Oposición pretende instaurar Estado paralelo para avanzar en plan golpista / Nuevo nivel de conflicto

AVN |

La activación de un Estado paralelo para una supuesta transición en Venezuela, mediante un proceso que desconoce los dictámenes de los Poderes Públicos, signa la nueva fase del plan golpista que agentes de la oposición en Venezuela ejecutan desde abril pasado.

En un actividad celebrada en el Teatro Chacao, integrantes de la llamada Mesa de la Unidad (MUD) indicaron este lunes que pretenden frenar el desarrollo de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con acciones destinadas a desconocer al presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, así como la creación de un nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Fiscalía General y Consejo Nacional Electoral (CNE), aun cuando sus directivos no han culminado su período de gestión.

Al respecto, Julio Borges, electo presidente de la Asamblea Nacional (AN) en medio del desacatado en que se encuentra el Poder Legislativo, anunció que este 16 de julio la MUD realizará un proceso consultivo sin autorización del CNE sobre la convocatoria a la ANC.

La consulta —que busca desconocer la facultad del jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, para convocar a la instancia del Poder Originario, que puede activarse sin necesidad de referendo— persigue también darle validez en el escenario internacional a los planes de remover a los Poderes Públicos, bajo la excusa de que se encuentran “al margen de la Constitución“.

En ese sentido, Borges precisó que ese mismo día se iniciará la denominada “Hora 0“, que se traduce en la “activación de una fase superior de lucha” en las calles, como llaman a la agenda de acciones que ha dejado decenas de personas fallecidas, más de 1.400 heridos, así como innumerables pérdidas materiales.

María Corina Machado, dirigente de Vente Venezuela, dijo que el proceso consultivo, no contemplado en las leyes venezolanas, se realizará en 1.600 puntos del país.“Esa es la Hora 0“, que a partir del 16 de julio “adquiere otro nivel, adquiere otra fuerza”, expresó.

Derecha parlamentaria insiste en procedimiento nulo

Más temprano, diputados de la MUD ante la Asamblea Nacional (AN) —cuyas acciones no tienen efecto por incumplir decisiones judiciales— ratificaron este lunes a Rafael González como vicefiscal de la República, a pesar de una decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que indica que tal procedimiento es nulo.

El Parlamento abordó la designación, impugnada por abogados ante el Poder Judicial, por petición de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, quien este lunes difundió un mensaje en el que se adhiere al discurso de agentes de oposición que, apelando a la Constitución, insisten en invocar el desconocimiento del ordenamiento jurídico venezolano.

—-

CR Bolívar Zamora: Comenzó un nuevo nivel del conflicto ¿qué hacer?

CRBZ | El conflicto en Venezuela ha ingresado a un nuevo nivel. No porque lo quiso la revolución, sino porque el plan de Golpe de Estado en marcha así lo impuso luego de dos meses de intentos sin los resultados esperados. ¿Quiénes dirigen el plan? El Departamento de Estado norteamericano, el Comando Sur, la derecha económica y política venezolana. En ese orden. La orden y la estrategia vienen desde fuera.

Hasta la fecha hemos visto el despliegue de las diferentes armas golpistas: comunicacional, psicológica, internacional, económica, institucional, y violenta. Han ensayado y avanzado en cada una de esas, como parte de la guerra de cuarta generación, que es la combinación de todas las formas de guerra. Su mayor avance ha residido en la dimensión simbológica, el ámbito de los sentidos. Su debilidad central sigue siendo la misma que al inicio: la falta de apoyo popular en las calles, la fuerza en el terreno.

Trabajan sobre cada uno de los frentes. Donde hoy más intentan golpear es sobre el institucional, apostando a que sucedan quiebres en ese ámbito para debilitar al bloque chavista y avanzar en su línea de constitución de nuevas instituciones para agudizar la crisis. En cuanto a la falta de apoyo popular y la calle han optado por varias tácticas a la vez. Una de ellas es presionar sobre la economía para alzar los precios, desabastecer, y atacar puntos de abastecimiento y transporte de alimentos, para de esta manera profundizar el escenario de dificultad económica de la gente humilde para empujarla a saquear. Otra ha sido la de desplegar en la calle sus grupos de choque para de esta manera poder asediar ciudades enteras durante varios días, dejando tras de su paso muertes, destrozos, saqueos, incendios, terror, imágenes que golpean el tejido social. Esto sucedió la semana pasada en Aragua y Barquisimeto, antes en lugares como Barinas, Socopó, San Cristóbal.

La radicalidad de la guerra planteada por la derecha se explica por la decisión norteamericana, y el carácter de clase del conflicto. Buscan recuperar el control político, y matar un proyecto histórico que es la revolución bolivariana, que nosotros, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (Crbz) junto a muchos otros hemos decidido construir y defender.

Ante ese escenario se hacen imprescindibles varias cosas. Una de ellas es mantener la unidad del chavismo. Otra es la de defender la revolución no solamente desde el Estado, sino también desde el protagonismo popular, con la gente involucrada en la protección organizada de las instituciones, los territorios, los hospitales, centros de alimentos. Que médicos, trabajadores, comuneros, vecinos, cuiden sus espacios para que la derecha no los incendie y destroce. Esto ya se ha puesto en marcha en algunos puntos del país, significa el ejercicio de la democracia participativa para resguardar tantos años de conquista.

El otro gran objetivo del chavismo debe ser llegar al 30 de julio habiendo puesto en marcha un proceso de participación y debate alrededor de la Asamblea Nacional Constituyente. Esto también es imprescindible, debemos activar asambleas en los territorios, recrear la política desde las bases, escuchar las críticas, construir espacios de intercambio que no sean solamente para aplaudir dirigentes y repetir lo mismo. Ese ejercicio puede permitirnos convocar a las mayorías a votar el 30 de julio y además a tener mejores condiciones para enfrentar los siguientes pasos.

Por último, es necesario aportar respuestas urgentes a las demandas materiales de la gente: gas, estabilización de precios, abastecimiento, fármacos. No hacerlo desde una mirada electoral, sino desde la imperiosa necesidad de responder a necesidades que se multiplican en los territorios y son caldo de cultivo para el descontento, la abstención y la despolitización.

Estamos en un mes decisivo. La derecha, por órdenes de los Estados Unidos, hará todo lo posible para intentar su “asalto final”. La revolución tiene fuerzas para resistir y seguir avanzando. Es necesario utilizar todas esas fuerzas, en particular la del protagonismo de la gente.

*Dirección Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*