Colombia existe una sociedad civil vibrante que ha salido a las calles sin miedo a que la estigmaticen. El gobierno de Sebastián Piñera en Chile minimizó las protestas de octubre 2019 y no pudo comprender que el estallido social tenía razones más profundas que el reclamo por el aumento del subte. ¿Entenderá Duque que la masividad de la protesta excede la reforma tributaria? Por ahora parece que no. O tal vez sí, porque la vibración es tan profunda que responde reprimiendo para mantenerse en el poder a cualquier costo.

*Sociólogo y analista internacional, director de Nodal.am, colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)


You might also like