Buena nueva en Argentina: el gobierno vetó la base militar en Chaco

23

JUAN GUAHÁN| Esta vez las cosas no le salieron bien al Comando Sur. Cuando estaban festejando por la posibilidad de instalar una base militar en el propio aeropuerto de Resistencia, recibieron la novedad que ese proyecto no se podría realizar.  El gobernador, Jorge Capitanich, lo había aprobado, en el marco del “Programa de Fortalecimiento del Sistema Provincial de Emergencias”, firmado –año 2006- por el Ministerio del Interior y la Embajada norteamericana.

Question Latinoamérica

La inauguración de un Centro de Asistencia Humanitaria -cobertura que el Pentágono le había dado- se iba a realizar a fines del mes pasado. Pero… no pudo ser. El 2 de abril y el 25 de mayo, dos gigantescas movilizaciones populares, realizadas en Resistencia, hicieron ver al gobierno el costo político que pagaría por ese “desliz”. Éste además contrariaba las políticas seguidas dentro del MERCOSUR, UNASUR y CELAC, dejando al país en una incómoda situación. Cancillería y Ministerio de Defensa no permitieron que una Base del Comando Sur norteamericano se instalara en nuestro país.

El gobierno nacional vetó el ingreso de los equipos tecnológicos (computadoras, radares, sistemas operativos) que serían utilizados. Ahora se estudia el modo de devolver los 3 millones de dólares invertidos en la construcción edilicia. Enhorabuena Capitanich dio una voltereta en el aire y envío un proyecto de Ley por la que se prohibiría cualquier colaboración con el Comando Sur y la instalación de fuerzas extranjeras en territorio provincial. El hecho de haber desbaratado este intento no puede hacer olvidar la pretensión estadounidense de instalar bases militares en la región. Su destino -además de “rodear” a Brasil- es asegurarse el control de recursos estratégicos, en este caso el Acuífero Guaraní, que comparte nuestro país con Brasil, Paraguay y Uruguay. Este tema explica el interés y las denuncias norteamericanas sobre “actividades terroristas” en la triple frontera.

La resistencia de Loncofué

Este pueblo neuquino, con apenas 7 mil habitantes, ya está en la historia de las luchas populares de los argentinos. De este modo se reitera lo ocurrido en Esquel (Chubut) hace 9 años. Allí también una consulta popular impidió ejecutar un mega proyecto aurífero. En este caso se trató de un referéndum de cumplimiento obligatorio, vinculante, según lo resolviera el Tribunal Superior de la Justicia Provincial. Desde el 2008 una empresa China y la provincial de minería estaban creando las condiciones para explotar cobre, a cielo abierto. Grupos de vecinos se opusieron a ese tipo de explotación y el domingo pasado se votó. Había más de 3600 empadronados. Según la resolución judicial se requería que más del 50% de los votos fuera por la prohibición de ese tipo de actividad y que votara más de la mitad del padrón. La participación superó el 72% y el voto por el SÍ -a la prohibición- alcanzó el 82%. El gobierno provincial presionó, sin éxito, para frenar la consulta. El oficialismo del Movimiento Popular Neuquino (MPN) ordenó a sus simpatizantes no ir a votar. Formas de participación más democráticas se están abriendo paso.

Los trenes y el nuevo ministerio de Transporte

Con las indagatorias a los hermanos Cirigliano y otros directivos de “TBA”, vinculados a lo ocurrido en Plaza Once, en el mes de febrero, este juicio parece avanzar. Es importante la prisión ordenada sobre algunos de ellos. Llama la atención que dicha medida se esté tomando por “obstrucción a la justicia” y no por su responsabilidad objetiva en aquellos hechos. De todas maneras es un paso adelante. Es de esperar que estas medidas sirvan para avanzar en la investigación y que no se limiten a una cuestión procesal, sin sancionar las responsabilidades de fondo, que muy probablemente también alcanzarían a funcionarios estatales.

La Presidenta tomó una medida que aparentemente solo afecta al organigrama del gobierno. Se trata de pasar la Secretaría de Transporte al ámbito del Ministerio del Interior, a partir de ahora Ministerio del Interior y Transporte. Esta medida, que le da mayor peso a Florencio Randazzo, supone la ratificación sobre el declive de Julio de Vido como el superministro, que supo ser en los tiempos de Néstor Kirchner. De Vido fue el ejecutor de la política de transferencia de ingresos a los sectores del empresariado nacional amigos del gobierno. La caída de Eskenazzi (YPF) y ahora Cirigliano (TBA)  simbolizan el agotamiento de aquella política. Además Randazzo recibió públicas instrucciones de constituir, con la Provincia de Buenos Aires (Daniel Scioli) y la Ciudad de Buenos Aires (Mauricio Macri), un ente que maneje el tema del transporte del área en su conjunto. Una medida altamente positiva. Si tenemos en cuenta que la mayor parte de los subsidios nacionales van a ese sector es fácil concluir que será pretensión del gobierno nacional que, provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires, asuman su cuota de responsabilidad y parte de esos costos.