Nicaragua: el sandinismo está vivo

YADER PRADO REYES | La victoria electoral que ratificó el buen gobierno del presidente Daniel Ortega Saavedra, para que continúe desarrollando a Nicaragua en los próximos 5 años, es una muestra del cambio de los patrones culturales en los nicaragüenses, quienes ahora tienen más conciencia basada en las realidades y en la atención que el gobierno sandinista le da al ser humano, comentaron analistas.

Yader Prado Reyes – La 19

Tanto el profesor Tomás Valdez, como el analista político William Grigsby, coincidieron en asegurar que el cambio cultural ocurrió en una sociedad nicaragüense que hasta ahora estaba dividida entre los “anti y los pro” sandinistas.

Sin embargo, para Grigsby se acabó la era del anti sandinismo y manifestó que esto se venía advirtiendo, “pero las fuerzas políticas de la oposición nunca quisieron asumir que esto era una realidad y siempre apostaban a que el germen duro del anti sandinismo era capaz de expandirse como había ocurrido en los últimos 20 años” explicó.

“No supieron apreciar el cambio cultural en la sociedad nicaragüense y ahí está: el resultado es catastrófico para ellos” indicó Grigsby.

Manifestó que el acoso constante al gobierno del presidente Daniel Ortega no les sirvió de mucho tampoco.

Criticaron cada programa, cada proyecto, sin embargo los opositores no pensaron que detrás de cada programa, “de cada hoja de zinc (Plan Techo) y de cada chancho (Bono Productivo Alimentario) hay una familia que piensa y que siente y hay otras más que ven que con eso progresan,  entonces hay otras más que aspiran también a progresar”.

Sin embargo, sin menospreciar la victoria arrolladora, el analista indicó que el  principal logro del presidente Daniel Ortega, en estos 5 años, fue haber vuelto al poder.

Porque “sin el poder el Frente Sandinista no hubiese vuelto a ser hegemónico como ha demostrado a serlo ahora en la sociedad nicaragüense” ya que fue a partir del poder que se pudo hacer y demostrar “que los sandinistas somos capaces de resolver los problemas de la gente, pero no lo podías demostrar si no estabas en el poder” apreció Grigsby.

Así mismo consideró que el nuevo triunfo electoral “es una lección para los sandinistas de toda la vida, para no ser sectarios, ahí está la prueba, aquí no hay que medirte por el pasado, aquí no es el pasado, aquí es lo que estás haciendo hoy y lo que estás haciendo con otros para mañana”.

FSLN consolida poder en Asamblea Nacional

La victoria presidencial del comandante Daniel Ortega también le ha dado una amplia ventaja en la Asamblea Nacional.

Al respecto “los partidos de oposición tenían la esperanza de que haya un voto cruzado, de que no le dieran todo el poder al comandante Daniel ni al Frente Sandinista” comentó Tomás Valdez, pero señaló que viendo todos los resultados el partido Sandinista obtuvo mayoría de votos en todos los departamentos del país.

Según Valdez el pueblo comprendió que solo haciendo leyes en su beneficio es que los nicaragüenses podemos avanzar, por lo tanto consideró que “el triunfo es rotundo, porque también la Asamblea va a tener la representación del pueblo”.

Por su parte Grigsby precisó que la nueva Asamblea tendría una bancada Sandinista de 59 diputados y dijo que para el gobierno “es un desafío enorme, como haces para no decepcionar a la gente, la única manera es haciendo mejor lo que hemos hecho hasta ahora” argumentó Grigsby.

“Es muy importante que los sandinistas asumamos que no le podemos fallar a la gente, que estamos comprometidos dos veces más ahora para no fallar a la gente y que cada vez que hagamos una acción,  nos acordemos de tanta gente que votó por Daniel y por el Frente” indicó.

El analista también manifestó que esta victoria  también le pertenece a la oposición, “porque la oposición  también gana con que el Frente Sandinista haya ganado, porque nosotros hacemos un país mejor y la oposición vive en ese país mejor; ellos van a  resultar beneficiados con que Daniel haya ganado” reiteró Grigsby.

Tejido organizativo del Frente Sandinista es una realidad política

El resultado de las elecciones demuestra que “el sandinismo está vivo en toda Nicaragua, pero no se había convertido en una realidad política estructural y eso ya se logró en esta campaña” afirmó Grigsby.

Según el analista, ese fue uno de los factores que inclinaron la balanza a favor del Frente Sandinista en este proceso electoral, no obstante indicó que el error de la oposición de llamar a la violencia y querer manipular a los nicaragüenses, es otro de los factores que dieron una amplia ventaja al candidato del Frente Sandinista.

Al final Grigsby indicó que los nicaragüenses, más del 64% validaron el modelo de la gran alianza el cual fue ratificado en el sentido político y social.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*