Luis Britto García |

1. Muchos se preguntarán qué hace una fracción de empresarios en una Constituyente socialista. Respuesta: promover una Ley de Promoción y Protección de Inversiones, en lugar de una Ley de Promoción y Protección de los ciudadanos contra las Inversiones. Dicha Ley es el primer paso para sancionar Tratados de Promoción y Protección de Inversiones. Es procedente que quienes votamos por la Constituyente sepamos de qué se trata.

2.- ¿Qué es un Tratado de Promoción y Protección de Inversiones? En el IV Encuentro Hemisférico de lucha contra el Alca, Atilio Borón explicó que Estados Unidos ha promovido 90 acuerdos de tal índole para:

1)Garantizar que los inversionistasResultado de imagen para promocion y proteccion de inversiones foráneos sean tratados igual que los nacionales
2)Extender el trato que se da a la nación más favorecida en dichos acuerdos a todos los inversionistas extranjeros
3)Garantizar a los inversionistas extranjeros inmunidad contra nuevas leyes que afecten sus intereses, tales como aumentos de impuestos
4)Obligar a los gobiernos locales a indemnizar a los inversionistas extranjeros por cualquier evento que disminuya sus ganancias
5) Prohibir a los gobiernos políticas de “compre nacional”, protección a productores vernáculos, incentivos a la exportación o exigencia de uso de insumos del país
6)Someter a gobiernos y nacionales a tribunales o árbitros extranjeros, tales como el Ciadi y el Tribunal Internacional para Arreglos de Diferencias entre Inversionistas, que invariablemente fallan a favor de las transnacionales, con lo cual desaparecen la legislación y la jurisdicción nacionales. En resumen, el objetivo tanto de tratados como de Leyes de Promoción y Promoción de Inversiones (extranjeras) es impedir que podamos proteger industrias y recursos (nacionales).

 

3.- Por el contrario, en las Ideas fundamentales para la Constitución Bolivariana de la V República, dirigidas por el comandante Hugo Chávez a la soberanísima Asamblea Nacional Constituyente en septiembre de 1999, el presidente proponía: “La República se reserva el derecho de defender las actividades económicas de su empresa nacional”. En consonancia, el artículo 301 de la Constitución estatuye que “el Estado se reserva el uso de la política comercial para defender las actividades económicas de las empresas nacionales públicas y privadas. No se podrá otorgar a personas, empresas u organismos extranjeros regímenes más beneficiosos que los establecidos para los nacionales”.

4.- Una Ley de Promoción y Protección de Inversiones tiene por objeto todo lo contrario: se propone las mismas metas que denuncia Atilio Borón para los tratados sobre la materia: prohibición de proteger la industria nacional, inmunidad contra nuevas leyes contrarias a sus intereses, indemnización ilimitada contra pérdidas, adjudicada por cortes extranjeras. Ni más ni menos que el plan del Alca y de Donald Trump. Todo lo que puede aniquilar nuestra producción y nuestra soberanía. Propósitos que no tienen cabida ni en una nueva Ley ni en la Constitución venidera.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*